En El País

Se pinta de verde campo oaxaqueño con siembra de marihuana para uso medicinal

Fotografía: Diana Manzo / Istmo Press

Desde hace un año, campesinos de seis comunidades zapotecas de los valles centrales de Oaxaca cultivan y cosechan marihuana para uso medicinal

Por Diana Manzo / Istmo Press

Oaxaca- En su patrio trasero que mide 1.25 x 2.50 metros donde antes cultivaba jitomates, desde hace dos años el paisaje cambió a color verde. Dulce Rocío Santiago Morales lo recorre para vigilar que no tenga plagas ni insectos. Desde hace un año, ella junto con otros campesinos de seis comunidades zapotecas de los valles centrales de Oaxaca cultivan y cosechan marihuana para uso medicinal.

No se trata de reemplazar la siembra del tomate que por años exportaban, al contrario, lo que buscan es aumentar la variedad de sus cultivos, para obtener más ingresos y salir de la pobreza en que viven, expresaron en el marco del Día Mundial de la Cannabis que se conmemora este 20 de abril.

“Mi hermana de 45 años lo usa para calmar su neuropatía, le ha servido mucho” expresó Dulce Rocío al recalcar que el aceite del cannabis cura diversos males, entre los más frecuentes aquellos que causan dolor crónico y también la ansiedad.

La campesina recalcó que cada uno de los productores sembró 6 plantas, que cuidó y protegió hasta su cosecha, que fue durante dos veces al año, contrario a la siembra del maíz que solo tiene un ciclo de vida.

Sembrar y cosechar la Cannabis o Rosa María como llaman a la Marihuana surgió en el 2020, cuando supieron que el gobierno mexicano permitió el ingreso de cannabis importada, así nació la Asociación Indígena de Productores de Cannabis para impulsar su uso medicinal.

Romper el estigma y gestionar un permiso ante las autoridades de salud no ha sido nada sencillo para los productores oaxaqueños y lo han logrado con la asesoría del Corporativo Oaxaqueño para el Desarrollo Rural de Oaxaca (Cuadro), quienes además les comparten técnicas de cultivo para lograr que su cosecha tenga los estándares internacionales.

El sueño es comercializar internacionalmente el cannabis para uso medicinal, enfatizó Roberto Carlos Cruz Gómez, presidente de la Asociación Indígena de productores de Cannabis.

Como productor refirió que durante dos años ha sido un proceso de ir y venir ante las instancias legales. “Hace un año logramos 78 permisos y la semana pasada otros 36 campesinos ya pueden sembrar de forma legal el cannabis para uso medicinal, eso nos mantiene contentos, y vamos por más”.

La legalidad beneficia a los que menos tienen

Las comunidades indígenas desde siempre han cultivado la cannabis tras herencia milenaria que usan como ungüento y medicina alternativa dice el abogado Eudaldo Rodríguez al señalar que actualmente se lleva una dirección jurídica legal para beneficiar a los campesinos de Oaxaca.

Dijo que en Oaxaca hay cinco variedades locales de cannabis o cáñamo, que es un “súper alimento” orgánico con alto grado nutrimental y lo que se hizo fue organizarse y solicitar un reconocimiento para su cultivo y venta legal para uso medicinal.

“Acá lo que se quiere es mejorar los ingresos tanto de los campesinos que cultivan la cannabis como de las personas que lo compran para su uso médico, la idea es reducir precios y ser productores directos, sin intermediarios”, señaló.

Pedro Antonio López y su esposa Juana López García también se han visto beneficiados familiarmente por la siembra de la mariguana.

“Cada planta produce medio kilogramo de marihuana seca, eso nos ayuda mucho, porque en el maíz, frijol o calabaza, las cosechas son una vez al año, y acá dos veces, y eso nos ayuda mucho para nuestra economía familiar”, narró.

Además del uso medicinal, también la cannabis lo han consumido para elaborar sus tortillas, alimentos y hasta mezcal, resaltando su potencial alimentario dentro de la gastronomía oaxaqueña.

Jose Cruz Carrera, dirigente de Comcausa Binacional, dijo que impulsa la desestigmatización desde la perspectiva del mistisismo comunitario con el uso medicinal de la planta en el ejercicio de los derechos humanos del derecho a la salud aborda aspectos ancestrales y su integración a la cosmogonía comunitaria.

En el parque El Llano de la capital de Oaxaca, un grupo de jóvenes consumidores de la Cannabis realizó en este día un “plantón 4/20” derivado de una instrucción que circuló hace una semana, en donde se señala que los policías de la Ciudad de Oaxaca no deben molestar a quienes consumen marihuana de forma responsable.

Los humos circularon libres con la intención de visibilizar y acabar con el estigma del uso y consumo de forma lúdico del cannabis.

“Queremos decirles que el uso es responsable, que los humos circulan libres y con responsabilidad” decían mientras fumaban sus “churros” de mariguana, los cuales están permitidos hasta 5 gramos.

Una de las consumidoras explicó que lo que se trata es pelear los derechos personales, individuales y romper los estigmas y la criminalización.

“Banda, venganse a fumar sus dos o tres porritos, galilitos”, concluyó.

***

Este trabajo fue publicado originalmente en Istmo Press que forma parte de la Alianza de Medios de la Red de Periodistas de a Pie. Aquí puedes consultar la publicación original.

Notas Relacionadas:

lo más leido

To Top
Translate »