En El Estado

Familiares de desaparecidos protestan contra el silencio de autoridades en Chihuahua

Exigen agentes permanentes de búsqueda en las zonas de desaparición, crear una unidad de atención integral a familiares de víctimas y acceso a las minas de Monterde y Santo Domingo, donde se han encontrado 15 cuerpos y más de 300 restos óseos. Para reiterar sus demandas, Justicia para Nuestras Hijas se comprometió a realizar actos de protesta y memoria el 29 de cada mes.  

Texto y fotografías de Óscar Rosales / Raíchali

Chihuahua- Con pañuelos blancos en cuello, lonas, fotografías, decenas de palomas de cartulina en mano y bajo la consigna “¿dónde está la justicia?”, fue que alrededor de una treintena de familiares de desaparecidos en Chihuahua se manifestaron en la Cruz de Clavos, frente a Palacio de Gobierno, para exigir atención de las autoridades, a quienes señalaron de guardar silencio ante los miles de casos de desaparición que siguen sin avances. 

Acompañados por la asociación civil Justicia para Nuestras Hijas y su fundadora, Norma Ledezma, los y las familiares también realizaron una marcha simbólica en silencio alrededor de la Plaza Hidalgo donde se concentró la protesta. 

“Porque en silencio es la justicia, porque así ha sido la justicia y así ha sido el gobierno, y así ha sido la sociedad: silenciosos”, exclamó Karen Olivas, integrante de Justicia para Nuestras Hijas. 

 De acuerdo con los registros de la Comisión Nacional de Búsqueda, existen 3,462 personas desaparecidas en Chihuahua. Durante la presente administración de Maru Campos, han ocurrido diversas movilizaciones para presionar el rastreo de las víctimas y la inyección de recursos a la causa, sin embargo, la atención por parte de la Fiscalía General del Estado (FGE) no ha sido continua.  

María Gutiérrez, madre de Yeimy Paloma Flores Gutiérrez, desaparecida el 20 de febrero en la ciudad de Chihuahua, señaló que la Fiscalía le prometió un rastreo desde hace tres meses y que, a pesar del cambio del ministerial a cargo de la investigación, no ha recibido ninguna llamada o mensaje.  

“Me despierto pensando en mi hija, me acuesto pensando en mi hija, voy a comer y se me hace un nudo en la garganta, no sé si mi hija coma, quiera tomar agua”, compartió a micrófono abierto la madre de Yeimy.   

María también expresó desconocer cuales son las condiciones necesarias para mover las voluntades políticas que agilicen la búsqueda de personas desaparecidas en Chihuahua. Apuntó que la atención que tuvo el caso de Debhanni en Monterrey, debería poder replicarse en los demás.  

“Nuestras hijas y nuestros hijos son humanos, ellos también nos necesitan, tienen una casa, tienen una familia, unos hijos que cada día preguntan”, agregó María Gutiérrez. Para ella, la única razón de seguir es su hija y sus nietos, hijos de Yeimy.  

En otro testimonio, Irasema Torres, madre de Yeni Karely Cruz Torres, desaparecida el 29 de agosto del 2016, compartió como durante la búsqueda de su hija coincidió con otras dos madres con las que forjó amistad: Jessica Corpus, madre de Alondra Nolasco, desaparecida el 18 de septiembre del 2017; y Nidia Muñoz, madre de Fátima Ivonne Juárez Muñoz, desaparecida el 17 de junio del 2017.

“Juntas empezamos a luchar por esto, a Jesii, mamá de Alondra, que era mi gran amiga y compañera, que ya no está, hoy le digo que aquí tengo a Alondra y aquí está presente. Aquí está Fátima y mi hija Yeni”, exclamó Irasema, mientras sostenía una paloma blanca de cartulina con las fotografías de Alondra, Yeni y Fátima.

Jessica falleció el 14 de octubre del 2021. No logró ver justicia para Alondra.

“Le pedimos a las autoridades que volteen a vernos, a la señora gobernadora, que tenga un poquito más de empatía hacia nosotros (…) nos tienen en el olvido. Nos prometen que son las juntas, que habrá revisión de carpetas y se alargan dos o tres meses. No tenemos nada”, agregó Irasema.

Los familiares demandaron que se asigne el recurso necesario y el personal idóneo a cada una de las dependencias que atienden sus casos, tales como la Unidad de Personas Desaparecidas, la Comisión Local de Búsqueda, los Servicios Periciales, la Fiscalía Especializada de la Mujer (FEM), la FGE y la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas del Estado (CEAVE). 

Enfatizan la necesidad de que la Comisión Local de Búsqueda tenga unidades en todos los municipios, para que los rastreos sean permanentes e ininterrumpidos. También demandan a la FGE la creación de una Unidad de Atención Integral para las familias de víctimas de alto impacto. 

En ese mismo sentido, reclamaron la realización de un plan de trabajo para la búsqueda de personas en la mina de Monterde y Santo Domingo, ubicadas en el municipio de Urique y Aquiles Serdán, respectivamente.  

“Las corporaciones están coludidas con el crimen organizado y nos dejan los muertos en las minas”, señaló Ledezma. Según la activista, no se ha vuelto a ingresar a la mina de Santo Domingo desde el 30 de septiembre del 2021 porque no hay ninguna estrategia de la comisión local.  

De acuerdo con informes de la FGE, de 2019 a octubre del 2021, se habían localizado en Santo Domingo 15 cuerpos y más de 300 restos óseos, los cuales no han terminado de ser analizados debido a la falta de personal y recursos, señaló Ledezma.  

Para finalizar el acto en la Cruz de Clavos, se soltaron dos globos al cielo. Uno negro, que representa el luto y otro blanco, que simboliza la paz. Justicia para Nuestras recordó que los días 29 de cada mes se realizarían eventos de este tipo para reiterar sus demandas y no dejar en el olvido a sus seres queridos.  

***

Este trabajo fue publicado originalmente en Raíchali que forma parte de la Alianza de Medios de la Red de Periodistas de a Pie. Aquí puedes consultar la publicación original.

Notas Relacionadas:

lo más leido

To Top
Translate »