Opinión

No, no es Claudia

Sheinbaum navega a contracorriente, para empezar, fuera de la Ciudad de México apenas la conocen. Lo cierto es que avanzan los meses… y Claudia pierde porcentajes y los otros caballos la van rebasando sin mayores apuros

Por Miguel Ángel Sosa
Twitter: @Mik3_Sosa

Llama la atención que entre las corcholatas oficiales exista tanta disparidad en las estrategias de posicionamiento. Por un lado, Claudia Sheinbaum apuesta por una campaña abierta; Marcelo Ebrard, lo hace tentando las aguas, y Adán Augusto López, entra y sale a conveniencia.

En un análisis simplista podría decirse que esas diferencias responden a la personalidad de los contendientes, aunque la respuesta parece encontrarse en otro lado. Y es que, si el objetivo principal en esta etapa es el de agradar a Palacio Nacional, lo que vemos es un despliegue de oficios políticos para adelantarse en la elección de la candidatura presidencial de MORENA.

Si hablamos de aquellos curtidos de experiencia, la balanza se mueve hacia dos de los que están en la fila: el Canciller y el secretario de Gobernación. Porque si de algo saben este par, es que para llegar hay que saber hacerlo, paso a paso, como dicta el manual.

Dicho lo anterior, hay que considerar como una opción real el hecho de que, tanto los silencios como el vuelo de mediano perfil que prefieren manejar, al menos, Ebrard y Adán Augusto, responde a que ambos saben que están más cerca de la meta que la otra suspirante, quien, por cierto, ya no sabe ni que inventar a fin de llamar la atención.

El equipo de la jefa de Gobierno de la Ciudad de México se esfuerza en difundir la impresión de que es ella la única que daría continuidad al proyecto obradorista y, de paso, que la elección del mandamás estaría definida a su favor. Lo cierto es que avanzan los meses y la situación parece ser otra: Claudia pierde porcentajes y los otros caballos la van rebasando sin mayores apuros.

Sheinbaum navega a contracorriente, para empezar, fuera de la Ciudad de México apenas la conocen; y, este punto es el que más preocupa al equipo de la capital, ya que, si se decantara el proceso por encuesta, como se ha venido haciendo y que no tendría por qué cambiar, el bajo nivel de recordación la pondría contra la pared.

Situación muy distinta en el caso de Ebrard, a quien todos conocen y que se ubica alto y firme en los sondeos. Por ello, no es sorpresa, que el proceso de selección será la cruz para algunos, al convertirse en una tumba perfectamente diseñada para acabar con las aspiraciones de los menos doctos en la escuela de la grilla.

Muchos le advirtieron a la jefa de Gobierno capitalina que fue demasiado temprano su destape; lo cierto es que, sinceramente, no le quedaba de otra. Tenía que recorrer el país, cosa que nunca había hecho; y, también, convencer a la gente de todo México de que ella era la buena, cosa que ni los chilangos parecen creerle. Al tiempo.

ENTRETELONES

Así como solo Veracruz es bello… también lo es la venganza de Monreal. Atención con la que se le viene al gobernador Cuitláhuac García. Los que saben del caso, dicen que el senador zacatecano ya está barajando cuál puede ser la mejor forma de cobrar los agravios.

Notas Relacionadas:

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

lo más leido

To Top
Translate »