En El País

¡Ni una bata menos!. Médicos demandan seguridad para ejercer su profesión




julio 28, 2022
Fotografía: Tomada del Twitter de @_RocioGGlez

Ante los recientes ataques a personal médico en Durango y Chihuahua, un contingente de médicos de la Ciudad de México se unió a la protesta en distintas entidades para exigir mejores condiciones para ejercer su profesión y un alto a los asesinatos de sus colegas

Por Alejandro Ruiz / Pie de Página

Ciudad de México– Ante los recientes ataques contra médicos y pasantes en distintas regiones, trabajadores del sector salud, así como estudiantes de medicina, organizaron manifestaciones en varias entidades del país para demandar mejores condiciones de seguridad para ejercer su profesión. Las protestas iniciaron en el norte de México, particularmente en los estados de Coahuila, Zacatecas, Durango y Chihuahua, donde en las últimas semanas fueron asesinados dos médicos.

La ola de manifestaciones también llegó a Ciudad de México, donde médicos, pasantes y trabajadores del sector salud exigieron alto a la violencia y que se garantice su seguridad.

La protesta fue convocada por la representación de pasantes de servicio social de la Ciudad de México, junto a la Asociación Mexicana de Médicos en formación; la Asamblea Mexicana de Médicos Pasantes de Servicio Social y el colectivo de Médicxs en formación. 

“Nuestro objetivo es exigir a las autoridades gubernamentales y universidades, la protección del derecho a la vida de quienes estudiamos medicina”, precisaron las organizaciones convocantes en un comunicado de prensa. 

La movilización arrancó en el Monumento a la Revolución, donde hicieron un pase de lista para recordar a sus compañeros asesinados. Posteriormente el contingente avanzó hacia el Zócalo capitalino. 

Consignas como “¡Ni una bata menos!” así como “¡No quiero ser la siguiente!” se leyeron en sus pancartas. Las y los médicos exigen al gobierno federal y a las universidades que les garanticen un servicio social seguro. 

Al término de la manifestación las organizaciones convocantes entregaron un pliego petitorio a la Jefatura del Gobierno de la Ciudad de México para que se revisen las condiciones de seguridad de quienes ejercen la medicina en la capital del país. 

Los riesgos de ser médico en México

El 9 de mayo, el presidente López Obrador anunció un acuerdo con el gobierno de Cuba para contratar a más de 500 médicos de ese país para que laboren en hospitales de México. Esta decisión, precisó el mandatario durante su conferencia matutina, “la tomamos porque no tenemos los médicos que necesitamos en el país”. 

Esto, añadió, se debe a un déficit de médicos especialistas. “Podemos tener hospitales, pero no tenemos pediatras, y más si se trata de ir a trabajar a hospitales en zonas pobres”. 

Tras el anuncio, un sector del gremio de médicos del país protestó ante las declaraciones del presidente. Argumentaron que en México sí existían especialistas, pero no las condiciones de seguridad y salarios dignos para ejercer su profesión. 

Ante esto, el 23 de mayo, el presidente anunció una jornada nacional de reclutamiento y contratación de 14 mil 323 médicos especialistas. Esto, con el objetivo de fortalecer al sector salud y “garantizar que estén en buen estado los centros de salud, las unidades médicas rurales, los hospitales; que no falten los médicos, los especialistas, los medicamentos”. 

No obstante, al cierre de esta jornada de reclutamiento (3 de junio) se informó que aún existían 7 mil 323 vacantes disponibles. Como consecuencia, anunció el presidente este miércoles, se efectuó la contratación de 49 médicos cubanos para comenzar a ocupar las plazas disponibles. 

Por su parte, el gremio de médicos en el país sigue acusando que no se están garantizando las condiciones de seguridad para el ejercicio de su profesión. Aunque el presidente afirmó que estos argumentos están alentados por su oposición política, en algunas zonas del país la violencia sí impide que las y los médicos tengan óptimas condiciones de seguridad. 

Como ejemplo los hechos que han ocurrido durante las últimas semanas. Apenas hace unos días, el 15 de julio, Erik Andrade fue asesinado en un hospital ubicado en Pueblo Nuevo, Durango. El joven de 24 años era pasante de la carrera de medicina, y estaba en los últimos días de su servicio social. 

De igual forma, el 11 de julio, un hombre armado asesinó a la anestesióloga Masiel Mexía Medina en la sierra tarahumara de Chihuahua.

Esto lo recordaron los médicos y pasantes que se han manifestado en todo el país. Y ante esto sumaron a sus demandas la reparación del daño a las víctimas indirectas de estos asesinatos. 

“Conmemoramos a las y los compañeros que han sido privados al realizar su servicio social. En ese sentido exigimos a las autoridades correspondientes sancionar a los responsables y la reparación para los familiares, amigos y compañeros como víctimas indirectas”.

***

Este trabajo fue publicado originalmente en Pie de Página que forma parte de la Alianza de Medios de la Red de Periodistas de a Pie. Aquí puedes consultar la publicación original.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

lo más leído

To Top
Translate »