Opinión

Desafiando el estigma: un recorrido por el Museo de la Vagina




agosto 5, 2022

El Museo de la Vagina busca difundir de forma clara, directa y científica los pormenores de la anatomía de la vulva y la vagina y generar espacios de confianza para hablar de temas relacionados con la salud sexual y reproductiva, así como eliminar estigmas

Por María Teresa Juárez
Twitter: @tuyteresa

La anatomía sexual y reproductiva de las mujeres ha sido un tema tabú. Aún hoy, muchas personas tienen confusión acerca de la diferencia entre vulva y vagina. ¡Ni decir acerca del conocimiento de la anatomía y funcionamiento del clítoris! ¡Ni hablar del deseo, el orgasmo y el placer sexual!

Si bien es cierto que científicos como Virginia Johnson y William Masters o Alfred Kinsey realizaron investigación científica sobre sexualidad, es hasta entrado el siglo veintiuno que el tema tiene alcance global con las políticas públicas, la investigación científica a mayor escala, la creación de institutos de investigación y encuentros internacionales como la Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo de El Cairo en 1994, y la Conferencia Mundial de la Mujer en Beijing en 1995. 

A pesar de estos logros, aún persisten torturas como la mutilación genital femenina en al menos 30 países de África, Asia y Medio Oriente. Datos de la Organización Mundial de la Salud revelan que cerca de 200 millones de mujeres han sido víctimas de esta práctica, lo cual incrementa el riesgo de graves problemas urinarios, infecciones, complicaciones durante el parto y por supuesto un mayor riesgo ante infecciones de transmisión sexual, incluyendo el VIH y Sida. 

Esta forma de violencia no ha sido la única, pero quizá sí, es la más visible. La ausencia de políticas públicas en educación sexual integral, el desabasto de métodos anticonceptivos a nivel global y leyes que criminalizan el derecho a decidir de las mujeres también abonan estas violencias, particularmente el acceso al conocimiento sobre los derechos sexuales y reproductivos. 

Gracias al trabajo articulado de sectores tan diversos como la academia, el gremio sexológico y amplios sectores del feminismo, este silencio por fin se transforma en un diálogo global con gran alcance en ámbitos tan diversos como las políticas públicas, la ciencia, el arte y la cultura. 

Durante años recientes la sexualidad femenina ha sido motivo de innumerables representaciones por parte de artistas visuales, ilustradoras, escritoras y poetas.

Una de estas expresiones es The Vagina Museum, un proyecto inspirado en el Museo de Pene de Reykjavík, Islandia.  

Su creadora, Florence Schechter, ha dedicado gran parte de su trayectoria profesional a la difusión del periodismo científico. En el año 2017 tuvo esta gran idea. Este proyecto surge con el objetivo de difundir de forma clara, directa y científica todos los pormenores de la anatomía de la vulva y la vagina.

Esta propuesta museográfica está centrada en la generación de un espacio seguro para compartir información científica, artística y cultural sobre un tema que hasta ahora había permanecido invisible.

Luego de organizar exposiciones itinerantes, este proyecto logró concretarse en 2019. En el año 2020 -debido a la pandemia-  el museo cerró sus puertas, el desafío fue mantenerse en el gusto del público a través de talleres y recorridos virtuales. 

Es hasta finales del año 2021 cuando reabre de manera presencial. Durante este corto periodo ha causado todo tipo de respuestas: estupor, censura de sectores conservadores, morbo, curiosidad y momentos de gran alegría para estudiantes, educadores/as en sexualidad y la comunidad LGBT+.

Florence Shechter, museógrafa y comunicadora feminista experta en divulgación de la ciencia se graduó en Bioquímica por la Universidad de Birmingham. Florence inició una carrera en periodismo científico produciendo con gran éxito un canal de divulgación de la ciencia y una pasantía en la BBC de Londres para el proyecto Qiktionary en el año 2019.

Luego de explorar diversos formatos en medios de comunicación, Florence crea esta propuesta innovadora. Entre los objetivos de Vagina Museum están: 

  • Difundir conocimiento científico sobre la anatomía de la vulva y la vagina. 
  • Generar espacios de confianza para hablar de temas relacionados con la salud sexual y reproductiva.
  • Eliminar el estigma que hay alrededor de la vagina. 
  • Ser un foro para el feminismo, la comunidad LGBT+ , la comunidad intersexual, así como difundir y promover los derechos de las mujeres.

Sus valores son: respeto, integridad, empoderamiento e inclusión. Un tema importante es la promoción de valores interseccionales, feministas y transincluyentes.

Con este posicionamiento también suscita la obligada reflexión acerca de lo que se ha considerado histórica y filosóficamente como “femenino” y abre el diálogo para una amplia reflexión sobre temas como la diversidad, la salud sexual y reproductiva, la educación sexual y por supuesto: el placer. 

La intención de este sitio es abordar la anatomía femenina y su lugar en la historia, lo que incluye la anatomía externa (vulva) y la anatomía interna (ovarios, útero, cuello uterino, etcétera).

Como no hay una palabra que incluya la anatomía interna y externa, la propuesta fue nombrarlo como Museo de la Vagina para tener la posibilidad de abordar temas de salud sexual y reproductiva de manera integral.

Igual le podrían llamar: Museo de la Vulva y la Vagina. No obstante, en la presentación del sitio se hace hincapié en la relevancia del tema y la oportunidad de aprender más acerca de la anatomía externa e interna de la vulva, la vagina y hablar de sexualidad sin prejuicios. 

El centro de la propuesta es promover una mayor comprensión del tema y jamás definir a las personas por sus genitales. No obstante, reconoce la necesidad de dialogar, debatir y conocer desde una perspectiva científica, histórica y cultural la anatomía de la vagina. 

Un tema obligado al visitar este sitio es el recorrido por la anatomía del clítoris, la historia del punto G -aún en debate entre los círculos científicos-, la menstruación, el embarazo, el parto y por supuesto un curso básico de anatomía. 

Este recinto está abierto a todo público y cuenta con un espacio virtual y un podcast. 

El Museo de la Vagina lucha contra la censura y trabaja por una sociedad abierta, informada y plena. 

Por su contribución al diálogo global, este proyecto fue considerado como uno de los 7 recintos más relevantes en el mundo en temas sexualidad y fue acreedor al Sexual Freedom Awards en el año 2019, un premio británico que reconoce lo más destacado en el sector de la industria dedicada a las temáticas de la sexualidad y el erotismo. 

El Museo de la Vagina se encuentra físicamente en Londres, Inglaterra. Si deseas hacer un recorrido virtual, ser socio/a o tomar un curso básico de anatomía femenina: puedes visitar el sitio: https://www.vaginamuseum.co.uk/

***

María Teresa Juárez. Guionista, reportera, radialista. Cubre temas culturales, sexualidad, salud, género y memoria histórica. En sus ratos libres explora el mundo gastronómico y literario. Cofundadora de Periodistas de a Pie

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

lo más leído

To Top
Translate »