Justicia

A Michelle le fallaron todos: tenía 9 años, la asesinaron en su casa




julio 2, 2024
Imagen Ilustrativa: Unsplash

La Fiscalía de Chihuahua acusó de violación y asesinato de Michelle al abuelo materno; el cuerpo de la niña permaneció inerte por horas sin que nadie reportara el crimen a las autoridades, quienes tras el homicidio exhiben las omisiones de cuidados y las violencias entre las que vivió la víctima en Ciudad Juárez

Por Blanca Carmona / La Verdad Juárez

Ciudad Juárez– Michelle tenía 9 años, pero no tuvo la oportunidad de ir a la escuela, tampoco tuvo acceso a servicios de salud tan básicos como las vacunas de la infancia, presentaba desnutrición porque no recibió la alimentación necesaria, tampoco el amor y la protección de una familia.

Murió mientras la agredían sexualmente. La asesinaron en su casa.

Su pequeño y desnutrido cuerpo fue empujado una y otra vez contra una pared hasta que le fracturaron la primera vértebra cervical y la médula cervical.

Sin embargo, de acuerdo con las investigaciones de la autoridad, nadie en la casa donde vivía reaccionó, el cuerpo inerte de la niña fue presuntamente cobijado por su madre y se quedó unas seis horas en un colchón que estaba apoyado en dos bloques, sobre el suelo, en una casa de la colonia Andrés Figueroa.

Los oficiales indican también que la niña volvió a ser agredida sexualmente cuando ya no presentaba signos vitales.

Alejandro M.R., de 58 años, acusado por la FGE de Chihuahua del homicidio de su nieta Michelle

La Fiscalía General del Estado (FGE) de Chihuahua en la zona norte identificó como presunto responsable a Alejandro M.R., de 58 años, abuelo materno de Michelle, y al parecer consumidor de pornografía infantil, de acuerdo con las investigaciones oficiales.

“Se habla de una violación, quizá no fue la primera, pero bajo unas circunstancias extremadamente violentas. Esta situación nos indigna, exigimos la máxima pena para este señor”, dijo Yadira Cortés Castillo coordinadora de la Red Mesa de Mujeres, quien considera importante visibilizar el caso de Michelle para prevenir este tipo de violencia contra la infancia que “sucede mucho más de lo que parece”.

En lo que va de este año, 158 mujeres menores de edad han sido víctimas de violación en Ciudad Juárez y 191 sufrieron abuso sexual, indican datos de la Red Mesa de Mujeres.

Con base en esas cifras de la Red, Cortés Castillo explicó que un 50 por ciento de las violaciones que se denuncian son en menores de 18 años y de un 30 a 40 por ciento son en menores de nueve años.

“Entonces quienes están siendo violadas son nuestras infancias” y los principales generadores de violencia infantil son familiares cercanos, explicó Yadira Cortés.

Vivienda donde vivió y asesinaron a Michelle. Fotografía: Blanca Carmona / La Verdad Juárez

De las investigaciones de la Fiscalía sobre el caso de Michelle se desprende que la hermana menor de la víctima, de seis años, también fue agredida sexualmente y presenta signos de desnutrición.

Las niñas no estaban inscritas a la escuela y eran objeto de omisión de cuidados por parte de sus tutores, la madre biológica y el abuelo materno, revela la indagatoria iniciada por el asesinato de Michelle.

Aunque algunos de sus familiares conocían la situación de las dos niñas, nadie hizo nada. Michelle fue llevada en varias ocasiones a recibir atención médica a la Cruz Roja. En el 2023 fue trasladada a las instalaciones porque presentaba presión arterial baja, un mes antes de ser asesinada sufrió deshidratación y un “golpe de calor”. De esas ocasiones no hay reporte de las omisiones de cuidados en la niña por parte del personal médico.

“Hace un año aproximadamente, mi hermano Alejandro llevó a Michelle en brazos desmayada a mi casa… la llevamos a la Cruz Roja, ya que traía baja la presión por una infección en la garganta mientras que Beatriz cuidaba a su niña más pequeña de nombre G.B., de seis años de edad, en la casa y en otra ocasión, hace un mes, le dio a Michelle deshidratación y le dieron suero para que se reanimara. Hace una semana le dio un golpe de calor por lo que la llevé al médico en la Cruz Roja”, declaró la hermana del ahora acusado, y tía abuela de Michelle, ante el Ministerio Público.

El 15 de junio, el homicidio

La noche del pasado 15 de junio fue cuando se denunció la muerte de Michelle.

Fue un homicidio. Se cometió entre las 10 de la mañana y las 6 de la tarde de ese día, en un pequeño cuarto construido con block y pintado de amarillo, que servía como casa para el presunto agresor, las dos niñas y la madre de ellas, identificada por las autoridades como Beatriz Oralia M.E.

La vivienda, a la que se llega por una terracería y atravesando una cancha de futbol donde se lee “papá no grites, déjame jugar”, está ubicada en la calle Privada Internacionalismo número 130 de la colonia Andrés Figueroa, solo consta de un cuarto y está rodeada de una malla ciclónica, se pudo constatar en un recorrido por el lugar.

Un pinta que se lee en la pared de una barda en un baldío que se usa como cancha de futbol en la colonia Andrés Figueroa, camino a la casa de Michelle. Fotografía: Blanca Carmona / La Verdad Juárez

Fue el novio de la mamá de Michelle quien avisó a otros familiares sobre el deceso de la niña, él llegó aproximadamente a las 8 de la noche a la casa, de acuerdo con la versión que dio la madre de la víctima, Beatriz Oralia M.E., al Ministerio Público.

“Entró a la casa y se desconcertó, se puso a llorar por la situación en la que estaba la niña y me preguntaba por qué no habíamos avisado a la patrulla y yo le dije que le había dicho a mi papá que fuera a buscar a mi tía… pero él no se movía, entonces mi novio casi casi agarrándolo del brazo se lo llevó y fueron a buscar a mi tía”, declaró Beatriz.

La primera unidad de la Secretaría de Seguridad Pública llegó a la vivienda a las 11:40 de la noche, los policías reportaron que encontraron el cuerpo de la niña recostado y a simple vista observaron que estaba desnutrida y la piel sonrojada, al parecer a causa de golpes.

Personal de la Fiscalía de Género también acudió hasta el lugar y del Servicio Médico Forense (Semefo).

La necropsia practicada el 16 de junio al cuerpo de Michelle permitió establecer que la causa de muerte fue laceración medular cervical consecutiva a una agresión sexual y que al momento de la autopsia tenía de 18 a 26 horas de haber fallecido.

La Fiscalía recabó la declaración del presunto responsable, Alejandro de 58 años. En el reporte de la investigación se da a conocer que el hombre reconoció que el 15 de junio estuvo en la casa de la calle Privada Internacionalismo acompañado con sus dos nietas y su hija, y confesó haber violado a Michelle.

“Regresé al medio día y llevé lo que me había pedido. Michelle estaba acostada y la acomodé, la tomé del cuello y le pegué la cabeza contra la pared y yo le empecé a sobar su espalda…”, declaró el presunto violador.

Presuntamente el hombre declaró que volvió a agredir a la niña a pesar de que observó que ya no tenía signos vitales. Además, se indica en el reporte de la investigación, reconoció que también violó, en al menos una ocasión, a la niña de seis años, hace unos cinco meses.

“Volví a entrar a la casa y la volví a tocar… pero ella ya no reaccionaba. Entró mi hija y me dijo que qué estaba haciendo, yo le dije que nada, solo me senté en la cama”, de acuerdo con datos oficiales presentados en una audiencia pública.

La madre de Michelle, contra quien inicialmente se había pedido una orden de aprehensión, declaró que ella se enteró que su hija había sido violada y asesinada hasta que fue informada por el Ministerio Público.

“Hoy me enteró que mi hija no murió por deshidratación, sino que la mataron y la violaron, y lo que puedo decir es que ese 15 de junio solo estaba en la casa mi papá, la niña estaba con vida cuando yo me fui al baño y cuando regresé ella ya estaba muerta”, afirmó.

“Quiero mencionar que sí me di cuenta que mi papá, cuando yo me ausentaba del cuarto, él se acercaba a Michelle y cuando me escuchaba entrar se sentaba de inmediato en un sillón alejándose… lo vi que le daba besos en la boca, pensé que era normal porque no se los daba apasionadamente, solo de pico, también vi que él la abrazaba constantemente, pero nunca pensé que él la abusara”, menciona en su declaración ante las autoridades.

La vivienda donde asesinaron a Michelle no tiene muchos vecinos. Los más cercanos dijeron estar sorprendidos por lo sucedido y aseguraron que las niñas estaban en total descuido.

“¡Está cañón!, porque es el abuelo, quién va a pensar que pasaba eso en la familia, que era él, pues supuestamente es quien la cuidaba”, dijo una vecina del lugar.

Familiares de acusado denuncian tortura

Familiares del acusado afirmaron que él es inocente y que el caso fue “montado” por la Fiscalía estatal.

“Estamos devastados por la muerte de Michelle y amenazados por la Fiscalía… Utilizó métodos ilegales para que se declarara culpable, lo golpearon con un bat hasta que se tiró al suelo, lo torturaron, le dieron descargas en sus partes íntimas”, aseguró una de las hermanas del sospechoso y tía abuela de la niña.

Mientras que la Red Mesa de Mujeres exigió que el caso de Michelle, como otros por abuso sexual, violación y feminicidio, no sea juzgado en un proceso abreviado donde se ofrece una reducción de la pena a cambio de que el o los responsables acepten haber cometido el delito.

La organización defensora de los derechos de la mujer pidió además que la Fiscalía investigue y pida las penas máximas en lugar de usar las salidas alternativas que ofrecen beneficios a los culpables.

“Un llamado para que las sentencias tengan mayor peso, que no sean con juicios abreviados en donde (las víctimas) tienen seis meses de terapia y nada más. Que sean sentencias más largas, prolongadas, y se atiendan en la inmediatez posible, porque de no detener a este violador va a seguir haciéndolo y quizá no solo con una víctima, con más”, agregó Yadira Cortés Castillo.

De acuerdo con la Red Mesa de Mujeres, en enero pasado se reportaron ocho violaciones, en febrero 23, en marzo 44, abril 31 y en mayo 52. En ese último mes, se sabe que 18 de las víctimas están en el rango de los cero a los nueve años y otras 34 víctimas de 10 a 17 años.

“Es una constante, mes con mes vemos estas situaciones, es demasiada la violencia contra las infancias; los perpetradores son personas cercanas y no se denuncia porque es el papá, el padrastro, el abuelo, el tío. La familia genera formas para no visualizarlo, como regañarlo y hacen como que no pasó nada, y ponen en riesgo otras infancias”, explicó Cortés Castillo.

Además, de enero a mayo 191 mujeres menores de edad fueron objeto de tocamientos lascivos.

La Red documentó que además se cometieron 33 abusos sexuales en enero; en febrero también 33; en marzo 40; en abril 37; y en mayo 48. 

Durante el 2023 se denunció a las autoridades 536 casos de abuso sexual en contra de mujeres menores de 18 años y 391 que fueron objeto de violación, indican datos de la Radiografía Socioeconómica del Municipio de Juárez 2023, elaborada por el Instituto Municipal de Investigación y Planeación (IMIP).

1 Comment

1 Comment

  1. Pingback: A Michelle le fallaron todos: tenía 9 años, la asesinaron en su casa | Revista Espejo

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

lo más leído

To Top
Translate »