En El Estado

Exfuncionarios de Reyes Baeza entre los sancionados por La Estafa Maestra

El empresario Francisco Javier Ramírez Lares (segundo por la izquierda) junto a Héctor Valles (tercero por la izquierda), funcionario sancionado por convenios de La Estafa Maestra. Juntos participaron en un torneo de golf el 14 de mayo pasado que organizó una de las compañías de Ramírez Lares. Especial/Animal Político
Héctor Valles Alvelais y Jorge Eduardo Roa Diosdado fueron inhabilitados, por uno y 10 años, respectivamente. Ambos son parte de los primeros sancionados por La Estafa Maestra
Durante la gestión del exgobernador de Chihuahua al frente del ISSSTE presuntamente se firmaron convenios fraudulentos entre el FOVISSSTE y la UAEM con al menos cuatro funcionarios

La Verdad

El exsecretario de Turismo en Chihuahua, Héctor Valles Alvelais y el exjefe estatal de Tecnologías de la Información, Jorge Eduardo Roa Diosdado, durante el gobierno de José Reyes Baeza, y colaboradores cercanos en su gestión al frente del ISSSTE, son dos de los cuatro funcionarios sancionados por cinco convenios de La Estafa Maestra.
De acuerdo con información difunda por Animal Político, Valles Alvelais fue inhabilitado por un año, en tanto que Roa Diosdado que recibió una sanción por 10 años y una multa de 346 mil pesos.

Héctor Valles Alvelais fue secretario de Comercio y Turismo con Reyes Baeza, así como secretario de Turismo con César Duarte Foto: Tomada del Facebook del exfuncionario

A partir de esos cinco convenios fraudulentos, 129 millones de pesos del Fondo de Vivienda del ISSSTE (FOVISSSTE) fueron desviados a través de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM) a empresas irregulares y sociedades fantasma.
La compañía más beneficiada por esos cinco convenios presuntamente fraudulentos fue Nubaj y Nubaj Consulting (Nubaj), del empresario Francisco Javier Ramírez Lares, quien es amigo tanto de Reyes Baeza, el entonces titular de la dependencia de donde salieron los 63 millones que beneficiaron a su empresa, como de Héctor Valles, el funcionario sancionado que debía vigilar el cumplimiento de esos contratos millonarios.
Roa Diosdado también recibió recursos del FOVISSSTE siendo servidor público en activo en el equipo de Reyes Baeza, actual candidato del PRI al Senado por Chihuahua, se informó.
Héctor Valles Alvelais fue secretario de Desarrollo Comercial y Turismo durante la gestión de Reyes Baeza como gobernador (2006-2010) y Secretario de Turismo por unos meses en la administración de César Duarte Jáquez.
La Verdad buscó su versión a través de mensajes en su en Facebook pero no contestó a la solicitud de entrevista para conocer su versión sobre este asunto. Reyes Baeza tampoco ha fijado una postura al respecto.
De acuerdo con la información difundida por los periodistas Manu Ureste, Francisco Sandoval y Nayeli Roldán en Animal Político, tras la revisión de cinco convenios entre el FOVISSSTE y la UAEM, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) emitió un informe forense e interpuso el 15 de mayo de 2017 una denuncia penal ante la Procuraduría General de la República (PGR). Mientras que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) catalogó a Nubaj como ‘empresa fantasma’, aunque la compañía rechaza que lo sea.
Sin embargo, nada de esto frenó los contratos con los que el FOVISSSTE y también ISSSTE, en ambos casos bajo la dirección de José Reyes Baeza, continuó beneficiando a las compañías de su amigo el empresario Francisco Javier Ramírez Lares: mil millones de pesos en tan solo cuatro años, de 2013 a 2017. Contratos además, que en algunos casos, se obtuvieron gracias a que compañías ligadas a Ramírez Lares incurrieron, presuntamente, en una simulación de competencia.
De acuerdo con información corroborada por Animal Político, los otros funcionarios sancionados son: Héctor Fernández Moreno, subdirector de atención a acreditados y Graciela Ramírez Hernández, jefa de servicios de ingresos. Ambos fueron inhabilitados por un año.
Un quinto funcionario investigado por los cinco convenios fraudulentos fue Andrés Octavio Garibay Cuevas, subdirector de administración en el FOVISSSTE. Sin embargo, su caso se archivó debido a que falleció durante el periodo de investigación, se informó.

Leer Más:  Desampara a víctimas sistema de justicia de Chihuahua

El sello de La Estafa Maestra
Las sanciones contra los cuatro funcionarios derivan de una investigación forense realizada por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en la cuenta pública 2014, y que puedes leer aquí.
El FOVISSSTE y la UAEM firmaron entre enero y agosto de 2014 cinco convenios de colaboración por 129 millones de pesos. La UAEM debía dar múltiples servicios especializados, como implementar mejoras en los procesos de adjudicación de créditos hipotecarios, y reducir el nivel de quejas de los usuarios del FOVISSSTE.
Pero según la ASF, la UAEM no tenía la capacidad para dar esos servicios. Por lo que, a través de una violación a la ley de adquisiciones, la universidad desvió más de 110 millones de pesos a empresas y a personas físicas, y se quedó con 19 millones solo por hacer de ‘intermediaria’ en los desvíos.
La empresa más beneficiada con este esquema de fraude fue Nubaj y Nubaj Consulting S.A de C.V, del empresario chihuahuense Francisco Javier Ramírez Lares, que ganó 63 millones 330 mil pesos del FOVISSSTE sin pasar por una licitación pública, y gracias a que la UAEM violó la ley de adquisiciones para entregarle ese dinero.
La ASF denunció que esta empresa recibió esa suma millonaria de la UAEM a pesar de múltiples irregularidades. Por ejemplo, los contratos no establecían los conceptos de los servicios, el objeto, los plazos de ejecución, ni la supervisión de los mismos. Asimismo, la UAEM no presentó documentos de la recepción de los supuestos servicios.
Por su parte, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) incluyó a Nubaj en su ‘lista negra’ de empresas fantasma, debido a que determinó que no tenía infraestructura, ni personal, ni activos reales. Por lo que en febrero de este 2018 la reportó como sociedad que simula operaciones comerciales.
No obstante, el dueño de Nubaj rechazó que sean una empresa ‘fantasma’, ya que, dijo, tienen una nómina de 400 empleados y una cartera de más de 50 clientes en cuatro países.
Se le cuestionó entonces por qué el SAT ‘boletinó’ a Nubaj, a lo que el abogado de la empresa contestó que se debió a que no presentaron toda la documentación requerida. “De alguna manera, se tomó a la ligera (el requerimiento del SAT) y por eso siguió el proceso”.
De acuerdo con el abogado, tras presentar de nuevo la documentación solicitada, el SAT revocó el 26 de abril la condición de ‘empresa fantasma’ a Nubaj. Pero hasta el último corte del 18 de junio, esta compañía aún aparecía en el listado de sociedades fantasma.
laverdad@gmail.com

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más Populares

To Top