Opinión

Los foros de víctimas de Juárez y la propuesta de AMLO

Imelda Marrufo
Abogada y activista

En estos días se anunció que los foros de consulta a las víctimas para la pacificación propuestos por Andrés Manuel López Obrador iniciarán en el mes de agosto en Ciudad Juárez. Para quienes tenemos memoria, es obligado recordar la visita a nuestra frontera, el 10 de junio del 2011, de la Caravana por la Paz con Justicia y Dignidad encabezara el poeta Javier Sicilia. Era la caravana del encuentro con las víctimas.
Impulsada por Sicilia, la Caravana no escapó de intensos momentos de acuerdos y desencuentros. Tanto en los días previos como en las mesas instaladas para el debate, la tensión y los testimonios vistieron lo que sería el Pacto en Juárez. En dicha Caravana no participaron autoridades, ni virtuales, ni electas, ni partidos políticos.
Organizar la reunión con víctimas aquel 2011 en Ciudad Juárez implicó un trabajo fuerte a nivel logístico, metodológico y político. No se sabía con claridad cuantas personas asistirían. Se definió como sede la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez. El sábado 11 de junio, iniciaron las mesas para discutir los aspectos para construir una agenda con las víctimas. La tarea no fue sencilla; se tuvo que abrir otro salón para los familiares de personas desaparecidas, de ejecución extrajudicial, de tortura, feminicidio, porque las víctimas que subieron a ese autobús rumbo a la frontera, no cabían.
Con la escasa información que se tiene del foro propuesto por el presidente electo, la iniciativa de consulta a las víctimas nos deja muchas dudas. Ante ello, habría que advertir a AMLO y a su equipo que requieren hacer un trabajo muy cuidadoso para evitar la revictimización. Algunas preguntas para hacerse son: ¿Cuáles son los espacios para las víctimas directas o indirectas?, ¿cuáles los espacios para los familiares de personas que están en conflicto con la ley?, ¿cómo se trabajará con las personas que aún no procesan su duelo? ¿Quiénes serán las personas especialistas que acompañarán los foros de consulta? ¿Cuáles serán los mecanismos de contención instalados?
Hay que preocuparnos cada vez que se trata de organizar y promover foros con víctimas, aunque lo propongan personas bien intencionadas. Porque las víctimas de Juárez, también han sido víctimas de muchos ensayos por líderes políticos diversos y grupos de toda índole con nula o poca experiencia en el acompañamiento.
Para la anterior Fiscalía Estatal de Victimas de Chihuahua como para la actual Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV), el carácter jurídico de víctima existe hasta que haya una denuncia interpuesta ante la Fiscalía General o aquella competente, decir, es entonces que se les reconoce la calidad de víctimas y pueden acceder a reparaciones y aportaciones económicas. No antes.
La gente en Ciudad Juárez tiene muchas cosas que contar. Tienen acumuladas un cerro de frustraciones que no se han disminuido con el cambio del gobierno estatal en la entidad. Aunque hay que reconocerle mejoras sustantivas a la CEAV estatal.
En el foro propuesto por el equipo de López Obrador la expectativa puede ser alta, los objetivos de la convocatoria deben ser claros. Ya no se trata de una caravana de la sociedad civil con las víctimas, sino de un diálogo con quienes habrán de gobernar y dar resultados a corto plazo.
La exministra Olga Sánchez Cordero, virtual Secretaria de Gobernación, ha dicho que no existirá la amnistía para para quienes hayan incurrido en trata, feminicidio y tortura. Sin embargo, también esas víctimas y sus familias esperan ser escuchadas por el presidente electo del país.
Si como se ha entendido por lo declarado en la prensa a través de López Obrador, la nueva Secretaría de Seguridad Pública elaborará una propuesta para la pacificación y la Secretaría de Gobernación una iniciativa para la amnistía, entonces se requiere la participación de gran parte del virtual gabinete de AMLO. La Secretaría de Desarrollo Social es pieza clave, así como quienes vayan a asignarse funciones vinculadas al gabinete de justicia.
Quizá de la misma manera que las organizaciones sociales le dijéramos al poeta Sicilia años atrás, en la misiva enviada aquel mayo del 2011, aplique para esta ocasión de foros con víctimas: “les recibimos con la voluntad de avanzar hacia la construcción de un programa político y social que logre resolver los problemas derivados del fracaso de un modelo neoliberal cuya ideología, excluye y violenta”.
Ojalá que los encuentros con las víctimas, grupos y organizaciones permitan generar procesos de enorme actitud de escucha. Construir un plan de acción y de articulación nacional desde el cual podamos sentar las bases para una fincar una nueva forma de relacionarnos como sociedad y con el nuevo gobierno.
Los foros con las víctimas, no les caerán nada mal a quienes del partido Morena están apuntados para ocupar los cargos públicos, ya sea en Juárez como en Chihuahua, esperamos servirán para contagiarse de sensibilidad, también adquirir conocimiento en la materia de acompañamiento y revisión de obstáculos de acceso a la justicia. Ojalá les permita aprender y evitar tantos errores de las administraciones pasadas.
El encuentro con las víctimas debe reconocer las experiencias pasadas, esta ciudad a la que el poeta Sicilia llamó “el epicentro del dolor”, busca en las acciones de gobierno certezas, la justicia y reparación de los daños para los miles de víctimas. Por ello, es obligado un plan claro y contundente en el que la amnistía que garantice medidas efectivas de no repetición.

Leer Más:  La escuela de la Procuradora
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

lo más leido

To Top