Juárez

Se ‘hereda’ Cabada proyectos incumplidos

Proyecto de alumbrado público en Ciudad Juárez, uno de los fracasos de la administración municipal. Foto: Cortesía/Gobierno Municipal

Al arrancar su segunda gestión de gobierno, Armando Cabada aún tiene pendiente los compromisos que hizo con los juarenses hace 23 meses: tapar todos los baches, iluminar la ciudad y garantizar la seguridad en la ciudad

‘Trabajamos en poner orden en la administración, ahora es tiempo de lograr avances’, dice al iniciar su mandato de reelección

Gabriela Minjáres
La Verdad
Ciudad Juárez– Hace dos años, al buscar la presidencia municipal de Juárez, Héctor Armando Cabada Alvídrez ofreció tapar todos los baches de la ciudad, iluminarla a través de un ambicioso proyecto de alumbrado público y garantizar la tranquilidad de los juarenses con seguridad pública.
Al concluir la Administración Municipal 2016-2018 y cumplir hoy 23 meses al frente del Gobierno local, el alcalde no ha logrado ninguna de las acciones que serían prioritarias durante su gestión.
A la fecha, justo cuando inicia su segundo mandato en la administración municipal, los juarenses no sólo adolecen por las condiciones de las calles de la ciudad, sino también por la penumbra en la que se encuentran ante la falta de alumbrado público y la violencia que ha ido en ascenso al dejar poco más de mil 800 víctimas de homicidio doloso de octubre de 2016 a agosto de 2018.
Además, de acuerdo con su propia evaluación del avance del Plan Municipal de Desarrollo, que hace en el segundo informe del Gobierno Municipal, no ha logrado cumplir por completo ninguno de los siete ejes sectoriales ni los dos ejes transversales propuestos, a través de los cuales buscaba atender “las grandes cuestiones que ocupan el interés de la sociedad”.
Si bien reporta un avance del 84 por ciento en la mayoría de los ejes, en materia de seguridad pública y combate a la corrupción en los cuerpos policiacos presenta el indicador más bajo con un 76 por ciento de avance.
Este balance se confirma en el Informe Ciudadano 2016-2018 realizado por la asociación civil Plan Estratégico de Juárez, que arroja un cumplimiento total del 84.1 por ciento del Plan Municipal de Desarrollo.
Al revisar el progreso de 366 indicadores al 31 de julio de este año se determina que 237 registran un avance del 100 por ciento; 116 se encontraban en proceso con un promedio de avance del 66 por ciento; y 13 aparecían sin avances.
Mientras que en la revisión de los compromisos de campaña realizados por Armando Cabada para la administración 2016-2018 se determinó que cumplió con el 43 por ciento global.
El ejercicio denominado ‘Promesómetro’ midió 32 compromisos de campaña que fueron publicados a lo largo de la contienda electoral a través de desplegados y redes sociales cuando era candidato.
Por ejemplo, la revisión realizada a las propuestas relativas a pavimentación, alumbrado público, transparencia y combate a la corrupción arrojan un cumplimiento del 50 por ciento; en tanto que las relacionadas a la seguridad pública se encontró que no hay avances en la integración de un consejo ciudadano, así como en acabar con los abusos policiacos y las revisiones de rutina.
Después de hacer historia al resultar electo como el primer candidato independiente en ganar la alcaldía y obtener la mayor cantidad de votos computada en el municipio, Armando Cabada logra ahora la reelección en el cargo público en una cerrada contienda electoral en la que disminuyó un 14 por ciento su capital político.
En 2016 ganó la elección municipal con 205 mil 904 votos, que representaron el 49.15 por ciento del total de los sufragios recibidos; este año, después de los juicios de impugnación, se contabilizaron a su favor 176 mil 245 votos, que representaron el 34.43 por ciento de la votación total.
Ahora, al asumir a partir de esta fecha el nuevo período de gobierno para el que fue reelecto por tres años, que irá del 2018 al 2021, Cabada considera que es una gran ventaja poder dar continuidad a los programas emprendidos en su primer mandato, por lo que se abre una nueva etapa para la ciudad.
“Durante dos años trabajamos decididamente en poner orden en la administración pública, ahora es tiempo de lograr los avances transformadores que darán a nuestra comunidad el nivel que todos nos merecemos”, sostuvo este domingo al tomar protesta para ocupar el cargo público por segunda ocasión consecutiva.

Promesas y fracasos

Con la legitimidad para gobernar ante un triunfo contundente en las urnas, Armando Cabada ofreció en su toma de protesta el 10 de octubre de 2016 no defraudar a los juarenses al encabezar un gobierno ciudadano, eficiente y distinto a los encabezados por los partidos políticos.
A la vuelta de casi dos años los resultados arrojan un escenario de promesas incumplidas, principalmente aquellas en las que se había propuesto dar prioridad a pesar de que para buscar la reelección estableció como condición cumplir con las ofertas de campaña.

Armando Cabada supervisa las obras de bacheo en la ciudad. Foto: Cortesía/Gobierno Municipal

Uno de los compromisos adquiridos fue tapar todos los baches en la ciudad por ser uno de los principales problemas de los juarenses.
“Iniciaremos un intenso programa para disminuir a su mínimo este problema. Este programa será una de las estrategias a la que les destinaremos más recursos en mi administración, porque así lo exigió la gente”, dijo el 10 de octubre de 2016 en el primer mensaje público dirigido a los juarenses
Entonces anunció que asignaría al menos 20 millones de pesos para el 2016 y 80 millones para cada uno de los dos años siguientes, 2017 y 2018, lo que sumaría un total de 180 millones de pesos que obtendría “de una profunda disminución del gasto operativo” para que la ciudadanía percibiera un cambio en este aspecto.
Con base en los dos informes de gobierno se establece que la inversión realizada en bacheo durante la administración fue de 124 millones de pesos en total (74 reportados el primer año y 50, el segundo), lo que representa un 68.8 por ciento de la meta propuesta.
Con estos recursos se repararon 195 mil 198 baches (83 mil 771 el primer año de gobierno y 111 mil 427, el segundo), que cubrieron un total de 463 mil 940 metros cuadrados en 5 mil tramos de 600 colonias, se informó.
Otra de las demandas prioritarias de los juarenses que fue identificada por Cabada para atender desde su gobierno fue el alumbrado público, para el que propuso impulsar un “ambicioso proyecto” en el que aprovecharía los beneficios de la reforma energética y con la participación de la iniciativa privada.
“Uno de los programas a los que dedicaré más tiempo en mi administración será el programa de iluminación para Juárez, pero sin tranza, tal como lo ofrecí en campaña”, pronunció durante el primer discurso dirigido ante autoridades, sectores y simpatizantes reunidos en el Centro Cultural Paso del Norte.
Entonces aseguró que dicho proyecto lo pondría bajo el escrutinio de la comunidad, del Cabildo y del Congreso del Estado, “no como hasta ahora se ha hecho, donde de manera paradójica un programa de iluminación se ha tratado con el más total obscurantismo”.
Anunció que ya habían emprendido un programa piloto en dos colonias de la ciudad que nunca habían tenido alumbrado público y que la meta era cambiar más de 100 mil lámparas Led sin que costara un solo peso a los juarenses.
“Mi responsabilidad será iluminar a Juárez como ninguna otra ciudad del estado”, subrayó.

Ante los cuestionamientos y demandas, Gobierno local suspendió proyecto para iluminar la ciudad. Foto: Cortesía/Gobierno Municipal

La realidad es que el proyecto de alumbrado público denominado “Juárez Iluminado” es uno de los fracasos del Gobierno de Armando Cabada por errores que él mismo reconoce y se atribuye.
“Fue una de las equivocaciones que yo tuve, no tener la sensibilidad política, que he aprendido en estos dos años, pues debí haberme acercado de una manera distinta a los diputados del Congreso local, lo haré en esta ocasión con el proyecto completo para que ellos lo analicen, lo supervisen, lo enriquezcan y finalmente lo aprueben. Urge alumbrado público para Ciudad Juárez”, dijo el viernes pasado en entrevista con varios reporteros.
Y es que el principal proyecto del alcalde fue uno de los puntos de quiebre con los legisladores locales, que cuestionaron la intención de cambiar todas las luminarias mediante la concesión del servicio por 15 años y la afectación de las participaciones federales como garantía.
Derivado de estas diferencias con diputados y ciudadanos el proyecto se paralizó porque se judicializó y finalmente se suspendió para analizarlo después de las elecciones del 1 de julio de este año.
A la fecha, después de los baches en calles y avenidas, el alumbrado público insuficiente es uno de los problemas más importantes identificados por los juarenses, según revela la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU) realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) en junio de este año.

Controversias, desencuentros y ausencias

Elección de exfiscal Jorge González Nicolás como secretario de Seguridad Pública confrontó a Cabada con el gobernador. Foto: Cortesía/Gobierno Municipal

En los casi dos años de gestión, el independiente Armando Cabada encabezó una administración marcada por acciones de gobierno controvertidas, desencuentros con diversos actores políticos y públicos, así como ausencias para construir la candidatura que lo llevaría a la reelección.
Apenas unos días antes de asumir la alcaldía Cabada anunció la designación del exfiscal Jorge González Nicolás como secretario de Seguridad Pública, lo que desencadenó la primera de varias confrontaciones con el gobernador Javier Corral Jurado, quien no acudió a la toma de protesta del presidente municipal.
Los siguientes desencuentros con el titular del Poder Ejecutivo estatal fueron por la designación de Sergio Almaraz Ortiz en sustitución de González Nicolás el 30 de diciembre de 2016, por el diseño de la segunda ruta de transporte semimasivo, por el incremento de la violencia y la falta de coordinación policiaca.
Con los integrantes de la pasada legislatura Cabada se confrontó no sólo por el proyecto de alumbrado público, también por la reforma electoral y la de anticorrupción, esta última vetada por el Cabildo y llevada a la Suprema Corte de Justicia de la Nación.
También mantuvo una abierta confrontación con el síndico Aarón Yáñez Limas, quien desde el inicio de la administración hizo pública la obstrucción a sus labores de auditoría y lo denunció por la vía penal por presunto tráfico de influencias, peculado, cohecho, uso ilegal de atribuciones, fraude y lo que resulte.
Durante su gestión, el alcalde también fue denunciado por la regidora Irma Medrano Flores, quien rompió con el proyecto independiente del que formó parte luego de cuestionar supuestas irregularidades en la administración.
La regidora interpuso una denuncia ante la Fiscalía Especializada de la Mujer en contra Armando Cabada por uso indebido del cargo público y de recursos, hostigamiento, violencia económica, discriminación, abuso de poder y lo que resulte.
Otro de los desencuentros que derivaron en denuncia por la vía penal y civil fue el enfrentamiento que el alcalde tuvo con el conductor de noticias Héctor González del Canal 2 de Televisa Juárez, quien lo acusó de haberlo amenazado de muerte y causarle daño psicológico.
Una cuarta denuncia en contra del alcalde la promovió la dirigencia local del Partido Acción Nacional (PAN) para investigar los contratos de publicidad del Municipio con el canal 44, televisora propiedad de la familia Cabada.
El presidente municipal encaró en la pasada administración municipal la informidad y el reclamo ciudadano por el aumento de hasta más de un 800 por ciento en multas viales, que ante la presión social finalmente fueron canceladas.
En medio de estos vaivenes y el repunte de violencia, el alcalde se dedicó a construir su candidatura para buscar la reelección, lo que lo llevó a ausentarse de su cargo en varias ocasiones para buscar primero las firmas que le permitieran la postulación, después para realizar la campaña electoral y al final hasta defender la elección ante los tribunales.
Junto con él, poco más de una docena de servidores públicos abandonaron sus cargos para acompañarlo en la campaña o para postularse por cargos de elección popular por la vía independiente como parte del proyecto político que encabeza Cabada y que a partir de hoy se extiende por tres años más.
minjareslaverdad@gmail.com

Leer Más:  Supera El Grito de Cabada gasto de la fiesta patria de Corral, acto cuesta 9 mdp
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más Populares

To Top