Juárez

Cuatro minutos de terror: narcobloqueo con una rutera en llamas

La ‘toma’ de un camión de pasajeros por hombres armados, para incendiarlo y bloquear una avenida, así como los ataques a los policías municipales volvieron a poner a  Ciudad Juárez en jaque, ahora bajo un nuevo esquema de coordinación basado en el programa para la construcción de la paz impulsado por AMLO

Fotografía tomada de video

Rocío Gallegos
La Verdad
Ciudad Juárez– Los dedos con los que sostiene un cigarro en su mano izquierda tiemblan mientras narra el momento en el que tres hombres armados y con un galón de gasolina irrumpieron al camión con pasajeros que conducía, lo obligaron a bloquear la avenida Tecnológico, le rociaron con gasolina el interior de la unidad que luego desalojaron y le prendieron fuego.
“Sentí miedo, yo pensé, dije, ya hasta aquí llegué… pensé que ahí me iban a matar”, dice el chofer de la rutera Poniente-Sur, número 1786, que por cuestiones de seguridad prefiere reservar su identidad.
Pasaban las ocho de la noche del día de ayer. El hombre estaba en la última vuelta de su jornada que inició a las 5:20 de la mañana. Labora unas 17 horas cada dos o tres días.
“Estaba bajando pasajeros a la altura de Zeta Gas, cuando se subieron tres chavos con un galón de gasolina y empezaron a quitar los celulares a la gente, me quitaron la caja (del dinero), me quitaron el teléfono, uno empezó a rociar el camión por dentro, lo rociaba de gasolina, y el otro le quitaba los celulares (a la gente) y a mí me apuntaban con el arma”, afirma el hombre que asegura lleva 21 años de chofer de rutera, ocho meses han sido en ese trayecto que inicia en la zona centro y termina a la altura del kilómetro 20 de la Panamericana.

El chofer de la ruta Poniente-Sur incendiada anoche se fuma un cigarro mientras narra los minutos de terror que vivió con narcobloqueo en la Tecnológico. Fotografía: Rocío Gallegos

Uno de los hombres que se subió a la rutera venía haciendo una llamada: “nomás oía que decía: aquí ya tenemos al chofer ya, ¿qué hacemos o qué?”. No escuchó que le respondieron al hombre, pero por lo que vio luego, dice, puede imaginárselo: “desatar terror”.
Duró cuatro minutos el trayecto con los atacantes a bordo del camión, recuerda el hombre mientras descansa recargado sobre el cofre de una unidad de Tránsito, que acudió a cerrar los carriles de cuerpo norte-sur de la avenida Tecnológico, desde la calle Aeronáutica, para resguardar la zona, que no fue acordonada por la autoridad.
El incidente ocurrió anoche luego de cinco ataques a policías municipales –tres de ellos contra estaciones policiacas de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal–, registrados durante el día de ayer y que dejaron ocho agentes lesionados.

Los asientos e interiores de la rutera 1786 de la Poniente-Sur quedaron totalmente destruidos tras el incendio intencional provocado con gasolinaFotografía: Rocío Gallegos

Bloqueo y balaceras ponen en jaque a la ciudad

Los hechos violentos en la vía pública volvieron a poner en jaque a Ciudad Juárez y en alerta roja a las corporaciones policiacas, que ahora enfrentan este desafío bajo un esquema de coordinación basado en el nuevo programa para la construcción de la paz impulsado por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.
Sobre esa situación de violencia y los ataques a los municipales, el alcalde Armado Cabada Alvídrez giró un comunicado donde externa: “lejos de amedrentarnos en la búsqueda de un Juárez mejor, nos mantienen más unidos con la mira clara en nuestro objetivo de hacer prevalecer el Estado de Derecho en nuestras calles”.
Sin embargo, lo que encontraron en la calle los pasajeros de la ruta Poniente-Sur la noche de ayer fue violencia, caos y terror. Así lo exhibe el testimonio de hombre que conducía esa unidad.
“A mí me apuntaban con el arma, decían que no los viera, dale y dale y no me mires, no me mires”, repite el chofer al recordar el momento de la agresión en su contra y de 15 pasajeros que trasladaba hacia el sur de la ciudad.
Al llegar a la altura de Aeronáutica, uno de los tres hombres le dijo “aquí, párate aquí”, y cuando se paró, ya orillado, le indicaron que mejor atravesara el camión de modo que no pasara ni un carro, por los carriles poniente de la avenida.
Luego rociaron con gasolina el camión por dentro y nos dejaron bajar a toda la gente. “Nos dijeron: ‘bájense todos, bájense todos’, yo me bajé entre los pasajeros y ya uno de ellos le pidió el encendedor a otro: “dame el encendedor, y ya le prendieron fuego”.
Recuerda que algunos de los pasajeros cuando se bajaron iban empapados de gasolina, “unas señoras estaban llorando, otras tiraron su mandado, lo que llevaban, nos bajamos y corrimos hacia el hotel”.
Asegura que ahí se resguardaron, se refiere a uno que está en el cruce de la avenida Tecnológico y la calle Floresta, casi frente al aeropuerto.
De ahí salieron hasta que se oyó el rechinido de llantas de autos alejándose.
El panorama que encontró el hombre era dantesco, la rutera que operaba estaba entre llamas.
Menciona que sus atacantes se movilizaron en dos unidades, una Jeep Cherokee de color gris y un carro negro, del cual solo recuerda que traía placas de cartón rojas con blanco.
Estoy nervioso, dice el hombre que asegura que no tenía ninguna amenaza previa ni ha sufrido nunca un asalto durante sus trayectos. Menciona que tras el incidente le habló a su esposa para pedirle que si le marcan de su celular no conteste, “le dije que no tengo ya el teléfono conmigo, me lo quitaron”.
“Ya iba a terminar mi ruta, me faltaban cinco minutos para terminar el recorrido”, dice el hombre que ahora ya no tiene ni camión donde trabajar.

Fotografía: Rocío Gallegos

gallegoslaverdad@gmail.com

Leer Más:  Ciudad Juárez y Chihuahua en el ‘top’ mundial de ciudades más violentas
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

lo más leido

To Top