En El País

Zapata ‘encabeza’ nueva lucha 100 años después

Un siglo después de la muerte de Emiliano Zapata Salazar, y en medio de la oposición al Proyecto Integral Morelos (PIM), los pobladores afectados se inspiran en el Caudillo del Sur para continuar su lucha. Para este 10 de abril, contemplan protestas en todos los puntos donde podría llegar Andrés Manuel López Obrador para hacerse escuchar .

Texto e imágenes: Estrella Pedroza
Pie de Página

Este 10 de abril, los herederos de Emiliano Zapata -de sangre e ideales- reclamarán al presidente de la Republica, Andrés Manuel López Obrador, “la incongruencia con que pretende dar legitimidad a su gobierno pisoteando los derechos de los pueblos”.

Una parte de la familia Zapata no participará en el evento oficial para conmemorar el centenario del aniversario luctuoso, a pesar de que a principio de enero, previó a que se decretara el 2019 como año del generalísimo, participaron en la planeación de ese evento.
“Hace 100 años Madero traicionó a Zapata y ahora 100 años después, el mismo gobierno vuelve a traicionar los ideales de Zapata. Para mí es una burla lo que hizo de decretar el 2019 el año del general Emiliano Zapata y conmemorarlo entregando el agua de los ejidos a las empresas trasnacionales. Además, es una provocación porque los pueblos ya demostraron que no se va a permitir la termoeléctrica”, dijo Jorge Zapata García, nieto del revolucionario.
Detalló que la familia decidió hacer una velada para conmemorar el centenario, con una misa en el mausoleo conocido como El Señor del Pueblo, situado en la Plaza Revolución del Sur en el Centro de Cuautla), donde descansan sus restos.
Este miércoles, también habrá una jornada de eventos culturales.
Desde el museo Casa de Emiliano Zapata, lugar donde se encuentran los vestigios de la casa donde nació el Caudillo del Sur, Jorge Zapata llamó al presidente a replantear su postura frente a la termoeléctrica.
“Andrés Manuel está a tiempo de rectificar para pasar a la historia como el mejor presidente de México, y si no, pasará a la historia como los demás”, destacó.
Mientras que los autodenominados “samiristas”, compañeros del activista Samir Flores, asesinado el 20 de febrero, integrantes del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra, el Agua y el Aire; así como la Asamblea Permanente de los Pueblos de Morelos (APP), han determinado apropiarse de la conmemoración del aniversario luctuoso de Zapata que se realizará en Chinameca, poblado de Ciudad Ayala donde Zapata fue asesinado.
“No permitiremos que los políticos y el presidente utilicen la figura y el nombre de Zapata, AMLO no es digno de encabezar un evento de tal relevancia histórica por traicionar al pueblo al pretender la continuidad del PIM”, sostuvo Teresa Castellanos, vocera de la asamblea de Huexca, comunidad del municipio de Yecapixtla, donde está la termoeléctrica que es el corazón del PIM.
Los pueblos contemplan protestas y presencia en todos los puntos a donde podría llegar AMLO este 10 de abril, porque quieren que los vea y los escuche.
Durante la IX sesión del Congreso de los Pueblos de Morelos, realizada el 7 de abril en Anenecuilco, Ciudad Ayala, considerado cuna del agrarismo porque ahí nació Zapata, la APP determinó exigir dialogó directo con López Obrador.
“Le apostamos al diálogo, no a la confrontación con el gobierno federal, y por eso pedimos diálogo directo con Andrés Manuel y no con Hugo Eric Flores, a quien desconocemos por sus antecedentes”, sentenció el vocero de la organización, Guillermo Hernández Chapa.
Entre los pobladores de Morelos, prevalece el enojo debido a que, desde hace un siglo, los gobiernos desde hace un siglo tomen como estandarte el nombre y legado del revolucionario.
A Zapata, considerado como el único caudillo con calidad moral inquebrantable por morir firme en sus convicciones, Madero buscó alinearlo para dar legitimidad a su gobierno.
En la actualidad, AMLO nombró este 2019 como el año de Zapata para legitimarse ante el sector campesino e invisibilizar la traición al pueblo de Morelos al dar continuidad al PIM, señala Jorge Zapata, nieto del caudillo.
“Ahora derechas, izquierdas, todos ocupan el nombre de Emiliano Zapata para buscar beneficios personales con el pretexto de apoyar al pueblo”, añade.

¡Zapata vive! y ¡Samir vive!

Un siglo después de la muerte de Emiliano Zapata Salazar, y en medio de la oposición al Proyecto Integral Morelos (PIM), los pobladores se inspiran en el Caudillo del Sur y en este territorio surgen las comparaciones.
“La historia se repite”, frase que pareciera cliché, pero que desde el pasado 20 de febrero –cuando el activista Samir Flores fue asesinado– toma mayor sentido para hombres y mujeres que desde hace siete años se oponen al megaproyecto que incluye la construcción y operación de dos termoeléctricas, un acueducto y un gasoducto que cruza por Tlaxcala, Puebla y Morelos.
Ambos “fueron emboscados”, dice Jorge Velázquez, habitante de Amilcingo y vocero de la asamblea comunitaria de ese lugar, para frenar su lucha y su fuerza, los dos contaban con la credibilidad y respaldo de sus comunidades.
Coincidentemente, agrega, Samir Flores murió meses antes de celebrarse el centenario luctuoso del Caudillo del Sur, en un momento en el que Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, busca una transformación nacional como lo pretendió Francisco I. Madero con la Revolución mexicana.
Carlos Gallardo Sánchez, periodista y autor de varios libros sobre el zapatismo, ubicó similitudes entre la Revolución y la actual llamada cuarta trasformación:
La primera, señala, es que Madero prometió durante la Revolución un cambio para el país y sugirió –en el artículo 3 del Plan de San Luis que promulgó el 5 de octubre del 1910– la restitución de las tierras; AMLO prometió un cambio nacional y el 2 de mayo de 2014 y aseguró que cancelaría el PIM.
Al llegar al poder, añade, Madero incumplió con el Plan de San Luis y configuró a Zapata como un enemigo del Estado; AMLO incumplió con la cancelación PIM e impulsó la entrada en funcionamiento de la termoeléctrica.
Por último, señala que Madero convirtió a Zapata en blanco para sus enemigos hasta que fue acribillado y que AMLO configuró a los opositores de la termoeléctrica como radicales de izquierda, los configuró como enemigos del Estado y Samir fue asesinado.
Gallardo Sánchez aclara que estas similitudes las realiza “con la debida distancia y proporción de lo que Zapata representa en la lucha y en la historia de México”.
Edgar Zapata, historiador y bisnieto del revolucionario, dice que tanto Madero como López Obrador “traicionaron al pueblo” y generaron enojo de los pueblos.
La imagen y el nombre Zapata, cuyos ideales quedaron plasmados en el Plan de Ayala promulgado el 28 de noviembre del 1911, se convirtieron en bandera para muchas luchas; entre éstas las encabezadas por el Che Guevara, Lucio Cabañas, Genaro Vázquez Rojas, Rubén Jaramillo.
En tanto, la reciente muerte de Samir Flores se toma como referente para dar continuidad a la lucha contra el PIM.

Leer Más:  Bodas arregladas, entre la tradición y el abuso

Leyendas que fortalecen la lucha

Carlos Gallardo Sánchez, autor del libro didáctico Milano Pa´ los Cuates, explicó que tras la muerte del Jefe Milano -como también era llamado Zapata-, los mitos y leyendas crecieron.
Se dice, por ejemplo, que en realidad quien murió fue su guardaespaldas. O que logró escapar y se refugió con uno de sus compadres en Arabia o Hungría. También, algunas personas dicen que después del 10 de abril del 1919, Zapata fue visto en distintos poblados de Morelos, sobre su caballo blanco.
“Estos mitos y leyendas, muchos documentados por historiadores, surgen para mantener viva la lucha que encabezaba y para fortalecer los movimientos hasta nuestros tiempos siguen vigentes”, dijo.
Hoy en, esta nueva etapa de lucha contra la termoeléctrica y tras la muerte de Samir Flores Soberanes, en las calles de Amilcingo ya ocurren y se escuchan algunos mitos, afirmó Samanta Cesar, vocera de la Asamblea de Amilcingo, comunidad del municipio de Temoac, de donde era originario Samir, durante el Foro ¡Nemin Samir, Nemin Zapata! Continuidad de la lucha Zapatista en Morelos, realizado el 4 de abril.
Mucha gente ha soñado a Samir, gente que normalmente no soñaba, lo ha visto en sus sueños y les dice que no se rindan que se debe seguir la lucha.
Los niños aseguran que Samir sigue aquí y que fue a visitar a Don Goyo (el volcán Popocatépetl ubicado apenas a un kilómetro de la termoeléctrica de Huexca) para pedirle ayuda para frenar la termoeléctrica (en las últimas semanas Cenapred la informado sobre la actividad volcánica yha pasado a Fase Amarilla 3 en el semáforo volcánico).
“Pensamos y sentimos que sigue aquí, que así como Zapata ha sido visto cabalgando su caballo blanco, Samir sigue caminando por las calles de Amilcingo con sus huaraches, su morral y su sobrero”, añadió la activista.
Samantha admite que esa es la forma en la que ellos, los “samiristas”, toman fuerza para no soltar la lucha, porque para todos ha sido difícil seguir sin uno de sus miembros, de quien aprendieron que la desobediencia a las autoridades es el camino para retomar la autonomía de los pueblos y rescatar sus usos y costumbres.
Eso, a pesar de que, el pasado 23 y 24 de febrero, en la Consulta Ciudadana que organizó el gobierno federal para decidir si entraba o no en funcionamiento la termoeléctrica, de acuerdo con información oficial, la gente dio con su voto luz verde al megaproyecto.
Los pueblos mantienen e insisten en la lucha jurídica, desde 25 de febrero -cuando AMLO dio a conocer los resultados- iniciaron un coctel de amparos.
Juan Carlos Flores, integrante del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra, el Agua y el Aire Morelos, Tlaxcala y Puebla, explicó que comunidades de Morelos y Puebla interpusieron cinco amparos en contra del funcionamiento del PIM y en contra del funcionamiento del gasoducto por distintas violaciones.
La comunidad de Huexca promovió un amparo en contra del funcionamiento del gasoducto y del PIM, reclamando la violación a la autodeterminación de la asamblea de rechazar el megaproyecto.
Éste ya fue aceptado por los tribunales debido a que ya hubo un anuncio de que entrará en funcionamiento el PIM y eso significa que se aplicará un acto de autoridad. Sin embargo, han negado la solicitud de suspensión provisional porque considera que no hay una afectación evidente y directa a la población.
Por eso, se presentó una queja y de los otros cuatro amparos las autoridades judiciales están por acordar su aceptación.
Además, de los tres amparos que se iniciaron en contra de la Consulta Ciudadana y que fueron desechados por los jueces por considerar que no era un acto que obligaba al presidente a echar andar el proyecto.
Hasta ahora el camino jurídico ha permitido que a más de un sexenio el PIM este detenido por lo que insistirá.
“Vemos que hay una consigna por parte de las autoridades judiciales porque un juez que es experto en derecho de repente argumenta como si fuera experto en termoeléctricas o en medio ambiente, y los jueces buscan evadir los amparos con chicanadas, es decir, recurren a acciones judiciales con el efecto de retrasar el proceso”.
Por ello, en breve planean recurrir ante instancias internacionales como la Corte Interamericana de Derechos Humanos y la OIT.
Este martes, un juez federal ordenó aceptó el amparo correspondiente al juicio 647/2019-IV, promovido por los pobladores de San Lucas Atzala y San Andrés Tlalpan, en Puebla, y ordenó al gobierno federal dar a conocer las medida de prevención para proteger a pueblos afectados por el gasoducto en zona de riesgo del volcán Popocatépetl.
En 24 horas, el gobierno debe determinar las medidas de seguridad necesarias ante el incremento de la actividad del volcán y su interacción con el Gasoducto Morelos, así como señalar si cuenta con un plan de contingencia.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

lo más leido

To Top