En El País

La cúpula militar de la Guardia Nacional

Pese a las críticas de organizaciones civiles, el gobierno federal optó por mantener al Ejército en el centro de la nueva organización de seguridad pública. Al frente hay tres hombres fogueados en las Fuerzas Armadas y una mujer proveniente de la Policía Federal

José Ignacio de Alba
Pie de Página

Ciudad de México – El gobierno mexicano alista los últimos detalles para la conformación de lo que será la Guardia Nacional. La corporación tendrá la tarea de combatir la violencia sin precedentes por la que cruza el país, cuyos elementos. Estos nuevos elementos policiacos tendrán dirección militar.

Los críticos al proyecto de seguridad del presidente López Obrador aseguran que la nueva corporación no representa una diferencia a la vieja estrategia de la llamada “guerra contra las drogas”. Hasta el momento el conflicto ha dejado, según cifras oficiales, 200 mil ejecuciones y más de 40 mil desapariciones. Pero el gobierno de López Obrador asegura que sólo así se puede atender la crisis de seguridad que vive el país.

El presidente también aseguró en conferencia que su gobierno combatirá el origen de la violencia: “ahora se van a atender las causas, ya lo estamos haciendo, y al mismo tiempo vamos a tener presencia suficiente para la garantizar la seguridad de los ciudadanos”. Su administración invirtió una cifra histórica en programas sociales.

Al frente de la Guardia Nacional, que será conformada por elementos de las policías Policía Militar, Federal y Naval, quedará el comandante Luis Rodríguez Bucio, un militar con 45 años de experiencia que encabezó la junta Interamericana de Defensa de la Organización de Estados Americanos, un organismo nacido en el marco de la Segunda Guerra Mundial alineado a los intereses de Estados Unidos para proteger a la región de embates extranjeros.

El general también fue agregado militar en Alemania y Polonia, y tiene estudios de doctorado en Defensa y Seguridad Nacional.

Gabriel García Chávez, otro de los mandos, es contralmirante de infantería de Marina e ingeniero hidrógrafo con maestría en Administración Naval y Seguridad Nacional. El hombre de 60 años se ha desempeñado como comandante de Batallón en cuatro ocasiones, además fungió como director de la Policía Ministerial de Baja California Sur en 2018.

Leer Más:  Bodas arregladas, entre la tradición y el abuso

Patricia Rosalinda Trujillo Mariel es la única mujer dentro de los altos mandos de la nueva corporación. Médico de profesión, con una carrera desarrollada principalmente en la Policía Federal, Trujillo Mariel destaca por el número de doctorados con los que cuenta, de acuerdo con su currículum vitae. Nueve de los cuales son Honoris Causa.

Veracruzana de nacimiento, Trujillo Mariel participó principalmente en el área forense y criminalística de la Policía Federal. La titular de la Comisión Científica de la Policía Federal fungió, entre 2016 y 217, como directora del Comité de Ética de la corporación que el presidente López Obrador desdeñó en su estrategia de seguridad pública.

Xicoténcatl de Azolohua Núñez Márquez ha hecho toda su carrera en el Ejército. Dos terceras partes de su vida ha sido militar activo: 42 años. El próximo 1 de agosto, con 62 años de edad, se convertirá se habrá retirado. Núñez Márquez ha sido parte de la estrategia militar fallida contra el crimen organizado que ha enfrentado el gobierno mexicano en los últimos dos sexenios, como jefe de secciones y operaciones contra el narcotráfico del Estado Mayor de la Defensa Nacional. También fue subdirector general de Infantería y comandante del Batallón de Infantería en Ciudad Cuauhtémoc Chihuahua.

Esta semana el gobierno de México firmó un acuerdo de cooperación con la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas encabezada por Michelle Bachelet, para que la Guardia Nacional sea capacitada en la protección y promoción de los derechos humanos.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

lo más leido

To Top