Opinión

Yeidckol y la espada de Damocles

Miguel Ángel Sosa
Twitter: @Mik3_Sosa

Ciudad de México – Cuando se consulta al oráculo acerca de los procesos electorales de este año, los que saben de política -y también los que no- verán a MORENA ganando las gubernaturas de Puebla y Baja California. No habrá sorpresas, pero puede que sí muchos sorprendidos.

Y es que si bien la ola de la cuarta transformación alcanzará para cubrir, sin mayor problema, dos bastiones históricos del PAN; los ecos de esas victorias dejarán profundas marcas en la armadura del partido en el poder. Será la primera aduana posterior a la elección presidencial, donde sabremos si el papel de la oposición es pequeño, mínimo o nulo.

No perdamos de vista que esta vez no se elegirá Presidente de la República y sin embargo, Andrés Manuel estará – implícitamente – en las urnas. Porque a manera de consulta popular, las elecciones de Puebla y Baja California serán termómetros de lo que pasa en México.

Sabemos de antemano quién ganará, a menos que ocurra una sorpresa por demás improbable. Atrás quedó eso de que los súper delegados serían candidatos naturales a las gubernaturas: en una va un senador con licencia, en la otra una imposición de la dirigencia nacional.

Los nombres de los ganadores en ambos estados no cambiarán: Miguel Barbosa y Jaime Bonilla, serán quienes se alcen con los triunfos el próximo 2 de junio. Pero a la par, este proceso electoral será también el parteaguas de reacomodos al interior del partido que comanda Yeidckol Polevnsky.

MORENA tendrá que aprender a lidiar con el canibalismo resultante de ser, en el actual sistema de partidos, la apuesta más atractiva para buenos y malos políticos. Es por así decirlo: el dulce más preciado, pues la marca pareciera asegurar por sí sola el triunfo en los comicios.

Leer Más:  El tráfico ilegal de drogas legales, la otra amenaza

Vendrán entonces las guerras de cuartel y una lucha intestina por controlar una maquinaria de la cual aún no se sabe a ciencia cierta de qué tamaño es. Después de conquistar Puebla y Baja California, las huestes guindas empezarán la madre de sus batallas, la de saber en cuál de sus dos manos está el enemigo.

ENTRE TELONES: En los últimos días circularon rumores sobre las primeras bajas en el gabinete federal. Las oficinas de Alejandro Gertz Manero y Marcelo Ebrard desmintieron las notas que por separado los ubicaban con un pie fuera de la 4T. Nadie sabe quién aventó la piedra, pero es seguro que vendrán muchas más.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

lo más leido

To Top