Opinión

Pueblo sabio o enamorado

Miguel Ángel Sosa
Twitter: @Mik3_Sosa

Ciudad de México –No cabe duda que la dinámica pública en México ha cambiado. Con el nuevo gobierno llegaron también formas distintas de decir y hacer las cosas. Y de esto tendrá que aprender la mermada oposición.

Si de entrada, todo es nuevo o por lo menos pretende serlo, resulta bastante lógico que en la construcción de contrapesos se exploren también formas innovadoras de “hacerle frente” a López Obrador.

Queda claro que el juego de pegarle al Presidente no es precisamente un escenario que esté resultando bien para los otros partidos. Si le pegan, sube más su popularidad; y si no le pegan, también.

Esto es lógico y hasta comprensible. Es un mandatario que llegó con un histórico apoyo en la urnas y que sacudió – literal – a las estructuras de poder – visibles y no tanto – dentro las esferas política, económica y social.

Falta mucho para abollar la armadura del gigante, y nadie mejor que él para saberlo. Pero al igual, su olfato político le dice que el poder es como arena entre las manos. El escudo no durará para siempre, al igual que el apoyo del pueblo sabio.

El presidente abarca todo sin hacer nada. Quién entrega un apoyo no es el Gobierno de México sino López Obrador; lo mismo pasa cuando la Secretaría de Comunicaciones y Transportes construye o habilita carreteras, pues quien lo está haciendo – por lo menos en el imaginario – es AMLO.

Este enamoramiento del que algunos ya han hablado, lo justifica todo. Justifica los errores técnicos y humanos que en el pasado -no tan pasado- hubieran sido imperdonables. Justifica también la torpeza, y peor aún, la maquilla con colores de inocencia.

Leer Más:  Cadena perpetua al Chapo; impunidad a ex presidentes

¿Cuánto durará? Para alegría de muchos, podemos decir que falta bastante. Para coraje de otros, podemos decir que apenas somos testigos del inicio. El desgaste natural del gobierno será menor por el teflón que suma a la fórmula el tabasqueño.

En este escenario hay quienes insisten en apostar al golpeteo frontal contra el Ejecutivo. Olvidan que como dice el dicho: hay tiempos para tronar´cuetes´ y otros para juntar varas.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

lo más leido

To Top