Migración

Guatemala, un socio incierto para tratar la migración

La meteórica carrera política de Erik Súñiga está en aprietos: la agencia antidrogas de Estados Unidos lo quiere extraditar y, a unos días de la elección, un tribunal le revocó la candidatura a presidente municipal de Ayutla, localidad fronteriza con México, por sus nexos con el narcotráfico. Ésta es la Guatemala con la que el gobierno mexicano tendrá que impulsar el desarrollo

Texto y fotos: José Ignacio De Alba
Pie de Página

Guatemala – Raúl Morales dice que él votará por Erik Súñiga, a pesar de que el candidato está acusado de narcotráfico y de que lo busca la DEA. Súñiga prometió que construirá un cine en la cabecera municipal de Ayutla y Raúl Morales, de 24 años, piensa que con ese cinema ya no tendrá que cruzar ilegalmente a México, atravesando el río Suchiate, cada vez que quiera ver películas

El único cine al que Morales puede asistir en Guatemala está a tres horas de aquí, en el departamento de Retalhuleu. El muchacho se dedica a vender medicinas naturistas en la calle. Ahora viste un chaleco negro, a pesar del calor, y es un entusiasta de la biblia, especialmente de la parte apocalíptica.

El cinéfilo Morales cuenta que la última película que vio en Tapachula fue Endgame de los Avengers; jura que fue en 3D. El próximo domingo, piensa acudir a votar, pero sólo lo hará por el candidato a la presidencia municipal de Ayutla, Erik Súñiga. “Los demás, incluido el presidente, son lo mismo”, dice.

El joven aún no sabe que el Tribunal Supremo Electoral revocó la candidatura de Erik Súñiga. Las autoridades guatemaltecas también le quitaron la posibilidad de participar en las elecciones a Otoniel Lima, que contendía en otro municipio. De todos modos es probable que Morales vote por Súñiga, pues a estas alturas sería imposible cambiar las boletas electorales. Además la publicidad del político sigue tapizando las calles con el lema de su campaña: La seguridad de Ayutla está en tus manos.

En abril pasado Erik Súñiga fue acusado por la Agencia Antidrogas de Estados Unidos de tráfico de estupefacientes. Según el gobierno estadounidense, Súñiga trabajó para el Cártel de Sinaloa desde 2008.

Incluso, las autoridades norteamericanas piden la extradición del candidato. Aunque no sólo los gobiernos locales tienen problemas serios con la infiltración del crimen organizado.

Desde la clandestinidad Erik Súñiga encabezaba las preferencias para reelegirse en esta región de Guatemala.

La historia de Ayutla, un poblado de 40 mil habitantes que está en la frontera con México, muestra muy bien las complicaciones que tiene el gobierno mexicano por estos días: el canciller Marcelo Ebrard ha negociado con Estados Unidos sentar las bases para un desarrollo económico en Centroamérica que detenga el flujo migratorio que este año alcanzó récords históricos. El gobierno mexicano tiene 45 días para demostrar que, al menos, es posible pensarlo.

Leer Más:  Los niños migrantes como campo de batalla

Pero el problema aquí es un poco más difícil. Guatemala, el principal país con el que Ebrard tiene que negociar las condiciones para detener el éxodo, irá a elecciones este domingo. Los guatemaltecos elegirán a sus próximos presidente, vicepresidente, diputados y 360 alcaldes.

Y la corrupción tiene de cabeza al vecino del sur.

Una larga lista de exfuncionarios de primer nivel están en la cárcel por corrupción y un repertorio de delitos. Entre ellos, los expresidentes Otto Pérez Molina, Alfonso Portillo y Álvaro Colom.

También el actual presidente de Guatemala, Jimmy Morales, es señalado por violaciones en el financiamiento de su campaña. El político bloqueó la operación de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), que investigaría a su hijo y a su hermano por fraude.

Guatemala es la puerta de entrada a México por la frontera sur. Por aquí tienen que pasar, forzosamente, salvadoreños y hondureños, entre muchas nacionalidades. El país se convierte en un embudo para el paso de personas, pero también de mercancías ilícitas.

El caso de Ayutla ejemplifica bien los problemas que tendrá el gobierno mexicano para aplicar, en lo local, su ambicioso plan de desarrollo para la región. El gobierno mexicano busca intercambiar la militarización por el desarrollo, según ha explicado el presidente Andrés Manuel López Obrador, bajo una premisa sencilla: detonar las economías de los países expulsores para que las personas no tengan necesidad de salir.

El plan, sin embargo, no parece tan sencillo visto desde el sur.

Erik Súñiga, el alcalde que hasta este lunes tenía más posibilidades de ganar las elecciones en el municipio colindante con Tapachula, en Chiapas, buscaba reelegirse por cuarta ocasión. Su administración ha durado 11 años durante los cuales logró hacerse de una gran popularidad, al grado de que logró formar su propio partido político: Crecer.

El círculo más cercano al ahora excandidato buscado por la DEA podría reemplazar la candidatura, incluso su hija, nombrada Miss Guatemala en 2017. En el concurso de belleza Miss Universo, en el que concursó a los 22 años, la modelo dijo que una de sus aspiraciones en la vida era ser política.

Gabriel de la Rosa, poblador de Ayutla, advierte: “como quiera gana don Erik”.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

lo más leido

To Top