Migración

Interceptan a migrantes en la frontera por Ciudad Juárez, Migración los retornan al sur

Migrantes interceptados por militares y entregados a oficiales de Migración, en el bordo fronterizo. Fotografía: Alejandro Sánchez

Rocío Gallegos
La Verdad

Ciudad Juárez – A unos metros del límite fronterizo con Estados Unidos, los militares y policías federales desplegados en el bordo del río Bravo comenzaron a interceptar a migrantes para entregarlos a oficiales de migración, se detectó en un recorrido por la zona.

Una vez en manos de las autoridades del Instituto Nacional de Migración (INM), los extranjeros que no cuentan con permiso para permanecer en el país son trasladados a una estación migratoria en la Ciudad de México, donde se les retorna a su país o se le da la opción de solicitar refugio ante el gobierno mexicano, de acuerdo con información de fuentes consultadas.

Migrantes interceptados por agentes federales y militares en el bordo fronterizo
Fotografía: Alejandro Sánchez
Soldado entrega a migrantes a los oficiales del INM
Fotografía: Alejandro Sánchez

Oficiales de Migración trasladan a migrantes al INM de donde son trasladados al sur, para que resuelvan su estancia en México o sean retornados a su país de origen
Fotografía: Alejandro Sánchez

De manera oficial, la delegación del INM no ha proporcionado información sobre el operativo implementado con militares en el bordo fronterizo en esta ciudad, colindante con El Paso, Texas.

Sin embargo, fuentes relacionadas con el operativo revelaron a La Verdad que los migrantes entregados por militares a oficiales de migración para su traslado al sur del país suman casi cinco docenas.

También, aseguran que no son detenciones, sino “acciones de rescate” de migrantes en situaciones de riesgo.

Un militar que este martes participó en la entrega de un padre e hijo procedente de Guatemala dijo que ellos no detienen, solo conminan a los migrantes a que se regresen porque hay mucho peligro en el río.

Los militares y federales abordan a los migrantes, les piden que se identifiquen, no se les acercan mucho, no los tocan, pero los rodean. No los dejan cruzar a Estados Unidos y llaman a los oficiales del INM.

Mientras llega el personal de Migración, los entretienen pidiendo sus datos, su identificación y platican hasta que arriban los agentes del INM para recogerlos, esto se pudo atestiguar este martes en la zona cercana al cruce internacional ferroviario, conocido como el puente Negro.

Soldado vigila el bordo fronterizo a la altura del puente Negro
Fotografía: Alejandro Sánchez

Las acciones encabezadas por oficiales del INM en Ciudad Juárez comenzaron desde el domingo 16 de junio, presuntamente con la intención de desalentar el cruce de migrantes hacia Estados Unidos por esta región, según dieron a conocer algunos agentes que participan en el operativo.

Leer Más:  Xenofobia y criminalización de migrantes en INM, acusan

Desde ayer se detectó que los militares interceptan a los migrantes y los entregan a autoridades migratorias mexicanas.

‘Muros’ de vigilancia en sur y norte: Garduño

Fotografía: Alejandro Sánchez

En la Ciudad de México, Francisco Garduño, quien este martes asumió como nuevo comisionado del Instituto Nacional de Migración, dijo que se está desplegando a la Guardia Nacional –en su mayoría militares– en la frontera sur y en la frontera norte como parte de la implementación de controles migratorios, que también llamó muro de vigilancia.

En entrevista con medios de comunicación, Garduño explicó que los migrantes pueden ser detenidos por agentes de la Guardia Nacional, o la policía municipal o la estatal que participan en los operativos, para luego ser puestos a disposición de los agentes migratorios.

Estos luego los presentan en una estación migratoria o trasladarán a estancias provisionales o albergues, donde se les hará el chequeo de que los datos que están proporcionando, para verificar que sean exactamente fidedignos, y una vez que se confirma su nacionalidad, “se van fuera de país”.

El funcionario federal estimó que en la frontera norte, principalmente en Tijuana, Ciudad Juárez, Reynosa y Matamoros, hay unos 50 mil extranjeros que ingresaron al país de manera irregular. Otros 10 mil están concentrados en la frontera sur.

Dijo que de los retornados desde Estados Unidos para permanecer en México mientras se concreta su cita hay al menos unos mil 200 en la frontera norte que ya quieren regresar a sus casas, por lo que ahora trabajan en un plan para llevarlos a sus países.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

lo más leido

To Top