Juárez

Aristóteles, un ‘humanoide’ de Ciudad Juárez

Juan Vargas, Marco Barraza y Samuel Badillo junto a Aristóteles. Fotografía: Ingrid Giese/Borderzine

En un laboratorio de prototipos a pequeña escala, un grupo de juarenses crea un robot con algoritmos de inteligencia artificial para que escuche y hable como un humano.

Este texto forma parte de Borderzine, un programa de periodismo bilingüe de UTEP, y es publicado por La Verdad con autorización de sus directivos

Ingrid Giese
Borderzine

CIUDAD JUÁREZ — Aristóteles, el primer humanoide filósofo fue creado con la idea de conversar y debatir al nivel del pensamiento de un humano.

El ingeniero mecánico electricista, Marco Barraza, de 65 años, construyó el robot en Fab Lab, un laboratorio de creación de prototipos a pequeña escala en Ciudad Juárez.

Video: Borderzine

“Aristóteles es probar los algoritmos de inteligencia artificial, la idea es que razone, escuche y hable como un humano, que vea casi como un humano, que vea y reconozca un objeto, reconozca personas y puede interactuar con una persona”, dijo Barraza.

Conforme a esto, Aristóteles puede hacer casi todos los movimientos de la cintura, caderas, brazos, cabeza y ojos como un humano y leer una variedad de artículos al día.

“Ahorita por ejemplo puede leer 25 mil artículos en día y hacer cerca de entre 300 a 500 mil fichas en un día, entonces va a ser un robot de conocimiento”, dice Barraza.

El estudiante en ingeniería en mecatrónica Juan Vargas de 22 años, está en colaboración en el proyecto y relata que el siguiente reto es hacer caminar a Aristóteles.

“Entonces para poder hacerlo caminar hay que ver diferentes mecanismos, para obtener el balance perfecto del robot y sobre todo investigar los sensores que se tienen que utilizar” dice Vargas

Leer Más:  Emojis, mucho más que simples adornos digitales

Para que esto suceda, se usan sensores como el giroscópico que funciona básicamente para obtener un punto de equilibrio en específico de algún objeto, sería un punto clave para que el robot tenga un equilibrio exacto, explica Vargas.

Fotografía: Ingrid Giese/Borderzine

Aristóteles consiste con un aproximado de 500 piezas impresas (en 3D). Dependiendo de la pieza puede tomar de 24 hasta arriba de 30 horas para imprimir, explica Juan.

El gerente de Fab Lab, Samuel Badillo, de 31 años, dice que ver Aristóteles por primera vez fue de asombro.

“Lo que yo vi primero fue la mano y el antebrazo, se me hizo muy interesante pero realmente no es nada más en que sea una mano o tenga movimiento, si no todo el conocimiento, las técnicas que requiere algo así que puede verse simple”, dice Badillo.

De acuerdo con el Gerente de Fab Lab Badillo, Aristóteles es el primer robot especializado en filosofía creado en este laboratorio.

El proyecto Aristóteles ha llevado un proceso de un año y medio, el cual el ingeniero Barraza espera que dentro de otro año y medio más se pueda seguir perfeccionando a este humanoide con inteligencia artificial.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

lo más leido

To Top