En El País

Tras 25 años de impunidad, México pedirá disculpas a hermanas indígenas


Estado Mexicano ofrecerá disculpas públicas por la violación a sus derechos humanos perpetradas por agentes militares de la Secretaría de la Defensa Nacional

La presencia del alto mando de la Sedena en el evento de disculpas públicas es un requisito indispensable para el proceso de reparación y acceso a la justicia de las hermanas González Pérez, de su madre, su familia y del pueblo indígena maya tseltal, recomendaron las organizaciones.

Por Andrés Domínguez
Chiapas Paralelo

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas – La Comisión Mexicana en Defensa y Promoción de los Derechos Humanos, Amnistía Internacional y el Comite Hermanas Gónzales Perez informaron que Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaria de Gobernación (SEGOB) se comprometió a que el Estado mexicano pedirá disculpas públicas a las hermanas González Pérez y a su madre, Delia Pérez de González, el 18 de octubre de 2019 en Ocosingo, Chiapas.

Esto debido a que el 4 de junio de 1994, las hermanas González Pérez y su madre, Delia Pérez de González, pertenecientes al pueblo indígena maya tseltal, fueron víctimas de detención arbitraria, privación de la libertad y tortura sexual, además de la violación a los derechos de la niñez en el caso de Celia González Pérez quien en ese entonces era menor de edad, por un grupo de militares en el estado de Chiapas.

Por estos hechos, la Comisión Interamericana de los Derechos Humamos (CIDH) declaró en 2001 la responsabilidad internacional del Estado mexicano y recomendó la investigación del caso y la reparación adecuada a las hermanas.

En cumplimiento de ello, el Gobierno de México tras 18 años del veredicto de la CIDH reconoció la trascendencia del caso y la valentía de las víctimas, por lo que se comprometió a efectuar una disculpa pública en los términos solicitados por las hermanas González Pérez, satisfaciendo cabalmente las siguientes condiciones:

El evento de disculpa pública se llevará a cabo el 18 de octubre de 2019 en Ocosingo, Chiapas.

Leer Más:  TV Azteca reconstruye Tenochtitlán en área protegida

La presencia de la titular de la Secretaría de Gobernación, altos mandos de la Secretaría de Defensa Nacional y de la Fiscalía General de la República es imperativa.

El formato del evento será previamente acordado con las víctimas, considerando los usos, costumbres y la cosmovisión del pueblo indígena maya tseltal.

El acto deberá condenar los hechos de violencia en contra de las mujeres y el pueblo indígena maya tseltal, así como las violaciones a los derechos humanos cometidas en agravio de las hermanas González Pérez y su madre.

Aunado a ello, el Estado mexicano se comprometió a cumplir con las garantías de acceso a la justicia y no repetición para que estos hechos no ocurran nuevamente, considerando que por más de 25 años el caso de las hermanas González Pérez ha permanecido impune.

El reconocimiento de la responsabilidad del Estado mexicano es una garantía imprescindible para la no repetición de violaciones a los derechos humanos, de ahí la importancia de la disculpa pública como una medida simbólica primordial que permite comenzar a reparar el daño.

Por ello, la presencia de altos mandos de la Secretaría de Defensa Nacional en el evento es fundamental y necesaria como parte del acceso a la justicia de las víctimas: las hermanas González Pérez, su madre, su familia y el pueblo indígena maya tseltal.

Sin el cumplimiento de dichas condiciones, el Estado mexicano estaría omitiendo su obligación de garantizar una reparación adecuada, finalizaron las organizaciones.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

lo más leido

To Top