Opinión

Explotación laboral en la cultura chihuahuense

Hilda Sotelo
Escritora

¿Cómo actuar cuando el problema se repite una y otra vez? ¿Qué hacemos?

Durante el 2018, la escritora Liliana Pedroza denunció, a través de distintos medios, el mal trato que la Secretaría de Cultura de Chihuahua, por conducto de Concepción Landa (directora), le daba a los/las artistas y escritores que no se ajustaban al discurso gubernamental.

En aquella ocasión Concepción Landa llamó artistas informales a los ciudadanos que no estaban dados de alta en Hacienda, porque son considerados sujetos no fiscales y por lo tanto no profesionales. Sin investigación previa la Secretaría de Cultura contrata los servicios profesionales de artistas, los usa, luego les informa que sus pagos no han llegado o se atrasaron. Asimismo, a los dados de alta en Hacienda, que han enviado sus documentos a través de sus contadores/as, no reciben pago y el mal trato o indiferencia procede por parte de los funcionarios.

La Feria del Libro de Ciudad Juárez se llevó a cabo del 24 de mayo al 2 de junio. Como bien lo anunció y presumió constantemente en sus redes sociales Concepción Landa, coordinadora de la Secretaría de Cultura del estado de Chihuahua, la Felif 2019 tuvo más de 400 eventos y más de 40,000 personas que asistieron. Además, a la ciudad llegó Paco Ignacio Taibo II, director de Fondo de Cultura Económica, a lanzar la colección Vientos del Pueblo de México, que no cumple con la Ley de Paridad.

En esta ocasión fui el enlace para que Cristina Rivera Garza participara en la Feria del Libro en Ciudad Juárez, con el debido profesionalismo que la caracteriza, la escritora trabajó en tres eventos: Mesa de Lectura de Escritoras del Norte, Noches de Literatura, y comentarios sobre el proyecto #EscriturasContraElPoder Fronterizas con Susana Chávez.

Cristina envió a tiempo los respectivos documentos requeridos para que el depósito se llevara a cabo. Han pasado dos meses y no hay remuneración alguna “no me pagan por un trabajo que hice hace meses”, me informa.

Además, la Subsecretaría no respondió a mi correo electrónico. Hasta la fecha ninguno de los participantes en ha recibido pago por su trabajo desempeñado durante la Felif 2019.

La feria pudo ser posible gracias al trabajo de decenas de voluntarios o prestadores de servicio social. Y si investigamos encontraremos que algunos contratados siguen sin percibir sueldo, será difícil que hablen por temor a que no los vuelvan a invitar a eventos literarios oficiales.

Tal vez a la Secretaría de Cultura le hace falta recordar que la explotación laboral se da cuando el trabajo es mal pagado o de plano no es remunerado, también se da cuando el empleador abusa del empleado/a o cuando la prestadora de un servicio profesional recibe mal trato físico, verbal, emocional, psicológico, o económico.

Según la feminista cósmica y artista Concha Michel, en México a las mujeres se les pide un constante autosacrificio. Según Marx se le nombra enajenación del trabajo cuando el trabajador siente que se pierde a sí mismo mientras el otro se beneficia, ¿protegen las leyes a las escritoras del Norte, a los trabajadores culturales, a los artistas?

A la escritora Liliana Pedroza en el 2018 le pidieron participar en un evento homenaje donde ella tendría que cubrir sus gastos de traslado y hospedaje. A Arminé Arjona le prometieron publicar su novela Castigos en el aire, aseguraron que la publicación impresa estaría lista para la Felif 2019, no sucedió, sigue sin percibir su pago. La diseñadora Malena Villar y yo ofrecimos publicar el formato electrónico del libro, además preparamos una sinopsis electrónica que ayudó a la escritora a sentirse valorada.

Llevo casi diez años participando en eventos literarios y lo he hecho independiente en forma gratuita, eso se acabó porque en gran medida contribuye a la explotación, “los oprimidos deben ser parte activa del proceso de liberación” dice Pablo Freire.

Las ferias de libro en México y eventos culturales, podrían ser fuentes de transformaciones, espacios de conocimiento e intercambio, espacios de felicidad y completitud humana. Pero en este caso la única que se siente completa y satisfecha es María Concepción Landa García Tellez, recibe un salario mensual de 107 mil 353 pesos – de acuerdo con reportes periodísticos–, y lleva a cabo constantes viajes a Europa. Gana casi igual al presidente de México Andrés Manuel López Obrador quien percibe 108 mil pesos. A ella su sueldo le llega puntual.

Por este medio exigimos al gobernador del estado Javier Corral, la retención del salario de la funcionaria estatal María Concepción Landa García Téllez hasta que se deposite lo prometido a los/las participantes y trabajadores de la Felif 2019.

Además, exigimos el ajuste de su exorbitante salario que es un insulto para los artistas y escritoras mexicanas. Y la formación de un comité cultural estatal, integrado por artistas y escritores cumpliendo la Ley de Paridad, para asignar cantidades justas conforme a los estudios y el trabajo desempeñado en las distintas actividades culturales que se lleven a cabo en el estado, según la partida presupuestaria vigente.

Notas Relacionadas:

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

lo más leido

To Top
Translate »