Opinión

Plebiscito de alumbrado y aumento al DAP: ¿fin del camino al 2021 para Cabada?

Juan de Dios Olivas
Apuntes Políticos

La fase de recolección de firmas para someter a consulta pública los proyectos de alumbrado público de Chihuahua y Ciudad Juárez finalizará este sábado 28 de septiembre y el 5 de octubre, respectivamente. En la consulta, no sólo estará en juego la iluminación de ambas ciudades, también lo estarán los proyectos políticos de los alcaldes María Eugenia Campos y Armando Cabada rumbo al 2021.

De perder, pese a lo que digan las encuestas en este momento, podrán ir olvidándose de ocupar la silla que dejo César Duarte tras saquear Chihuahua, y que sigue vacía por culpa de los torneos de golf.

Tras concluir la recolección de firmas, iniciará un proceso para revisarlas y una vez que concluya y se validen por parte del Instituto Nacional Electoral (INE), el Instituto Estatal Electoral (IEE) tendrá entre 5 a 10 días para determinar si se cumplen los requisitos y convocar a consulta pública en un plazo no mayor a 90 días, de acuerdo con lo estipulado en la Ley de Participación Ciudadana.

En Ciudad Juárez, con una lista nominal de 1 millón 84 mil 514 electores, se deben juntar 5 mil 423 firmas y ya van más de 6 mil; para la ciudad de Chihuahua, con una lista nominal de 684 mil 842 electores, se necesitarían 3 mil 424 y se tiene ya más de 4 mil al último corte.

El plebiscito será para determinar si la ciudadanía está de acuerdo o no, en los proyectos de alumbrado público que las administraciones municipales pretenden concesionar en el caso de la capital y en el de la frontera implementar con una asociación público-privada con duración de 15 años en ambos casos.

Los planes aprobados por mayoría en el Cabildo de ambas ciudades se financiarían con los recursos provenientes del inconstitucional Derecho de Alumbrado Público (DAP), para renovar el 100 por ciento de las luminarias cuyo costo de sustitución será invertido por las compañías privada y después cobrado al Ayuntamiento con ese impuesto, lo que para muchos detractores del proyecto, es deuda.

En el caso de Juárez aumentaría el DAP un 5 por ciento cada año, y se dispondría de las participaciones federales como garantía, algo que seguramente será aprovechado en campaña para llevar votos en contra por la asociación civil Plan Estratégico para hacer polvo las aspiraciones del independiente. ¿A quién le gusta pagar más? Y más si se trata del recibo de la luz que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador busca que baje, lo que seguramente si ocurre, en el caso de la ciudad de Chihuahua pegaría a la recaudación del DAP.

Leer Más:  Mejor cerrar los ojos

Sobre el plebiscito contemplado por la Ley de Participación Ciudadana, promulgada por el gobernador Javier Corral el miércoles 20 de junio de 2018, y reglamentado apenas el 24 de marzo por el IEE, fue descalificado en un inicio por el alcalde Armando Cabada por ser promovido por “intereses oscuros y ajenos a los juarenses”, pero después apoyado hasta con su firma y empleados municipales para acelerar el proyecto.

Sabe el independiente que de aprobar los juarenses el Juárez Iluminado, tendrá ese proyecto en marcha y él dará un brinco gigante para llegar a la gubernatura.

Por eso, Cabada pondrá todo en el asador, todos los recursos a su alcance. No escatimará en publicidad. Sin embargo, lo que debiera preocuparle, es la estrategia que seguramente ya prepara Plan Estratégico de Juárez, que buscará hacer lo mismo que David le hizo a Goliat, solo que la piedra que lanzará para derrumbar al gigante será el costo que tendrá en el bolsillo de los ciudadanos el Juárez Iluminado.

En Chihuahua Maru Campos no se inmuta y da por hecho que pasará su proyecto por el plebiscito. Quizás por eso llama a los alcaldes, que al igual que ella quieren la silla de Duarte, a no hacer campaña adelantada por la gubernatura y preocuparse por trabajar para sus municipios.

“Quiero decirles que una servidora está orgullosamente trabajando por los chihuahuenses, mientras que otros andan haciendo campaña, más que la gubernatura, ahorita estamos trabajando por el municipio de Chihuahua”, declaró sin pudor, después de adquirir en días pasados una camioneta blindada de 3.8 millones de pesos.

Quizás la indirecta iba dirigida al presidente municipal de Parral, Alfredo Lozoya, el Caballo que este jueves impartirá una plática en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UACH en Ciudad Juárez que titulo quizás como indirecta muy directa, y sin raspar muebles: Gobernar sin meterle mano al cajón.

Y es que en la capital del mundo no habrá Parral Iluminado. Si falla una lámpara, el edil la paga de su bolsa y hasta pavimenta, por lo que el Caballo corre desbocado hacia el 2021. Así lo dicen las encuestas.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

lo más leido

To Top