Especiales

Atoran obras de AMLO para Ciudad Juárez

Obras de construcción del polideportivo La Montada. Fotografía: IMIP/ Cortesía

De las 13 obras contempladas en el Plan de Mejoramiento Urbano para este año, solo dos están en construcción, el resto presentan cancelaciones y atrasos; las cosas ya no se hacen como antes… ahora son cosas que se van llevando con mucho cuidado’, justifica delegado ; de gobierno federal en Chihuahua

Itzel Ramírez
La Verdad/Especial para El Diario

Concebido como el proyecto de obras más importante para la frontera norte del país, el Plan de Mejoramiento Urbano (PMU) del Gobierno Federal para Ciudad Juárez presenta cancelaciones, atrasos y hasta dificultades para ejercer el gasto de los recursos del ejercicio fiscal 2019.

De acuerdo con documentos obtenidos por La Verdad, de las 13 obras que incluye el plan, únicamente dos están en construcción, cuatro se encuentran en estatus de canceladas y el resto está en espera de que se inicien los trabajos, tras sortear los procesos de licitación correspondientes.

Los reportes oficiales revelan que actualmente solo se realizan la construcción del Polideportivo La Montada en la colonia Fronteriza Ampliación y del Centro de Salud en la colonia Tierra Nueva.

Pendientes de inicio están la construcción de tres diques pluviales, un jardín vecinal, el mejoramiento de imagen urbana de las avenidas Juárez y 16 de septiembre, el Centro Comunitario Zaragoza y el Parque Polideportivo Revolución. Mientras que la rehabilitación del parque Los Patos, el Centro Comunitario del Valle y el Parque Socosema, así como un dique pluvial, han sido cancelados.

A través del área de Comunicación Social de Sedatu se solicitó una entrevista para conocer las razones de atrasos y cancelaciones, pero hasta el cierre de la edición no hubo respuesta a la petición.

Juan Carlos Loera de la Rosa, delegado en Chihuahua del Gobierno Federal, justifica el retraso para algunas de las obras del PMU en la ciudad.

“Tiene mucho que ver la transparencia, las cosas ya no se hacen como antes, antes se tenían constructores preferidos, ya desde que las cosas se etiquetaban en la Cámara de Diputados ya traían la marca de los constructores y había mucha corrupción”, asegura el funcionario en entrevista.

Y, agrega, ahora son cosas que se van llevando con mucho cuidado, no únicamente la licitación, las características técnicas, el impacto social.

Román Meyer Falcón, secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) recorre la ciudad con el alcalde Armando Cabada, para definir obras a desarrollar en la cudad.
Fotografía: Gobierno de Juárez/Cortesía

‘La última cortina’

Desde la campaña presidencial de 2018, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que en varias ciudades de la frontera norte de México se implementaría un programa de obra pública para aumentar la inversión, crear fuentes de empleo y mejorar las condiciones de vida de las familias. Posteriormente, al plan que se inscribía en el proyecto denominado “La última cortina”, se propuso incluir también algunas ciudades turísticas.

Ya como gobierno, el proyecto obtuvo el nombre de Plan de Mejoramiento Urbano (PMU), bajo la dirección de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu).

El 8 de febrero de este año se publicaron en el Diario Oficial de la Federación las reglas de operación del PMU; sin embargo, la legislación entonces vigente no dotaba a la Sedatu de las facultades necesarias para ser un organismo ejecutor de obra pública, por lo que fue hasta junio –tras una reforma a la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal y a la Ley General de Asentamientos Humanos, Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano¬–, cuando nuevas reglas de operación dieron inicio a los trabajos para poner en marcha el plan.

“La Sedatu tiene el firme compromiso de mejorar las condiciones de habitabilidad en las zonas urbanas del país mediante la ejecución directa de obras de infraestructura y equipamiento”, se lee en las reglas de operación del PMU publicadas el 7 de junio en el Diario Oficial de la Federación.

En el programa, las ciudades fronterizas fueron Tijuana y Mexicali, en Baja California; San Luis Río Colorado y Nogales, Sonora; Ciudad Juárez, Chihuahua; Ciudad Acuña y Piedras Negras, en Coahuila; Nuevo Laredo, Reynosa y Matamoros, en Tamaulipas. Mientras que las localidades turísticas incluidas en el PMU fueron: Los Cabos, Baja California Sur; Bahía de Banderas, Nayarit; Acapulco, Guerrero y Solidaridad, en Quintana Roo.

Dentro de las acciones a seguir se incluyeron la “construcción, equipamiento o mejoramiento de polideportivos, canchas, clínicas de salud, escuelas, mercados y equipamientos de vida pública”, siempre dentro de los polígonos de atención prioritaria identificados por el gobierno federal, es decir, en las zonas de mayor marginación de cada una de las ciudades.

Así, inicialmente, Ciudad Juárez tendría 13 obras, cuatro de ellas diques pluviales con una inversión de 134 millones de pesos, y nueve trabajos más entre los que se incluyeron mejoramiento de avenidas, parques y centros comunitarios, construcción de deportivos y de centros de salud por más de 222 millones de pesos.

Documentos oficiales revelan que actualmente solo se realizan la construcción del Polideportivo La Montada en la colonia Fronteriza Ampliación y del Centro de Salud en la colonia Tierra Nueva. Del resto, unos presentan atraso en el arranque de obras y otros, fueron cancelados.

A pesar del panorama que presentan estos trabajos, la Sedatu ha informado de las proyecciones para el término de las obras desarrolladas en el PMU.

“Se tiene previsto que en febrero de 2020, ya se hayan ejercido la totalidad de los recursos y que se hayan terminado las obras”, se informó el 11 de octubre pasado a través de un comunicado de prensa.

Leer Más:  Sexting, una apuesta al olvido más que al castigo

Las obras de los tres diques pluviales restantes, cuya construcción está todavía considerada, han sido entregadas por Sedatu a la Comisión Nacional del Agua, instancia responsable de los trabajos, enfocados en la contención de aguas de lluvia.

Falta de experiencia ‘pega’ a obras

Las licitaciones para las obras del PMU han tenido cierta dificultad, de acuerdo con personal de Sedatu –que habló a condición de anonimato–, primero debido a la falta de experiencia en la dependencia para la ejecución de obras, y es que antes de este sexenio, la Secretaría se encargaba de entregar los recursos económicos a entidades y municipios para que fueran estas instancias las responsables de la construcción de obra pública.

“Controlar cada uno de los procesos desde el proyecto ejecutivo, la licitación, la ejecución de obra y hasta la supervisión permanente son cosas que no hacíamos en Sedatu, hemos tenido que aprender y en parte por eso es que vamos tarde”, manifiesta la fuente.

Además, el reacomodo en el número de trabajadores del gobierno federal impactó en la repartición de responsabilidades y trabajo, indica.

“Inicialmente, el nuevo equipo de trabajo estaba seguro de que las delegaciones estatales desaparecerían, luego se dieron cuenta de que era necesario coordinarse con la gente en los estados y eso también atrasó mucho los trabajos”, refiere la persona consultada.

La preocupación por terminar el paquete de obras es tal que la Sedatu inició un proceso de creación de un fideicomiso para que a través de él se comprometan los recursos del presupuesto 2019 y pueda hacerse uso de ellos aún terminado el año, explicaron funcionarios federales.

Loera de la Rosa confirma que están ya asegurados los recursos del PMU para ser ejercidos durante el próximo año.

Aun así, se ha iniciado un proceso de aceleración de las etapas de licitación –a través de invitaciones a tres proveedores y adjudicaciones directas–, debido a que el próximo 15 de noviembre es la fecha límite para que la Secretaría de Hacienda y Crédito Púbico apruebe los proyectos de licitación y autorice las erogaciones correspondientes.

Con un presupuesto de 70 millones de pesos, las obras de mejoramiento de imagen urbana de las avenidas 16 de septiembre y Juárez son las de mayor monto presupuestal, seguidas del Polideportivo Revolución, con un monto de 25 millones de pesos.

Obras en La Montada. Fotografía: Itzel Ramírez

Construcción en la Montada

“En esencia, el programa (PMU) busca mejorar la calidad de vida de los habitantes de las colonias, pues cada una de ellas fueron seleccionadas tomando en cuenta su grado de marginación, carencia de servicios e infraestructura básica; así como de oportunidades de desarrollo y altos niveles delictivos”, se explica en las reglas de operación del programa que, junto al plan de reconstrucción por los sismos de 2017, son las apuestas de obra pública más importantes de Sedatu.

En la colonia Fronteriza Ampliación, donde hace poco más de un mes inició la construcción de mano de la empresa juarense Diseños Industriales CCV S. de R.L. de CV.

Efrén Cisneros, arquitecto responsable de la obra, calcula que será hacia febrero o marzo del próximo año cuando se termine la construcción del polideportivo, que a espaldas del Centro Comunitario La Montera incluirá una cancha de futbol soccer, una de futbol rápido, un salón de box, uno de tae kwon do, una cancha multiusos techada y un edificio principal con consultorio médico.

La obra, precisa el arquitecto, la construyen vecinos de la Ampliación Fronteriza y colonias aledañas, una ventaja conseguida entre la constructora y la Sedatu.

Los trabajos, de lunes a sábado, se desarrollan a lado de una cancha de futbol rápido construida previamente con fondos federales gestionados a través de la Cámara de Diputados, según se aprecia en la inscripción del inmueble, marcado con graffiti.

Después de recoger a sus hijos de la escuela, una de las vecinas camina a lado del deportivo en construcción. Sus dos hijos, emocionados, planean ya un equipo para estrenar las canchas.

“Cuando esté listo sí los voy a traer, a ver si así se les quita lo vagos”, dice entre sonrisas la madre. Los niños también se ríen y adelantan el camino a casa.

En lo referente a los juegos de parques, explica un funcionario de Sedatu, se contrató un seguro por 10 años para garantizar que los aditamentos se encuentren en las mejores condiciones.

“La idea de construir en zonas marginadas pasa también por la obligación que tenemos de que la gente se adueñe de sus espacios, los cuide, los use, sepa que se hacen para ellos”, cuenta el funcionario.

La idea, explica el propio plan, es que se ejerza el derecho a la ciudad, particularmente en zonas con altos índices de violencia.

laverdadjz@gmail.com

2 Comments

2 Comments

  1. Pingback: Atoran obras de AMLO para Ciudad Juárez – Integra Comunicación

  2. Pingback: Destraba federación obras para Ciudad Juárez - La Verdad Juárez

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

lo más leido

To Top