Juárez

Colapsan servicios médicos municipales y obligan a Cabada a negociar con hospital

Foto: Cortesía/Gobierno Municipal

Ante la suspensión de consultas en Poliplaza, Gobierno Municipal implementa plan alterno de atención que resulta rebasado y pone en jaque a las autoridades, quienes al final ceden y se abren al diálogo con la institución contratada para atender a los empleados y sus familiares; anuncian reanudación de servicio en hospital

Gabriela Minjáres
La Verdad

Ciudad Juárez – Al colapsar ayer los servicios médicos municipales por la suspensión de consultas en el Hospital Poliplaza Médica, el gobierno de Armando Cabada Alvídrez se vio obligado a ceder y negociar los términos del contrato a través del cual reciben atención los empleados y sus familiares.

Pese a que desde el viernes los directivos del hospital advirtieron a las autoridades locales que a partir de este lunes suspenderían el suministro de medicinas y servicios de atención médica, ante la falta de atención al requerimiento de un incremento en el presupuesto anual, el Municipio declinó la negociación e implementó un plan alterno de consultas que al final no funcionó.

Además, el Gobierno Municipal envió a Poliplaza a un notario para certificar la suspensión del servicio y mediante oficio le requirió el cumplimiento de las fianzas de daños y perjuicios, así como la de responsabilidad médica correspondientes al ejercicio fiscal de este año, como lo establece el contrato.

Sin embargo, ante el caos desatado por la suspensión del servicio, el alcalde instruyó al administrador de la Ciudad, Rodolfo Martínez Ortega, encabezar las negociaciones con los directivos de la institución médica, con quienes acordaron reactivar el servicio a partir de hoy mientras analizan el contrato y las finanzas públicas del municipio.

“… estamos en la mejor disposición de conformar mesas de trabajo en conjunto, a efecto de realizar un análisis de manera pormenorizada y con ello determinar el resultado administrativo, jurídico y financiero correspondiente”, dice un oficio dirigido a las autoridades hospitalarias.

En el documento firmado por el director de Recursos Humanos y el Oficial Mayor, Óscar Fernando Retana Morales y Víctor Manuel Ortega Aguilar, respectivamente, los convocan a participar en las mesas de trabajo a partir de las 9:00 horas del 30 de enero, en la presidencia municipal.

En conferencia de prensa, el presidente municipal reconoció que el plan que implementaron, de dar atención médica general en tres centros comunitarios y en la Dirección de Salud, no fue la más conveniente y decidieron negociar porque hay de por medio vidas y la salud de seres humanos.

“Lo decimos con toda claridad, no nos vamos a dejar ni nos vamos a prestar al chantaje, pero tampoco vamos a ceder ante los derechos de nuestros trabajadores”, advirtió.

Explicó que a partir del resultado que obtengan del análisis que realizarán con el hospital, el Municipio podría promover un nuevo contrato, el cual podría no ser exclusivo con Poliplaza, pues se buscaría abrirlo a la mejor propuesta mediante licitación, en un promedio de seis a ocho meses.

Manifestó que el contrato de subrogación de servicios médicos no se puede cancelar de manera unilateral porque así está establecido en el mismo convenio que se firmó en junio de 2011.

Cabada consideró que la petición de Poliplaza de un incremento del 28.5 por ciento del presupuesto anual está “muy disparada”, porque serían más de 40 millones de pesos adicionales a lo programado, pero están abiertos a escuchar los argumentos de la institución médica, conocer sus estados financieros y llegar a un acuerdo.

El Gobierno Municipal paga actualmente alrededor de 14 millones 600 mil pesos mensuales a Poliplaza por el servicio médico para los trabajadores y sus familiares directos, que en total suman poco más de 25 mil personas.

El alcalde agregó que en la negociación participarán funcionarios de la Oficialía Mayor, Dirección de Salud y del área jurídica del Municipio, así como el administrador de la Ciudad, Rodolfo Martínez Ortega, quien ayer se reunió con los directivos de Poliplaza.

Martínez Ortega fue uno de los que firmó el contrato pactado en 2011, cuando entonces ocupaba el cargo de Oficial Mayor en la Administración Municipal 2010-2013 encabezada por Héctor Murguía Lardizábal.

El regidor panista Enrique Torres Valadez manifestó su preocupación por que sea Rodolfo Martínez quien encabece las negociaciones con el hospital, cuando él mismo participó en la contratación del servicio en 2011 y entonces no previno estos conflictos.

“Esperaría que no vaya a ser contraproducente que sea el propio Oficial Mayor en aquel entonces que se firmó el contrato y ahora es el administrador de la ciudad el que lleve esta negociación, porque se supone que él debería tener al dedillo lo que ocurrió y lo que iba a ocurrir en el futuro, los incrementos que se iban a presentar, de alguna manera el colapso que se está presentado ahora, es algo que él mismo debió advertir y en este momento debería de tener una solución más rápida”, dijo.

Cuestionó también que haya posicionamientos radicales del Gobierno Municipal, ya que de entrada el alcalde rechazó el aumento del 28.5 por ciento, se envió a un notario a cerciorarse de la suspensión del servicio y después exigieron las fianzas.

“A nosotros lo que nos preocupa es que se mantenga posturas cerradas en la negociación y al final de cuentas se afecte mayormente a los empleados municipales, creemos que el Municipio debe garantizar el servicio médico, no se puede garantizar dando consultas en los centros comunitarios para los 25 mil derechohabientes en los centros comunitarios”, mencionó.

Explicó que desde diciembre advirtieron de esta situación al Ayuntamiento, de la necesidad de atender con inmediatez el tema de la prestación de servicios médicos por parte de Poliplaza Médica, porque también recibieron el oficio en el que pedían someter a consideración un aumento presupuestal, pero su señalamiento no fue atendido.

Agregó que revisaron el contrato y saben que de los 14.6 millones de pesos que se pagan al mes por el servicio todavía se debe descontar el IVA, por lo que quedan unos 11.8 millones de pesos, por lo que la empresa médica pide la revisión contractual, porque aseguran que han tenido que absorber los incrementos al IVA, así como al salario mínimo y a los precios a los medicamentos.

Torres Valadez anticipó que estarán muy atentos a las nuevas negociaciones y pedirán ser incluidos en la mesa de diálogo, para evitar otro colapso en el servicio.

Autoridades en jaque ante suspensión de servicios médicos

La suspensión de los servicios médicos a empleados municipales en el Hospital Poliplaza Médica puso en jaque a la Dirección de Salud Municipal, donde este lunes no se daban abasto para atender a quienes se acercaban o llamaban para conocer qué pasaba con su servicio médico.

¿Y mi medicamento? ¿Qué pasó con mi cita? ¿Dónde me pueden atender? Cuestionaban los trabajadores o sus beneficiarios tras la suspensión del servicio en el nosocomio, presuntamente por insuficiencia en el presupuesto asignado por el gobierno de Armando Cabada.

“Por ahora no hay citas con especialistas”, repetía llamada tras llamada el personal que se encargó de atender a las personas que se quedaron sin servicio médico.

Otros llegaban con sus recetas o las hojas de citas.

A los que solicitaban consultas generales se les canalizaban a los centros comunitarios ubicados en las colonias Granjas de Chapultepec, Santiago Troncoso y Francisco Villarreal.

A otros que buscan a especialistas se les informó que las citas estaban pospuestas hasta el 2 de febrero.

“Ya no sé qué pasará conmigo”, dijo una mujer que acudió a la dirección luego de que en el hospital le cancelaron su cita con un algólogo, especialista médico que trata dolores crónicos.

Ella se identificó como mamá de un empleado del municipio y dijo que le preocupaba quedarse sin medicamento, por eso acudió a esa oficina a donde fue canalizada tras enfrentar la cancelación de su consulta médica.

Se buscó para entrevista a la directora de la dependencia, Daphne Patricia Santana Fernández, pero se informó que estaba fuera de la oficina y por el momento no daría declaraciones.

La funcionaria estuvo en la conferencia que ofreció el alcalde, donde dijo que el diagnóstico de salud que se tiene en general de los trabajadores del Municipio es adecuado, no así el de los familiares, por lo que buscan implementar programas preventivos de hipertensión, diabetes y obesidad.

Armando Cabada detalló que el lunes brindaron 50 citas médicas con 17 médicos generales en los consultorios que establecieron en los centros comunitarios y en la Dirección de Salud, además que pensaban ampliar la atención en dos consultorios en la presidencia municipal y estaban en el proceso de ver también algunas cotizaciones de parte de farmacéuticas para proveer el medicamento.

Sin embargo, declinaron en su plan porque se dieron cuenta que no era lo más conveniente.

La Verdad visitó la clínica Poliplaza Diamante el lunes por la mañana y constató que trabajadores del Municipio que acudían a solicitar sus servicios médicos fueron remitidos por personal de la recepción a la Dirección de Salud municipal.

Al salir de dicha unidad, un empleado dijo estar desconcertado porque recién se enteraba de la disposición.

“Yo no sé ni que está pasando, yo nada más vine a recibir el servicio”, comentó el trabajador, quien se retiraba de la clínica.

Un recorrido por las instalaciones médicas permitió advertir que hasta la mañana del lunes no existía ningún aviso visible en las paredes o los accesos principales que informara al personal del Municipio sobre la cancelación de los servicios de salud de primer contacto en Poliplaza Diamante. Con información de Rocío Gallegos y Fernando Aguilar

laverdadjz@gmail.com

Contenido relacionado:

Dejan sin consultas y cirugías programadas a empleados del Municipio

Notas Relacionadas:

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

lo más leido

To Top
Translate »