En El País

Advierten censura y manipulación en internet con nuevas reglas de IFT

Campaña Salvemos Internet busca echar abajo una serie de lineamientos emitidos en diciembre por el Instituto Federal de Telecomunicaciones que podría cambiar internet como la conocemos. Da poder al gobierno de censurarla y a las empresas de privilegiar ciertos contenidos

Texto: Arturo Contreras Camero
Foto: Cortesía R3D

El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) quiere aprobar una serie de lineamientos que atentan contra la internet como la conocemos. Podrían socavar algunos de los valores que hacen a la red lo que es, como la libertad de expresión, el derecho de acceso a la información, la privacidad, la innovación y la competitividad.

Desde el 2014, con la reforma a la Ley de Telecomunicaciones, el IFT adquirió la obligación de emitir una serie de lineamientos sobre la gestión de tráfico de internet. Estos lineamientos debían proteger la neutralidad de la red, sin embargo, nunca se emitieron. El año pasado, el 18 de diciembre, el Instituto emitió un anteproyecto con lineamientos que atentan contra ese mismo principio que debía de proteger.

La neutralidad de la red es uno de los principios rectores que han convertido a internet en lo que es. Significa que ninguna empresa que brinde el servicio pueda privilegiar el uso de una plataforma sobre otra. Sería como si Telmex, por ejemplo, a través de su servicio intencionalmente hiciera que sus aplicaciones de video, como Claro Video, funcionara más rápido que otras, como Netflix o Prime Video.

A pesar de que desde 2014 el IFT debió de haber generado este tipo de lineamientos, no lo hizo. Fue hasta que la Red de defensa de los derechos digitales, la R3D, interpuso un amparo, en agosto de 2019, que el instituto publicó los lineamientos que actualmente promueve.

“Esta propuesta es altamente preocupante. Atenta contra la competencia y el uso parejo que hace de internet un espacio de apertura”, dice sobre estos lineamientos Luis Fernando García de la R3D.

“Si se acatan, podrían tener efectos en la innovación. Eso permitiría que algunas compañías o empresas le puedan pagar a una empresa de telecomunicaciones para favorecer su tráfico”.

Otro ejemplo de esto son los paquetes de telefonía móvil que ofrecen algunas plataformas de redes sociales gratis. A pesar de que los usuarios creen que están obteniendo un servicio gratuito, en realidad terminan pagando más por los servicios que no están incluidos en estos paquetes de gratuidad, lo que significa un peor servicio.

Hacer un trato diferenciado de servicios como el que existe tiene un impacto nocivo en el ecosistema de internet, en su diversidad y su pluralidad.

Entre estos lineamientos hay una cláusula que resulta muy preocupante para los activistas, ya que que permite que el gobierno ordene el bloqueo temporal de aplicaciones, contenidos o servicios por “situaciones de emergencia y seguridad nacional” o “a solicitud de la autoridad competente”. Esto daría pie a que el gobierno pueda censurar internet.

Una campaña para salvar internet

Ante estas amenazas, la R3D, junto con otras organizaciones, como SocialTIC, que promueve el uso social de internet; Wikimedia, la organización que gestiona Wikipedia y Artículo XIX, que defiende la libertad de expresión y el derecho a la información, lanzaron la campaña Salvemos Internet.

La campaña busca incentivar la participación de la ciudadanía en la consulta pública que debe hacer el IFT sobre estos lineamientos. En ésta, la gente puede emitir sus opiniones sobre las reglas que intenta imponer. La consulta durará un mes, después del cual el instituto deberá publicar otra versión de estos lineamientos, explicando qué iniciativas ciudadanas retomó y cuáles rechazó,

De alguna manera, explicó Luis Fernando García, este tipo de regulaciones quieren hacer de internet un espacio únicamente económico. “En muchos casos es un archivo, una plaza pública, un lugar de interacción privada y a veces hasta un parque de diversiones. Es un espacio que no necesita ser arreglado, y que el instituto, con estas reglas pone en peligro”.

Las organizaciones exigen al instituto dar marcha atrás a estas medidas que atentan contra la neutralidad de la red. También, la incorporación de medidas de transparencia, monitoreo y sanción para quienes privilegien una plataforma sobre otra.

“Cuando veo Netflix y se pone lento, ¿cómo sé que mi proveedor es el que me lo está haciendo lento? Estas medidas de transparencia y monitoreo obligarían a los proveedores de internet a reportar este tipo de incidentes.

La campaña Salvemos Internet no es la primera que pone el tema de la neutralidad de la red en la mesa. Hace algunos años, en 2012, las propuestas en Estados Unidos de las Leyes Sopa y Pipa intentaban coartar estas libertades. En México, la Ley Döring, promovida por el político panista del mismo apellido también intentó censurar el uso de la red.

Intentos de coartar la pluralidad de la red mundial seguirán existiendo, pero es deber de los usuarios defenderla, advierten las organizaciones.

“Ahora justamente existen estos intentos de políticas opacas que son retorcidas y atentan contra esta libertad de compartir conocimiento y de comunicarnos”, aseguró al respecto Haydée Quijano, de SocialTIC. “Es momento de preguntarnos cómo lo podemos defender juntas, de demostrar que como usuarias no somos pasivas ¡Juntas salvemos internet!”.

Contenido relacionado:

Internautas de México en riesgo, detecta estudio de ciberseguridad

Notas Relacionadas:

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

lo más leido

To Top
Translate »