Juárez

Abandonan miles de autos en las calles

Fotografía: Martín Orquiz / La Verdad

Ciudadanos reportaron vehículos en desuso en más de 4 mil 900 puntos de la ciudad durante los últimos 12 meses; autoridades advierten que esa situación desata problemas de seguridad, movilidad y contaminación visual

Martín Orquiz
La Verdad/Especial para El Diario

Cuando Evangelina Gómez recorre la calle 18 de Marzo, en la colonia Ex Hipódromo, dice que lo hace con temor entre varios automóviles ‘chatarra’ que permanecen abandonados en la vía pública.

“Ya me pasó, hace como tres años, caminaba por aquí y de repente me salió (un hombre) de entre dos carros que estaban abandonados, nada más que grité y salieron los vecinos, el cholo corrió, me quería asaltar o no sé qué”, cuenta la mujer, quien recorre ese tramo para ir a casa de su suegra o llevar a sus niños a la escuela y regresar a su hogar.

Ella misma y otros habitantes del sector reportaron a la Policía ese hecho y el peligro que representaban los automóviles abandonados en la calle, dice, pero los agentes les respondieron que no atendían ese tipo de situaciones.

Meses después, uno de sus vecinos llegó con grúas para llevárselos, entonces sintió que ya había menos riesgo; sin embargo, los autos abandonados volvieron a aparecer por ese sector.

El problema de los automotores en desuso que son abandonados en la vía pública no es una cuestión menor. Abundan por distintos rumbos de la ciudad desatando problemas de seguridad, contaminación visual y movilidad para peatones y automovilistas.

De febrero del 2019 a la segunda semana del mismo mes de este año, las autoridades municipales recibieron más de 13 reportes diarios con relación a vehículos ya sin uso o abandonados sobre calles y banquetas, es decir, cuatro mil 900 durante esos meses trascurridos, de acuerdo con reportes oficiales del Gobierno Municipal.

De acuerdo con el Reglamento de Aseo y Regeneración Urbana vigente en Ciudad Juárez, se considera un vehículo abandonado en la vía pública cuando es chatarra, permanece ponchado, sin motor, sin llantas o en reparación en la calle por más de siete días, que acumule basura o represente un foco de infección.

Ese tipo de desechos en las calles y banquetas de la ciudad es uno más de los tantos obstáculos que enfrentan las personas para su movilidad, considera Abel Pando, integrante de Peatones Heroicos, un colectivo de ciudadanos que trabajan en diferentes organizaciones civiles que denuncian problemática urbana.

Agrega que es común que los restos vehiculares en desuso invadan los espacios públicos, acción que contraviene el Reglamento de Desarrollo Urbano municipal.

Tanto funcionarios como los ciudadanos entrevistados coinciden en que las unidades ‘chatarras’ generan conflictos como la ocupación irregular de la vía pública, acumulación de basura, derrame de aceites, proliferación de fauna nociva y riesgos de movilidad para transeúntes y automovilistas.

Las autoridades consideran que la problemática persiste a pesar de mantener o ‘tirar’ autos en las calles es una acción sancionada con una multa contemplada en el Reglamento de Ecología y Protección Ambiental del Municipio de Juárez, Chihuahua, donde también se consigna esta problemática.

El concepto se justifica por el acopio, almacenaje, tratar, transportar o disponer de residuos sólidos urbanos sin contar con la debida autorización para ello; en síntesis, porque acumulan el metal.

La sanción va de 20 Unidades de Medida y Actualización (uma), equivalente actualmente a mil 737.6 pesos, hasta 50 uma, lo que es igual a 4 mil 344 pesos. Además de los gastos que genere el movimiento y el hospedaje del mueble, da a conocer personal de las dependencias locales.

Fotografía: Seguridad Vial / Cortesía

Miles de quejas, cientos de multas

Tan sólo del 26 de diciembre pasado y hasta el 21 de enero del presente año se emitieron cerca de 100 infracciones a dueños de vehículos chatarra estacionados en la vía pública, da a conocer José Luis Sánchez, portavoz de la Coordinación de Seguridad Vial (CSV).

El cúmulo de este tipo de quejas, entre febrero del 2019 a la segunda semana de febrero del 2020, alcanzó las 4 mil 900, las que aseguran fueron atendidas en un 98 por ciento en conjunto con otras dependencias locales, como las direcciones de Desarrollo Urbano y Ecología.

Los operativos para retirar chatarra de las calles, explica Sánchez, van enfocados al reordenamiento de la vía pública, siempre en beneficio de una movilidad urbana segura, tanto para peatones como de conductores.

La existencia de este tipo de estructuras produce escenarios de inseguridad, entre los peatones principalmente porque al estar sobre banquetas obliga a las personas a caminar sobre el pavimento, por lo que están expuestos o vulnerables, dice.

En el caso de los conductores, agrega, es evidente la afectación cuando las unidades chatarra están sin movimiento sobre un carril de circulación.

Menciona que a través del programa Vigilante Vial los ciudadanos pueden hacer llegar sus reportes mediante evidencia fotográfica y ubicación para atender el conflicto.

Fotografía: Servicios Públicos Municipales / Cortesía

Da a conocer que el número al que las personas pueden hacer llegar los datos vía WhatsApp es el (656) 183 31 43, que se atiende prácticamente las 24 horas durante los siete días de la semana.

“La atención es prácticamente inmediata, hay unos casos que –al momento de acudir– no hay novedad, pero se realizan recorridos constantes y se le notifica al ciudadano la respuesta también mediante evidencia”, declara.

En el operativo conjunto más reciente, que se efectuó el pasado 11 de febrero, cuando personal de la Dirección General de Servicios Públicos del Municipio recorrió calles de las colonias Oasis, Fovissste Chamizal y La Cuesta para retirar de la vía publica los vehículos que se encuentran inhabilitados.

El director de la dependencia, Daniel Pando Morales, da a conocer que los inspectores de la dependencia realizaron ese día 19 notificaciones, 14 actas administrativas, 13 avisos y tres oficios, por lo que entregaron un total de 49 documentos.

En enero pasado fueron 461 los documentos que se generaron, entre los que se cuentan 142 avisos, 269 actas, 18 oficios y 32 infracciones.

Las acciones para retirar de la vía pública continuarán de manera aleatoria en diversos sectores de la ciudad, así que llama a la comunidad a que retire del frente de sus domicilios automóviles y otros artefactos en desuso, advierten las autoridades.

El objetivo de la tarea, explica, es darle una mejor imagen a Ciudad Juárez, así como reducir la contaminación visual.

Personal de la misma dependencia informa que a lo largo del 2019 su personal elaboró un total de 2 mil 396 documentos entre avisos a domicilios y negocios con sus frentes sucios, así como notificaciones a lotes y fincas abandonas, además de yonkes.

Sin embargo, más de la mitad de esos requerimientos, mil 346, fueron notificaciones y actas administrativas para automotores chatarra que permanecían en las calles.

Aunque la mayoría de sus dueños acatan a moverlos, en ese año 82 unidades fueron retiradas por personal del Municipio y llevadas hasta un corralón municipal ante la inacción de sus propietarios.

Fotografía: Servicios Públicos Municipales / Cortesía

Inicialmente se hace una notificación o un aviso cuando acuden a hacer la inspección y encuentran vehículos en desuso en la vía pública, el dueño cuenta con un plazo de tres a siete días para atender la indicación de retirarlo.

Luego se realiza una segunda inspección, si no se atiende el requerimiento, entonces maquinaria oficial retira el automóvil y lo traslada a un corralón municipal, para recuperarlo su propietario deberá liquidar los gastos generados.

Por negocio o nostalgia

Tener chatarra en las calles y banqueta definitivamente representa un riesgo para las personas, por eso realizar esa acción es motivo de infracción y la autoridad debe tomar medidas en ese sentido, señala Pando.

Sin embargo, es un fenómeno que no se registra sólo con particulares, sino negocios como yonques, talleres mecánicos, desponchadoras y otros dejan unidades inservibles en la vía pública, añade el integrante de Peatones Heroicos.

“Hemos identificado en redes sociales operativos de la Coordinación de Seguridad Vial, retirando vehículos de las banquetas y en casos específicos de yonques que se instalan y se extienden hasta los límites de la banqueta”, comenta.

Bajo esa circunstancia, hace la observación, la chatarra se torna en una de las muchas formas cotidianas de omitir el paso peatonal por las banquetas en esta ciudad.

Una de las muchas formas frecuentes cotidianas de obstruir el paso peatonal que impide transitar por las banquetas.

“Históricamente la autoridad ha sido incapaz de garantizar el tránsito de los peatones y hacer valer esos reglamentos”, considera.
Claudia Medina, encargada del Departamento de inspección y vigilancia ambiental de la Dirección de Ecología del Municipio de Juárez, coincide con Pando en el hecho de la existencia de negocios que disponen de la vía pública para depositar autos inservibles.

Explica que, básicamente, los reglamentos que se aplican a yonques y/o a la compra-venta de partes automotrices usadas, es el de Ecología y Protección Ambiental del Municipio de Juárez que engloba a la contaminación visual en su artículo 222.

También se respaldan en el reglamento de carácter estatal que aplica a todos los generadores de remanente vehicular y de maquinaria, de esos documentos se derivan las revisiones a esos negocios, que deben cumplir ciertos condicionantes en materia ambiental.

La funcionaria informa que en la ciudad se tienen registrados 331 yonques, donde se puede realizar la actividad para comercializar autopartes, pero se topan con particulares que también venden las de su propio vehículo en el exterior de sus viviendas.

“Detectamos que a gente se le descompone el carro y lo vende en partes, se les empezó a hacer fácil. Tenemos lugares donde se han puesto de manera irregular”, menciona.

Para enfrentar la irregularidad se organizan operativos junto con agentes de la CSV, quienes los acompañan porque Ecología no tiene unidades para arrastre.

El mayor problema que generan los yonques es la invasión de la vía pública porque se les hace fácil comprar unidades y estacionarlas en la vía pública.

Pero, además, provoca derrame de aceite, así como proliferación de fauna nociva como mosquitos, cucarachas y arañas, así como basura.

La funcionaria cuenta que, en el caso de particulares, por lo general justifican que conservan esas unidades en las calles, aunque ya no sirvan, por motivos sentimentales.

“La gente nos dice que por cariño no los venden, ya que pertenecieron a sus padres”, comenta.

laverdadjz@gmail.com

1 Comment

1 Comment

  1. Ok

    febrero 20, 2020 at 8:55 pm

    Ok

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

lo más leido

To Top