Juárez

Piden que área de petrograbados en Samalayuca sea zona arqueológica

El proyecto minero ‘Gloria’ pone en riesgo a los cerca de 3 mil petrograbados y pinturas rupestres que se encuentran en un área ubicada a unos 50 kilómetros de Ciudad Juárez, advierten profesores universitarios

La Verdad

Un grupo de maestros universitarios solicitaron al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) que el área de petrograbados, ubicada a unos 50 kilómetros de la mancha urbana de Ciudad Juárez, sea declarada como zona arqueológica.

Con la gestión se busca la protección del sitio donde se encuentran los petrograbados y manifestaciones rupestres en Samalayuca, dijo María Teresa Vázquez Castillo, investigadora de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ) que encabeza la solicitud presentada por profesores del Instituto de Arquitectura, Diseño y Arte.

En la petición que se hizo llegar en una carta dirigida a Diego Prieto Hernández, director nacional del INAH y a Jorge Carrera Robles, del Centro INAH Chihuahua, los docentes también piden su intervención para que cancelen o prohíban cualquier proyecto que implique la destrucción de ese patrimonio arqueológico.

En el documento, al que tuvo acceso La Verdad, los profesores universitarios también alertan sobre el riesgo que representa el megaproyecto minero ‘Gloria’ para los cerca de tres mil petrograbados y pinturas rupestres con más de siete mil años de antigüedad.

El proyecto de la mina a cielo abierto utilizaría explosivos que irían mermando los cerros del área, donde se encuentran los complejos con valor arqueológico, dice Vázquez.

Los docentes de la UACJ, cerca de 20, advierten también que las explosiones realizadas como parte del proyecto de la mina ya afectaron el área y aseguran que requerirá de reparación del daño.

La solicitud se envió a principios de marzo* y aún esperan la respuesta de las autoridades federales.

“A pesar de ser un importante recurso patrimonial de las culturas del desierto en la ciudad, en la región fronteriza y en el país, este patrimonio no se encuentra debidamente documentado ni protegido por el INAH” se menciona en el documento donde se solicita la declaratoria de zona arqueológica.

Fotografías: INAH

Sin embargo, de acuerdo con el INAH desde 1990 —a través del Centro INAH Chihuahua— ha llevado a cabo su registro y protección legal.
Entre sus datos, el instituto reporta que entre las décadas de 1970 y 1980, un equipo de investigadores norteamericanos inició una campaña de reconocimiento arqueológico en el área y reportan un gran número de materiales de distintos periodos (paleoindio, arcaico y prehistórico-cerámico).

Para finales de 1980 y principios de 1990, los estudios se enfocaron en los petrograbados, a partir de los cuales ubicaron en el área 18 sitios arqueológicos con manifestaciones gráfico-rupestres, correspondientes al Periodo Arcaico (6500 a.C.–500 d.C.).

[email protected]

Información actualizada*

Notas Relacionadas:

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

lo más leido

To Top
Translate »