COVID-19

Confinarán a repatriados de Estados Unidos por coronavirus

Fotografía: Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos /Cortesía.

Habilitan albergue ‘filtro’ para migrantes regresados por Ciudad Juárez, donde serán recluidos hasta descartar que son portadores de COVID-19; otro nuevo refugio se acondiciona para desahogar albergues saturados

Rocío Gallegos
La Verdad

Ciudad Juárez – Los migrantes recién repatriados de Estados Unidos serán enviados a un albergue donde se les mantendrá por 14 días para monitorear su salud hasta que se les descarte como portadores de coronavirus, posteriormente serán canalizados a los otros espacios.

El refugio que operará como filtro sanitario de migrantes comenzó a habilitarse este viernes en la estancia denominada Espíritu Santo; al mismo tiempo, otro nuevo inició su acondicionamiento para recibir a personas alojadas en sitios hacinados.

Los dos lugares serán operados por la Pastoral de Atención a Migrantes de la Iglesia Anglicana de México, se informó.

Los repatriados son considerados por las autoridades y operadores de albergues como un foco de alto riesgo en medio de la pandemia, debido a que vienen de centros de detención de Estados Unidos, donde se ha expandido de manera acelerada el COVID-19.

Inmobiliario entregado al albergue que operará como filtro sanitario para migrantes en Ciudad Juárez. Fotografía: Cortesía

Dirvin García Gutiérrez, coordinador del Centro de Atención Integral a Migrantes del Consejo Estatal de Población, dijo que para evitar la propagación del virus en los albergues se busca aminorar el hacinamiento que presentan y poner un filtro a la recepción de los repatriados por Estados Unidos.

Sobre los connacionales regresados del vecino país del norte dijo que se va a mantener en aislamiento 14 días en un refugio que operará como filtro sanitario, para posteriormente canalizarlos a los otros espacios que forman parte de la red de albergues.

De acuerdo con datos proporcionados por la delegación de Programas de Desarrollo del Gobierno Federal en Chihuahua, el nuevo albergue que se pondrá en operación para desahogar otros refugios, que requieran aplicar protocolos como la sana distancia, está ubicado en la colonia Francisco I. Madero y se le denomina San Matías.

Sobre el Espíritu Santo, ubicado en la colonia El Granjero, la dependencia federal dio a conocer que operará como filtro sanitario para recibir y monitorear a migrantes repatriados antes de que se integren a la comunidad o a otros albergues.

La delegación de Programas de Desarrollo del Gobierno Federal informó que este viernes entregó equipamiento al albergue San Matías y alimentos al Espíritu Santo.

Juan Carlos Loera, delegado de esa dependencia federal, señaló que las instalaciones del San Matías se integrarán a la red conformada actualmente por 14 albergues, operados todos por agrupaciones civiles y religiosas.

“Estamos trayendo equipamiento, básicamente literas y colchonetas para habilitar el albergue atendiendo la contingencia migratoria que tenemos y la cuestión sanitaria. Se busca mejorar las condiciones habilitando espacios para desahogar un poco los otros albergues operados por organizaciones de la sociedad civil, así como el albergue federal Leona Vicario”, indicó Loera.

El padre Héctor Trejo, integrante de la Pastoral de Atención a Migrantes de la Iglesia Anglicana de México y encargado de los dos albergues, recibió los donativos y dijo que la intención de su congregación es ofrecer una mejor atención a los migrantes en medio de la contingencia.

“Tenemos el compromiso particular de, en este momento de emergencia, tener una respuesta efectiva para auxiliar a otros albergues que estén en posible hacinamiento de gente”, afirmó.

La Secretaría de Bienestar informó que entregó 40 literas con igual número de colchones nuevos, con los que se podrá trasladar al albergue San Matías a personas de otros albergues donde se busca tener mejores condiciones y la sana distancia a la que obliga la actual contingencia sanitaria, se informó.

Además, dio a conocer que desde mayo del año pasado apoya con víveres a la red de 14 albergues de la sociedad civil, se cubren gastos de energía eléctrica y se brinda asistencia en materia de salud.

Actualmente hay más de mil 400 extranjeros repartidos en los 14 albergues improvisados en iglesias o estancias religiosas, así como en la Casa del Migrante y en el que opera el Gobierno Federal, el Leona Vicario.

Otros 18 mil migrantes extranjeros residen en casas o departamentos de renta, así como cuartos de hoteles, donde la mayoría habita en grupos, de acuerdo con datos oficiales.

De acuerdo con datos del Consejo Estatal de Población, actualmente en esta frontera se reciben hasta 65 repatriados diarios y en lo que va del año suman cinco mil 212 personas en estas condiciones.

laverdadjz@gmail.com

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

lo más leido

To Top
Translate »