COVID-19

Contagios, otro riesgo que tiene en alerta a policías

Fotografía: Cortesía

Combatir la inseguridad en medio de la emergencia por el coronavirus desata el temor entre los agentes de la policía municipal, quienes realizan en promedio 100 arrestos diarios y no tienen forma de saber quién está infectado; la corporación activa protocolo para su protección

Martín Orquiz
La Verdad

Ciudad Juárez – La emergencia por la propagación del COVID-19 cambió la rutina de Viviana, una agente de la policía municipal, quien no puede quedarse en casa porque su desempeñó en el área de seguridad pública es una de las actividades consideradas esenciales para el funcionamiento social en medio de la pandemia.

Desde hace semanas practica un nuevo ritual: impregnar un papel con una sustancia hecha con base en cloro diluido en agua para limpiar todo su equipo personal y la unidad en la que realiza sus tareas de vigilancia por la ciudad.

“Andamos oliendo a puro cloro, pero sé que es necesario, ni modo”, afirma.

A pesar de los protocolos de limpieza que ella y sus compañeros asumieron, existe temor entre las filas de la corporación debido a que a diario tienen contacto con decenas de personas debido a la naturaleza de su trabajo, no hay forma de saber quién está infectado.

“Hasta ahorita ningún compañero ha caído, pero tenemos miedo de que alguno agarre el virus y nos toque a todos”, dice para después mostrar lo blanco que están sus manos ante el constante uso de la sustancia desinfectante.

Datos oficiales de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM) establecen que los dos mil 550 elementos operativos que tiene la ciudad, entre policías municipales y los de la Coordinación General de Seguridad Vial (CGSV), detuvieron a poco más de nueve mil personas de enero a marzo de este año, un promedio de 100 al día.

Entre los arrestados se encuentran quienes cometieron delitos tanto del fuero común como del federal, además de aquellos que asumieron actitudes que se constituyen en faltas administrativas.

Para el manejo de los detenidos, explica el jefe del departamento de Comunicación Social de la SSPM, Arturo Sandoval Figón, también se implementaron medidas extraordinarias a partir de mediados de marzo en los seis distritos en que se divide la ciudad.

“Todo el personal trae su tapabocas, trae guantes, trae gel antibacterial, aparte toman las medidas necesarias en cualquier intervención”, añade.

Explica que en las instalaciones policiacas y en las barandillas se realiza limpieza todos los días, los internos no están aglomerados en las celdas, se propicia que tomen su distancia y están esparcidos.

Además, también se les proporciona tapabocas y gel antibacterial.

Hasta el momento de la entrevista, la corporación no había detectado algún caso sospechoso de Covid 19, pero –afirma el funcionario- se realiza una constante vigilancia para actuar en consecuencia si se registra algún contagio.

Fotografía: Cortesía

La estadística oficial de la SSPM indica que, durante el primer trimestre del 2020, fueron arrestadas nueve mil 140 personas, entre las que están posibles delincuentes del fuero estatal y del federal, además de quienes cometieron faltas administrativas.

De todos ellos, tres mil 113 posiblemente cometieron algún delito, mientras que seis mil 027 fueron sorprendidos en actos que violentan al bando de policía y buen gobierno.

A lo largo de enero pasado fueron capturados mil 063 presuntos delincuentes, 994 por delitos del fuero común y 69 del fuero federal, así como 2 mil 119 personas por faltas administrativas.

En febrero la Policía Municipal arrestó a 978 presuntos delincuentes, 927 por actos ilegales del fuero común y 51 del federal, además de mil 948 por violaciones al bando de policía y buen gobierno.

Durante marzo, cuando se extendió la propagación del virus, fueron mil 072 los presuntos delincuentes detenidos, 972 por actos del fuero común y 100 del federal, mientras que mil 960 cometieron faltas administrativas.

Activan protocolo de protección para agentes

Las autoridades impusieron un protocolo para las fuerzas de seguridad que, afirma Sandoval Figón, se debe cumplir a diario para enfrentar la emergencia sanitaria.

Entre las indicaciones está que, antes de comenzar su servicio diario, los agentes deben lavarse las manos con agua y jabón por un tiempo ni mínimo de 40 segundos, así como desinfectar con cloro diluido en agua, impregnando un papel, las llaves del vehículo oficial, el equipo de uso común (radio, casco, lámparas y otros), así como chapas, jaladeras, palanca, volante y botones de mando de la patrulla.

El equipo debe ser objeto de limpieza cada vez que se utilice, una vez terminada la limpieza se debe desechar todo el papel que se utilice en el proceso.

Si se utiliza equipo de protección, el policía debe limpiarse de nuevo sus manos con gel antibacterial o hidroalcohólico, una vez que se coloque los guantes y el tapaboca, en caso de usarlo, no deberá tocarlo con sus manos desnudas.

Como autoridad, dice Sandoval Figón, los agentes están obligados a dar el ejemplo.

A pesar de esa obligación, dice Viviana, es difícil salir todos los días a realizar su trabajo y luego regresar a su casa, con su familia, sin saber a ciencia cierta si ella y su familia están a salvo de la pandemia.

“Es el jale, se tiene que hacer, pero sí es complicado lo que está pasando, aparte los malandros no descansan, ahora tenemos más peligros, más preocupaciones”, menciona.

laverdadjz@gmail.com

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

lo más leido

To Top
Translate »