En El Estado

Omisión de Conagua reactiva conflicto entre los LeBarón y barzonistas

Fotografía: Raíchali / Cortesía

Raíchali

Chihuahua.- Al menos dos personas resultaron heridas en la última confrontación entre campesinos del ejido Constitución e integrantes de la familia LeBarón por la defensa del agua en la región noroeste del estado.

El conflicto inició el fin de semana cuando los ejidatarios observaron que en el rancho La Mojina, propiedad de los LeBarón, comenzaron a levantar una línea de energía eléctrica para electrificar pozos de extracción.

Preocupados por la situación, acudieron al lugar y derribaron uno de los postes a la orilla del cerco, lo que provocó que los LeBarón se atrincheraran tras una barricada que construyeron con costales de tierra.

Los ejidatarios se apostaron en el Rancho la Agricultura y, cerca de las 21:00 del domingo, denunciaron que los LeBarón agredieron a dos personas con armas de postas, uno de ellos recibió el impacto en el pecho y uno más cerca de los ojos.

Fotografía: Raíchali / Cortesía

En Facebook comenzaron a compartirse las imágenes y videos del conflicto en el que los campesinos denunciaron el robo de agua en El Carmen y Flores Magón, acuíferos en los que está prohibida la extracción desde 1957.

En un comunicado que circuló por redes sociales, Diego LeBaron Ray LeBarón responsabilizó al gobernador Javier Corral y al fiscal César Augusto Peniche, de cualquier agresión o muerte en contra de su familia.

Aseguró que están cansados de este conflicto, que viven con miedo y “no queremos cometer una imprudencia”, al asegurar que, con el respaldo de lay, defenderán sus tierras.

«Le pedimos ayuda al Federal Bureau of Investigation (FBI), ya que se encuentran en México, al Secretario de Seguridad Pública y al Gobernador del Estado, anticipamos un conflicto que pueda terminar con la vida de familiares, como paso hace unos meses. Lo único que hacemos es trabajar, dar empleos y crear desarrollo económico en esta parte del estado y todo de forma transparente y legal»

Además, este lunes a las 6:30, se suscitó otro enfrentamiento mientras que, en una situación de ilegalidad, Joel LeBarón Soto y otras personas custodiadas por el Ejército Mexicano y por la Polícia Federal, instalaban cables de conducción de energía eléctrica.

A tres días de que se detonó el conflicto, los campesinos aseguraron que los ánimos están más tranquilos, sin embargo, reiteraron que no permitirán que se continúe con la extracción de agua en el territorio.

En ese sentido, hicieron un único llamado a las autoridades federales, incluida la Comisión Nacional del Agua y la Comisión Federal de Electricidad: poner un alto a la extracción ilegal.

“Los productores creemos que estamos exigiendo lo que nos corresponde por derecho. Tenemos permisos legalmente otorgados y regular este conflicto le corresponde al gobierno de la república somos parte de los millones de mexicanos que votamos por un cambio y estamos esperándolo”

Contenido relacionado:

****

Este trabajo fue publicado originalmente en Raíchali que forma parte de la Alianza de Medios de la Red de Periodistas de a Pie. Aquí puedes consultar la publicación original.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

lo más leido

To Top
Translate »