COVID-19

Médicos internos van a regresar a hospitales, ‘nos usan como carne de cañón’ dicen

Fotografía: Alejandro Sánchez / La Verdad

A casi un mes de que fueron retirados de los nosocomios por el riesgo al coronavirus , ahora les dicen que deben regresar; la comunidad médica estudiantil exige que en caso de contagio la UACJ y las instancias de salud asuman sus gastos de hospitalización y, en su caso, los funerarios

La Verdad

Equipos de protección y bioseguridad, dormitorios, así como becas para solventar sus gastos son algunas de las peticiones de la Asociación de Médicos Internos de Pregrado de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, ante la instrucción girada por la Secretaría de Salud para que regresen a sus labores en hospitales.

La organización estudiantil considera que la medida les pone en riesgo a ellos y a sus familias, además de que viola sus derechos fundamentales.

A través de un pronunciamiento, la asociación recordó que en su calidad de estudiantes, los internos de pregrado no cuentan con prestaciones de ningún tipo, lo que les pone en riesgo mayor por la pandemia de Covid-19.

“Las autoridades sanitarias, tanto federales como estatales, hacen caso omiso a elementos socio-económicos que nos colocan, a la gran mayoría, en una situación de vulnerabilidad por carecer no sólo de insumos de bioseguridad adecuados, sino que también se pasa por alto las condiciones sociales de muchos estudiantes que seguimos viviendo en casa de nuestros padres derivado de que no tenemos los recursos económicos suficientes para rentar un cuarto con el propósito de resguardarnos, sin poner en riesgo a nuestras familias, durante el tiempo que nos quieren de vuelta en los hospitales”, indica el pronunciamiento.

El 7 de abril pasado, la Secretaría de Salud ordenó que los estudiantes de medicina que desarrollaran su servicio social o internado fueran retirados de los hospitales públicos, ante el riesgo que corrían por la pandemia. Ahora, sin embargo, se ha solicitado su regreso a las instituciones de salud.

“Las autoridades en materia sanitaria han cambiado de decisión, determinando que teníamos que regresar el 1 de mayo bajo supuestos que nos parecen insuficientes”, dicen en el documento donde también dan a conocer que se constituyeron en asociación para “alzar la voz ante una situación injusta donde nos quieren utilizar como carne de cañón”.

Ante la solicitud, la asociación consideró que la UACJ tiene a facultad de revisar el Convenio de Colaboración con las Instituciones Públicas y Privadas, por lo que es posible exigir mayores condiciones de seguridad para los estudiantes de Medicina.

En el escrito, dirigido al rector Juan Ignacio Camargo Nassar, se pide a la UACJ habilitar instalaciones para que funcionen como dormitorios para los médicos de pregrado, proporcionar equipos de protección personal y la asignación de una beca adicional.

También se pude que en caso de contagio o defunción de los estudiantes por Covid-19, tanto la Universidad como la institución hospitalaria asuman gastos de atención médica, hospitalización y funerarios, en su caso.

Asimismo se solicita que se garantice el derecho a la información y a la transparencia para que los estudiantes conozcan de los casos sospechosos de Covid-19 con los qe pudieron haber estado en contacto y que se les asigne a áreas de trabajo administrativo,

Finalmente, la asociación requiere “que las decisiones que tome Rectoría en torno a este pliego petitorio se fundamente en las opiniones técnicas emitidas por el Comité Institucional de Bioética de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez con enfoques que cumplan con los estándares de perspectiva de género, interseccionalidad, de clase y de derechos humanos”.

En el documento, los estudiantes recuerdan que hasta antes de la suspensión de sus labores, prestaban sus servicios en nueve hospitales de Ciudad Juárez (Clínicas 6, 35 y 66 del IMSS, ISSSTE, Hospital General, Hospital Poliplaza Médica, FEMAP, Centro Médico de Especialidades, Hospital Ángeles) y en otras instituciones en diferentes ciudades de la entidad.

Previo a su retiro de estos hospitales, los estudiantes habían denunciado la falta de equipos de protección para atender la pandemia por Covid-19.

A través de una carta dirigida a Edmundo Ramírez, coordinador clínico de educación e investigación en salud en el hospital, 43 médicos internos de pregrado consideraron que las condiciones en las que desarrollan su labor los pone en riesgo tanto a ellos como a sus familias, sin que exista además ninguna prestación laboral con el IMSS.

“Somos nosotros quienes estamos en la línea de fuego, sin escudo ni armas para combatir al enemigo común, dado lo cual, el sentido común indica que se nos proporcione de los mínimos irreductibles para desempeñar una tarea patriótica como salvaguardar el derecho humano más importante: la vida”, indica la misiva, fechada el pasado 27 de marzo.

En la carta, los médicos de pregrado de los servicios de ginecología, pediatría, cirugía, urgencias, familiar y medicina interna exigían la disposición de insumos para la protección de su salud, pero también el respeto a los horarios de guardias y su retiro de los lugares de mayor riesgo, en virtud de su condición de estudiantes.

“Que la jefatura de enseñanza, de la mano de la dirección de la unidad hospitalaria número 6 del Instituto Mexicano del Seguro Social de Ciudad Juárez Chihuahua realice las gestiones necesarias para el material y los insumos necesarios para hacer frente a la epidemia, principalmente los conocidos como EPPS (equipos de protección personal) las gafas de seguridad, el respirador n-95, los cubrebocas quirúrgicos, los guantes estériles y las batas impermeables. Cada uno adaptado al algoritmo en el plan de contingencia”, explicaba la carta.

laverdadjz@gmail.com

Notas Relacionadas:

1 Comment

1 Comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

lo más leido

To Top
Translate »