COVID-19

Las tradiciones de los fronterizos por el Día de la Madre son modificadas por COVID-19

Fotografía Corrie Boudreaux / El Paso Matters

Las celebraciones multigeneracionales son comunes entre paseños y juarenses, quienes por tradición el 10 de mayo se desplazan entre ambos lados de la frontera para festejar a las mamás; sin embargo, en esta ocasión no será igual… al menos eso esperan las autoridades de salud

Esta historia es una colaboración entre La Verdad y El Paso Matters

Angela Kocherga /El Paso Matters y Martin Orquiz/La Verdad

Ciudad Juárez – El agente de la Policía del Estado de Chihuahua, Juan Antonio Martínez, está parado con un termómetro en la mano, verificando las temperaturas de las personas que cruzan el Puente Paso del Norte. A medida que se acerca el Día de la Madre, está especialmente preocupado “debido a su edad, las madres son las más vulnerables y las abuelas también”, dijo.

Martínez no puede guardar la sana distancia mientras sostiene el termómetro en la frente de los que cruzan la frontera. Los controles de temperatura se aplican a las personas que vienen de El Paso a Ciudad Juárez después de caminar a través de una estación de “desinfección”, donde están cubiertas con una ligera niebla.

Las autoridades de salud en El Paso y Ciudad Juárez están advirtiendo a las familias con vínculos en ambos lados de la frontera que se queden en casa este Día de la Madre para evitar la propagación de COVID-19. Antes de la pandemia, se esperaba que las vacaciones de este año fueran una celebración aún mayor.

Una policía de Vialidad del estado de Chihuahua toma la temperatura de un automovilista que cruzaba el Puente de las Américas en Ciudad Juárez el miércoles 6 de mayo de 2020.
Fotografía: Corrie Boudreaux / El Paso Matters

“En realidad, tenemos una mayor preocupación desde el punto de vista de la salud pública durante el Día de la Madre que en la Pascua, porque el Día de la Madre en México está ocurriendo el mismo día del próximo domingo”, dijo el alcalde de El Paso, Dee Margo.

México celebra el Día de la Madre el 10 de mayo, que este año coincide el mismo domingo de mayo con la celebración en Estados Unidos. Las grandes celebraciones multigeneracionales son comunes en la frontera y no hay una razón más grande para celebrar que las queridas madres.

El esfuerzo por contener el coronavirus en esta comunidad binacional muy unida podría desmoronarse aún más si esas celebraciones conducen a una mayor dispersión comunitaria a medida que El Paso y Juárez enfrentan un aumento en los casos y muertes.

“Sabemos que quieres ver a tus mamás, pero tenemos que esperar. Necesitamos dejar esto atrás y luego podemos tener grandes reuniones familiares”, dijo Margo.

Detección de cruces en Ciudad Juárez

El paseño Víctor Márquez no cree que la gente preste atención a las advertencias para evitar visitar México en el Día de la Madre. Había cruzado la frontera brevemente para comprar algunos medicamentos en una farmacia de Juárez.

“En los Estados Unidos tenemos tanta libertad que las personas son irresponsables. No son responsables, especialmente cuando visitan a una persona mayor “, dijo Márquez. Le preocupaba que los habitantes de El Paso vengan a Juárez e infectaran a sus abuelas en el Día de la Madre.

“No lo recomendaría, no”, dijo Márquez. “Pero probablemente van a venir”

La frontera permanece cerrada para casi todos, excepto para los cruzadores “esenciales”.

Quienes realizan exámenes de salud en los puentes internacionales en Juárez preguntan a las personas con temperatura o síntomas relacionados con coronavirus si desean darse la vuelta y regresar a El Paso, o se pondrán en contacto con las autoridades de salud del estado de Chihuahua inmediatamente y serán derivadas para recibir atención médica.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos remite a los ciudadanos estadounidenses y residentes legales a los Centros para el Control de Enfermedades si muestran síntomas de enfermedad.

Las madres dicen que este año es diferente

Algunos no tienen que buscar lejos por razones para ser cautelosos al cruzar de un lado a otro.

Mary Ramírez / Cortesía

“En mi caso no tendremos una celebración. Todos se quedarán en casa y llamarán”, dijo Mary Ramirez, residente de El Paso.

Su hijo realizará una videollamada para que todos en Juárez puedan desearle un feliz Día de la Madre. La mujer de 55 años había planeado pasar el día con su única hija viviendo en El Paso, pero se sospecha que su nieto de 4 años tiene COVID-19, por lo que parte de la familia se aísla hasta que obtienen el Resultados de la prueba.

Silvia Arrieta, una madre de 55 años con tres hijos que vive en El Paso, generalmente viaja a Juárez para una gran fiesta organizada por su familia en el lado mexicano. Pero este año, sus familiares ni siquiera mencionaron la idea de una celebración. “Los de Juárez se quedarán allí. Los de El Paso aquí. Será muy diferente”, dijo ella.

Estela Morales / Cortesía

Estela Morales, una madre en Ciudad Juárez cuyos dos hijos viven en El Paso, dijo que permanecerán separados el Día de la Madre. “Estaré en casa. No habrá una fiesta, como mi cumpleaños en abril “, dijo Morales.

Arturo Valenzuela, director médico de la Secretaría de Salud en Chihuahua para la zona norte, ha estado advirtiendo a las personas que eviten reuniones, cuando el número de muertes de COVID-19 llegó a 104 en Ciudad Juárez. En El Paso, se informaron 23 muertes por la misma enfermedad hasta el miércoles.

“Las cosas son muy delicadas. Lo peor que podemos hacer es tener una reunión familiar o relajarse incluso, para que en 15 días tenga un brote explosivo en su familia”, dijo Valenzuela durante una de sus conferencias de prensa virtuales diarias.

Cementerios en Juárez estarán cerrados

Pero tanto los funcionarios de El Paso como de Ciudad Juárez reconocen que pueden hacer poco más que instar a las personas a no reunirse en el Día de la Madre.

El alcalde de Ciudad Juárez, Héctor Armando Cabada Alvídrez, también puede ofrecer una cuenta personal. “Nadie está exento”, tuiteó el miércoles por la noche al anunciar que está entre los que dieron positivo para COVID-19 pero no tienen síntomas.

La necesidad de honrar a las madres se extiende a quienes están enterrados en Ciudad Juárez. El gobierno de Juárez recordó a la gente que los tres cementerios públicos están cerrados en este momento como parte de las restricciones COVID-19.

Los habitantes de El Paso suelen presentar sus respetos a las madres y abuelas enterradas en Juárez el Día de la Madre. Patricia Venegas, residente de El Paso, ha estado llevando flores a la tumba de su madre en el cementerio de San Rafael en Juárez durante los últimos 15 años.

“Incluso cuando la violencia estaba en su apogeo, no dejamos de ir. Pero ahora no podemos visitarlo debido al coronavirus “, dijo Venegas.

Fotografía: Corrie Boudreaux / El Paso Matters)

Notas Relacionadas:

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

lo más leido

To Top
Translate »