COVID-19

‘Nueva normalidad’ en Chihuahua iniciará con reapertura gradual de más maquilas

Semáforo COVID-19 para Chihuahua presentado por el gobernador Javier Corral. Imagen tomada de video de su presentación.

A partir del lunes permitirán reanudar actividades a plantas de giro automotriz y aeroespacial, con el 30 por ciento de sus trabajadores y con restricciones sanitarias; comercios, bares, centros recreativos, iglesias, casinos y cines continúan cerrados, se mantienen protocolos de salud y sana distancia, de acuerdo con el plan de reapertura para el estado

Rocío Gallegos / La Verdad

Con el territorio de Chihuahua ubicado en la etapa de ‘riesgo máximo’ de contagio de COVID-19, las industrias de giro automotriz y aeroespacial podrán reactivar de manera parcial sus actividades a partir del lunes en la entidad.

Así lo dio a conocer el gobernador Javier Corral Jurado al presentar el semáforo de apertura para ‘la nueva normalidad’ vigente en el estado a partir del 1 de junio, en el que se establecen cuatro niveles de riesgo de contagio que se tomarán en cuenta para autorizar la reanudación gradual de las actividades económicas, recreativas, sociales, deportivas y educativas.

También podrán retomar operaciones los hoteles con el 15 por ciento de su aforo y sin áreas comunes abiertas; así como consultorios dentales para consultas de urgencias, se anunció.

“La reactivación económica y social no significa que se quitarán de ‘golpe y porrazo’ las medidas de seguridad e higiene, ni de sana distancia o de control sanitario, sino de un proceso gradual de ir reabriendo lo que se fue cerrando para entrar poco a poco a lo que se ha denominado la ‘nueva normalidad’”, indicó esta mañana Corral Jurado durante su programa Chihuahua Adelante.

“No se trata de que ya podemos regresar todos el primero de junio. No es así”. No culminan las medidas de resguardo, mucho menos de aislamiento de los adultos mayores o de las personas con enfermedades crónicas, de mujeres embarazadas, esas medidas tienen que continuar, advirtió.

El mandatario explicó que el semáforo COVID-19 en Chihuahua cuenta con cuatro niveles de riesgo de contagios identificados por los siguientes colores y niveles de riesgo: rojo, para el máximo; naranja, alto; amarillo, medio y verde, bajo.

Con base en este indicador se va a ir evaluando la reanudación gradual de las actividades o bien el regreso a las restricciones sanitarias por los riesgos de contagios en la entidad, agregó.

Corral explicó que el semáforo tiene como indicadores la ocurrencia de casos, tendencia de hospitalización, porcentaje de ocupación hospitalaria y detección de nuevos casos.

Piden notificar contagios sin miedo al escándalo

Durante el anuncio, Corral llamó a empresarios y directivos de maquilas a conformar una alianza estratégica de vigilancia epidemiológica con las autoridades para darle seguimiento a la persona con contagio y rastrear a toda su línea de contacto, para evitar rebrotes de COVID-19 cuando se retome la actividad económica.

También les pidió notificar de manera inmediata el caso al sistema de salud. “No hay que tenerle miedo a la notificación, va a haber casos de contagio en las empresas, porque el virus va a seguir propagándose. Van a surgir personas que se contagien en una línea de producción y lo detectemos ahí, no le tengan miedo al escándalo”, se dijo.

El gobernador Javier Corral Jurado durante la presentación del semáforo COVID-19 para Chihuahua. Fotografía: Gobierno de Chihuahua.

De acuerdo con el reporte epidemiológico presentado esta mañana por Salud estatal, en la entidad suman mil 831 contagios, con un total de 314 defunciones.

En la presentación de ese informe, el director médico de la zona norte, Arturo Valenzuela Zorrilla, insistió en que la proyección de contagios en el estado puede rondar entre los ocho mil y los nueve mil casos, por lo que la situación es delicada.

Imagen: Gobierno de Chihuahua

Reapertura, en rojo

El gobernador dijo que se inicia la reapertura de actividades a partir del 1 de junio porque no se puede mantener suspendida la actividad económica, social, cultural, recreativa, deportiva y sobre todo escolar, “vamos a ir reabriendo lo que fuimos cerrando, lo que fuimos restringiendo”.

Sin embargo, advirtió que la ‘nueva normalidad’ se inicia con el semáforo en rojo, “estamos en riesgo máximo” por eso las actividades se irán reabriendo de una manera paulatina y gradual, para asegurar que no se generen riesgos en términos de la salud y la vida de las y los chihuahuenses.

De acuerdo con el plan de reapertura presentado por Corral, a partir del lunes a las actividades esenciales que ya se realizaban en la entidad, se suman las “nuevas esenciales”, como se ha considerado a las actividades manufactureras del giro aeroespacial y automotriz.

En este caso, las empresas podrán reanudar su producción solo con el 30 por ciento de sus trabajadores registrados, bajo protocolos que deben contar con la autorización del Instituto Mexicano del Seguro Social y de Salud estatal.

Estas plantas se suman a las maquiladoras que se encuentran activas o que no detuvieron su actividad en medio de la pandemia por considerarlas esenciales, al igual que actividades en el ramo de la salud, agricultura, servicios básicos y construcción en obra pública, entre otras.

El resto de la industria se mantiene suspendida en esta etapa del semáforo, explicó el mandatario, así como los bares, centros nocturnos, casinos, cines, gimnasios, plazas comerciales y comercios, iglesias, museos, teatros, en tanto que los restaurantes deben continuar solo con el servicio de pedidos para llevar.

Sobre actividades en los gobiernos, agregó que además de las esenciales que se realizan hasta ahora, a partir del lunes solo debe regresar un 30 por ciento de los empleados, pero a actividades sin atención directa al público.

Explicó que el nivel en rojo del plan de semáforo, que espera sea aprobado la tarde de este viernes por el Consejo Estatal de Salud, se mantendrá si se presentan dos semanas consecutivas con contagio al alza, con el 40 por ciento o más de positividad en casos, si se registra el 70 por ciento de ocupación de camas COVID y el 70 por ciento de ocupación en terapia intensiva.

Si esas variables cambian se pasa a nivel naranja, donde la reapertura es mayor, por ejemplo, se aumenta aforo de trabajadores activos en maquiladoras esenciales y se permite la operación de no esenciales con 30 por ciento de sus trabajadores, se autoriza la apertura de mesas en restaurantes con 50 por ciento de su aforo, sin áreas infantiles; así como 50 por ciento de actividades en consultorios médicos, entre otras actividades.

Así sucesivamente hasta alcanzar el nivel en color amarillo y verde, en este último se normalizan todas las actividades en todos los sectores, pero no se estimó para cuando puede ocurrir esa condición.

“Es muy importante que volvamos a nuestra actividad económica, que volvamos a la actividad social, que podamos incluso hacer algo de activación física, que quienes tienen el interés y el deseo de regresar a actividades religiosas o culturales lo puedan hacer pero ya no lo vamos a poder hacer como lo hacíamos antes”, indicó el gobernador.

laverdadjz@gmail.com

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

lo más leido

To Top
Translate »