En El País

San Quintín: cómo se construye un municipio agrícola en el desierto bajacaliforniano

El asentamiento de los jornaleros agrícolas en Valle de San Quintín dio pie a la creación de un nuevo municipio, con una identidad arraigada en la lucha por sus derechos laborales

Texto y fotos: Kau Sirenio / Pie de Página

Con población indígena migrante de todo el país, el Valle de San Quintín se convirtió en el sexto municipio de Baja California. La demanda impulsada por lugareños desde 20 años atrás se concretó, sin embargo, la carencia de servicios básicos coloca al nuevo municipio como uno de los más pobres del país.

“Hemos estado así y no vamos a estar peor. Pero hoy en la medición nacional, San Quintín sería el municipio con más rezago, con más pobreza, con menos infraestructura. Ni siquiera con lo más básico”, asegura la activista Lucila Hernández.

La mayor parte de la población que conforma el nuevo municipio es indígena. Sin embargo, esta comunidad no fue consultada para la reforma que crea el sexto ayuntamiento en la entidad.

“Este municipio tiene que nacer como municipio indígena, porque somos mayoría los que vivimos aquí. Somos los indígenas los pilares del desarrollo de esta región, aunque no nos consideren como parte de población por el hecho de no ser nativos. Lo cierto es que seamos nativos o migrantes, aquí no van a reconocer nuestro derechos”, añade Hernández desde su casa. 

Lucila Hernández argumenta con datos sobre la omisión de consultar a sus pobladores para la conformación del nuevo municipio.

“De los 115 mil habitantes, el 80 por ciento somos indígenas aquí en el Valle de San Quintín. De las 68 lenguas que se habla en el país, aquí se hablan 43 lenguas”.

Agrega: “Es complicado para los empresarios, porque no entienden el contexto indígena y territorio. Tal vez los adultos no seamos originarios de este asentamiento, pero nuestros hijos son indígenas bajacalifornianos. Ellos nacieron aquí, por lo tanto tienen derecho de ser consultados sobre la reforma política del estado”.

Lucila Hernández es la única mujer que participó en la mesa de diálogo entre representantes del gobierno y jornaleros. Éstos luchaban por salario justo y cese al acoso sexual en los campos agrícolas. 

El pasado 12 de febrero, el congreso de Baja California aprobó el nacimiento del sexto municipio de la entidad. Una de las razones era la lejanía con los poderes locales. Los habitantes de la región tardaban alrededor de seis horas para acudir a la cabecera municipal de Ensenada

Este lunes, el congreso local aprobó a las 13 personas que integrarán el concejo municipal de San Quintín: Arnulfo García, Cecilia García Ovalles, Elizabeth González, Anayeli Bautista Tenorio, Griselda Antúnez. También, Jorge Alberto López, Celeste Gómez Juárez, Silvio Ibáñez, Fidel Sánchez, Laura Solorio, Laura Valdez, Martiniano Hernández y Vicente Guerrero Herrera. 

Una larga lucha

En octubre de de 2003, se integró el primer comité gestor del municipio integrado por el señor Ignacio Gómez (fallecido), Chávez, Miguel Amarillas, Marco Antonio Valdez, Pedro Castañeda Jiménez, Jorge López, Vicente Guerrero Herrera, Neftalí Mendoza Aroche y Fausto Ruiz Castelo.

El ex integrante del primer comité pro municipio Fausto Ruiz Castelo dice que la creación del municipio de San Quintín se agilizó gracias a la  lucha que los jornaleros protagonizaron en  marzo de 2015. Sólo así pudieron exponer las necesidades de la región, añade. 

“San Quintín es la región agrícola del país donde se concentra la mayor producción de hortalizas, legumbres y frutos rojos. Sin embargo, carece de todo: agua potable, drenaje, servicio de salud, educación y la explotación laboral ocupa uno de los episodios más doloroso en la historia de México”. 

Fausto Ruiz Castelo

Los promotores del municipio trabajan a marchas forzadas para organizar la economía, la organización política y la imagen al exterior. 

Vicente Guerrero Herrera plantea que el diseño del nuevo municipio debe de incluir a hombres y mujeres.

“Que los integrantes del nuevo ayuntamiento tengan claridad de lo que esperamos de ellos como gobierno. El asunto no es sólo político, sino técnico, que las personas tengan visión hasta dónde queremos llegar, cómo lo vamos a diseñar”. 

Territorio 

Avecindado en la colonia Lázaro Cárdenas del Valle de San Quintín, Fausto Ruiz Castelo habla de su experiencia como ex integrante del comité gestor del municipio de San Quintín.

“En el 2003 hubo una consulta general en el Valle para definir cómo íbamos a integrar el municipio. La participación fue buena, hubo 520 ponentes, la comisión de reforma política del Congreso del estado realizó foro de consulta. Pero todo quedó en los archivos”. 

Agrega: “En la solicitud de 2003 para la creación de San Quintín, se definió que la Región de San Quintín comprende las delegaciones de Eréndira, San Vicente Camalú, Vicente Guerrero, Rosario y San Quintín. De hecho dejaron fuera a Punta Colonet que es bastante grande su relación social, política y cultural”. 

Egresado de la Facultad de Medicina de la UNAM, Fausto Ruiz Castelo organiza desde su consultorio trabajo comunitario con jornaleros y colonos de la colonia Nuevo México.

Después de despachar a su paciente, Ruiz Castelo retoma la entrevista.

“Los de San Vicente tienen más relación con Ensenada, pero los estudiantes vienen a estudiar a San Quintín. En 1985 se creó el comité especial para el desarrollo de San Quintín. En 2005 el diputado Alvarado Gonzales presentó el proyecto que crea el municipio. Pero no prosperó porque el Partido Acción Nacional (PAN) mayoriteo la sesión para que no pasara la propuesta”. 

Gobierno 

El empresario agrícola Vicente Guerrero Herrera es tajante: “Debemos traer gente que nos asesore en cómo planear la forma de gobierno y el compromiso que debe de tener con la población. Sobre todo en seguridad y finanza del municipio. Tenemos que construir una administración que facilite la relación con los ciudadanos, que los trámites sean más flexibles”. 

El integrante del comité gestor del municipio hace hincapié en el ahorro: “Cuanto mayor son los asientos en un recinto, el gasto es mayor. Hasta ahora tenemos que planear la finanza municipal, los  ingresos y egresos. Además, necesitamos tener enlace con el gobierno federal o con los fondos existentes en el ámbito nacional e internacional. Somos la zona con mayor exportación de verduras y hortalizas en general de la zona noroeste. Somos la parte de mejor tecnificación, desde aquí de San Quintín, salen productos que se va a Europa”. 

A la voz del empresario agrícola se le suma el delegado de la delegación Vicente Guerrero, Arnulfo Narvaez: “Si a nivel nacional e internacional mostramos buena imagen del municipio, claro que esto representa una oportunidad de ser un municipio modelo. Además de aprender de otros municipios”. 

El funcionario plantea un concejo municipal incluyente que represente a la población indígena, empresarios, transportistas, magisterio, jornaleros y profesionistas para que encabecen el nuevo gobierno. 

“Hay movimientos que de alguna forma se han inconformado por las situaciones en esta región, por eso es importantes incluirlos, para que las diferentes entidades gubernamentales volteen a ver a San Quintín. Si ellos han participado en la lucha por los derechos laborales, entonces hay que tomarlos en cuenta” sostiene Narvaez. 

Arnulfo garabatea su agenda en donde tienen sus anotaciones diarias, luego remarca: “Hay condiciones, hay recursos para que este concejo municipal sea modelo. Por eso es muy importante la integración para que haya interlocución con el gobierno y sociedad”. 

Apoya a La Verdad. Cada contribución es muy valiosa para nuestro futuro. ¿Cómo donar? Dale click aquí

***

Este trabajo fue publicado originalmente en Pie de Página que forma parte de la Alianza de Medios de la Red de Periodistas de a Pie. Aquí puedes consultar la publicación original.

Notas Relacionadas:

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

lo más leido

To Top
Translate »