Juárez

Familia víctima de policías estatales pide al Estado protección para regresar de autoexilio

Tras enterarse que los nueve agentes detenidos por robo y el arresto ilegal de un adolescente fueron vinculados a proceso y permanecerán en prisión, la familia desea regresar para exigir que también se les acuse por el asesinato de quien los denunció

Martín Orquiz / La Verdad

Desde su autoexilio, la familia de José Ángel Magaña Monge, víctima de homicidio que sospecha cometieron agentes de la Comisión Estatal de Seguridad (CES), luego de que los acusó de robo y por el arresto ilegal de su sobrino, pide al gobierno de Chihuahua protección para regresar a Ciudad Juárez en busca de justicia.

Su deseo de volver surgió luego de enterarse que los nueve policías estatales detenidos por presuntamente inventar delitos a un adolescente tras saquear su casa fueron vinculados a proceso por un juez de control, por los delitos de robo con penalidad agravada, abuso de autoridad y uso ilegal de la fuerza, proceso que enfrentará en prisión.

“Pelear contra la policía de cualquier nivel, local, estatal o federal, es muy difícil, que el juez los deje en la cárcel es un logró muy grande para nosotros”, dice en entrevista telefónica el hermano de José Ángel, quien asegura que su familia pide seguridad al gobernador Javier Corral y a la Fiscalía de Chihuahua para regresar.

Menciona que buscan retornar a Ciudad Juárez para asegurarse que los agentes detenidos y vinculados a proceso también sean investigados por el asesinato de su hermano.

Fotografías: Fiscalía de Chihuahua

Personal del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) en el estado, confirmó que los ex agentes estatales Francisco Javier H. L., José Luis C. C., José S. L., José Antonio R. G., Julián Antonio G. A., Manuel G. C., Ricardo G. C., Cristóbal, Isaac A. V. y Luis Alfredo A. C., permanecerán en prisión preventiva por 12 meses, mientras que el plazo para el cierre de la investigación fue fijado en tres meses.

A pesar de la decisión judicial para mantener a los ex policías en prisión, la familia de la víctima siente temor ante la existencia de otros dos que están prófugos y por las amenazas que recibieron varios de sus miembros a través de sus teléfonos.

“Queremos ir a Juárez… pero sí estamos pensándola mucho, pero creemos que sería bueno que diéramos la cara, esa sería una presión muy grande para las autoridades, aunque implique que ellos sepan dónde estamos”, comenta uno de los hermanos de José Ángel.

El peligro mayor, agrega, lo enfrenta su sobrino de 16 años, quien fue la víctima inicial de los elementos de la CES.

“Creo que no corremos tanto riesgo como el que corre mi sobrino, ya que es el único testigo”, afirma.

Con relación a la vinculación a proceso de los agresores de su sobrino, considera que es un gran avance dadas las circunstancias y por quienes son los acusados.

José Ángel fue encontrado sin vida la madrugada del pasado 22 de marzo en la cajuela de un automóvil Ford Focus abandonado en el Camino Real, a la altura de la prolongación de la avenida 16 de Septiembre, con disparos en varias partes del cuerpo.

El caso, sin embargo, tuvo su origen desde el pasado 30 de enero, cuando un sobrino del hombre asesinado fue detenido por elementos de la CES cuando caminaba cerca de su casa, lo obligaron a que abriera la puerta de su vivienda para enseguida saquearla.

El monto de lo hurtado fue calculado en unos 400 mil pesos por los afectados contabilizando dinero en efectivo y el valor de varios objetos, relojes y joyas que los policías se llevaron.

Además, presentaron al adolescente ante un agente del Ministerio Público y lo acusaron de delitos contra la salud, para lo cual fue “cargado” con dosis de supuesta cocaína, aunque el ministerio Público lo dejó en libertad al ser enterado de las circunstancias del caso.

José Ángel presentó diversas pruebas ante la representación social del acto ilegal cometido por los oficiales, incluyendo videos del momento en que ingresaron a la vivienda, ubicada en la colonia 16 de Septiembre, al poniente de la ciudad.

El hombre y otros de sus familiares fueron amenazados para que abandonara la denuncia, finalmente lo localizaron asesinado en su vehículo después de que la víspera salió acompañado con uno de sus amigos, al que identifican como “El Tín”, quien al parecer fue la última persona que lo vio con vida.

Enseguida, sus parientes abandonaron la ciudad al ser amenazados con sufrir daños en su integridad o vida si continuaban con el proceso. 

Elementos de la FGE detuvieron a los sospechosos el pasado 3 de junio, ocho en las instalaciones de la CES en Ciudad Juárez, ubicada sobre el eje vial Juan Gabriel, mientras que un noveno fue arrestado en la ciudad de Chihuahua y transportado a la frontera.

Con relación al caso Jorge Nava López, fiscal en la Zona Norte, señaló que existen órdenes de aprehensión vigentes y que se trabaja en la captura de los policías que pudieran tener responsabilidad en los hechos.

Especificó que las indagatorias en torno al evento las realiza un órgano externo a la FGE (Asuntos Internos), por lo que desconoce los pormenores de los avances que se llevan en la investigación.

Apoya a La Verdad. Cada contribución es muy valiosa para nuestro futuro. ¿Cómo donar? Dale click aquí

Laverdadjz@gmail.com

Contenido relacionado:

Denuncia a policías estatales por robo y arresto ilegal, lo matan

Inventan delito a un adolescente para saquear su casa, eran policías estatales

Notas Relacionadas:

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

lo más leido

To Top
Translate »