En El País

“Peleamos contra un monstruo”: masacre de 15 personas en Oaxaca

Foto: Centro de Derechos Humanos Antonio Esteban

Con piedras, machetes y fuego, 15 personas  Ikoots fueron asesinadas en el municipio itsmeño de San Mateo del Mar. Desde hacía 50 días habitantes solicitaron apoyo e intervención de los gobiernos federal y estatal para prevenir la escalada de violencia, pero tardaron en llegar.

Texto: Pedro Matías / Página 3 y Daniela Rea / Pie de Página

Oaxaca – Al menos 15 personas fueron asesinadas, unas lapidadas, otros macheteadas y algunas calcinadas, en el municipio de San Mateo del Mar, en la región del Itsmo, la noche del domingo 21 de junio y madrugada del lunes 22.

En un comunicado emitido la tarde de este lunes, la Alcaldía Único Constitucional San Mateo del Mar -una autoridad que surge de las comunidades y no de los órganos electorales- informó que hombres y mujeres originarios de este municipio istmeño fueron sorprendias en una asamblea en Huazantlán del Río, cuando “personas que tenían tomada las instalaciones de la Agencia comenzaron a ejecutar disparos y generar violencia por lo que en el momento y con la presencia de la Guardia Nacional y la Policía Municipal se genera un enfrentamiento con el grupo armado” y que posteriormente las fuerzas de seguridad abandonaron a los habitantes.

“Responsabilizamos de los hechos de violencia al grupo armado que direcciona el señor Bernardino Ponce Hinojosa, exigimos que sea anulada su representación municipal debido a que no fue un proceso electoral respaldado por la asamblea del pueblo”, dice el comunicado de la Alcaldía.

Por su parte el presidente municipal de San Mateo del Mar, Bernardino Ponce Hinojosa -autoridad elegida electoralmente-, emitió un comunicado en el que acusa a habitantes del municipio del ataque junto con un grupo armado. El presidente municipal ha sido señalado como autor intelectual de otros ataques.

En entrevista con Pie de Página, una habitante (A) de San Mateo del Mar, dijo que no se trata de un enfrentamiento entre dos grupos, sino de un ataque contra los habitantes del municipio:

“Es un grupo armado que ataca al pueblo. Los muertos son del pueblo de San Mateo del Mar, si (murió) gente que estuvo al servicio del presidente municipal o no, son nuestros hermanos, son nuestras hermanas. Hay gente infiltrada, sicarios que son de fuera y que de alguna manera ellos logran comprar a la gente, se aprovechan de la gente, de las carencias”, agregó la habitante A. “Atrás de estos ataques hay un contexto muy amplio que involucra recursos, un tren interoceánico, las eólicas. Estamos peleando contra un monstruo”. 

Los antecedentes de la masacre

El pasado 3 de mayo a partir de la instalación de un filtro sanitario y del impedimento de acceso a la congregación de la Santa Cruz, se perpetraron dos ataques armados que dejaron un muerto, Filemón Villalobos, así como dos viviendas, cuatro vehículos de motor, una camioneta y dos mototaxis incendiados.

A partir de estos hechos  la Unión de Agencias  solicitó apoyo de los gobiernos federal y estatal para evitar que el conflicto escalara, pero ninguna autoridad respondió.

“Como comunidad, como asamblea, solicitamos apoyo a la Guardia Nacional, a la CNDH, a la Defensoría de los Pueblos de Oaxaca, medidas cautelares, al gobierno estatal, pero no intervinieron. El 26 de mayo el gobierno estatal nos dijo que no tenía personal para tener seguridad en la comunidad. Llevamos 50 días de que esta violencia no cesa, no se acaba”, dijo una habitante de San Mateo del Mar, en llamada telefónica, que pidió su anonimato. 

A partir de esa negativa, las comunidades pusieron barricadas en las noches para cuidarse. 

La masacre

Según el testimonio de una habitante (A) del municipio y de información publicada por la Alcaldía Único Constitucional -la autoridad que surge de la comunidad- el domingo se tenía programada una asamblea, convocada por autoridades de todas las comunidades de San Mateo del Mar, para hacer un homenaje póstumo al señor Filemón Villalobos, asesinado “en manos de la policía municipal”.

Alrededor de las 14 horas, dice la habitante de San Mateo del Mar, salieron 20 camionetas de todas las comunidades para llegar a Huazantlán, donde sería la asamblea, y al pasar por la localidad de La Reforma, encontraron llantas incendiadas en el camino.

La habitante A dijo: “fuimos detenidos a la altura de la Agencia de Reforma, lugar en donde supuestamente había un filtro sanitario, encontramos sobre carretera llantas incendiadas por doquier que nos impedían el paso, atrincherados entre las llamas, hombres con el rostro cubierto empezaron a accionar sus armas de fuego, hiriendo de inmediato a varias personas que estaban en las camionetas”.

Otra persona de la zona, la habitante B, relató: “No pudimos cruzar, empezaron las detonaciones de armas. Hirieron a seis hombres y lo que decidió el pueblo fue regresarnos y llevar a los heridos a atención médica. Los llevamos a la cabecera municipal, a San Mateo del Mar, aunque otras personas sí alcanzaron a llegar a Huazantlán a la asamblea”.

La Alcaldía informó que por estos hechos solicitaron atención médica y seguridad, por lo que a las 16:30 horas del domingo llegó la Guardia Nacional y una ambulancia para trasladar a los heridos.

En Huazantlán seguían los preparativos para la Asamblea y allá se dirigió la Guardia Nacional, a la que se le pidió que permaneciera ahí para darles seguridad a los habitantes, ya que desde mayo el gobierno estatal había hecho caso omiso de atender la demanda de seguridad.

“Como a las 8, 9 de la noche”, relata la habitante A de San Mateo del Mar,  “nos dicen los compañeros que estaban en Huazantlán, empezaron a detonar armas dentro de la agencia de Huazantlán, que ha estado tomada desde el 3 de mayo por gente armada y la Guardia Nacional y la Policía Municipal, en lugar de quedarse a garantizar la seguridad de las personas, quiso salir a la fuerza y salió a la fuerza con golpes, disparos al aire, gas lacrimógeno”.

“Por lo que, en el momento y con la presencia de la Guardia Nacional y la Policía Municipal se genera un enfrentamiento con el grupo armado donde hubo decenas de heridos y personas que perdieron la vida”, dice el comunicado de la Alcaldía.

La habitante B de San Mateo relató: “no sabemos si son 13 o 15 los muertos. Sabemos que hay 15 tirados en el piso y hay unos que si están muertos, a todas luces se ve que los quemaron, otros los lapidaron con tabiques y otros con machetazos en la cabeza”.

“El gobierno está consciente de que pedimos ayuda y no entendemos por qué no nos han ayudado. No sabemos qué hacer. Hay dos regidoras heridas de bala y el síndico está desaparecido”, añadió la habitante B.

Lo que más le indigna a la habitante B es que las autoridades “dudan que haya muertos, les decimos vengan porque hay varios muertos y nos dicen es que no hay muertos y ahí están las fotos, no son fotos inventadas. Ahí están esas imágenes donde hay mujeres, entre ellas una que contaba con medidas cautelares que está quemada”.

“Ante este cobarde atentado ponemos de manifiesto nuestra más enérgica protesta al gobierno estatal y federal debido que hemos alertado en tiempo y forma del peligro que se cierne sobre nuestra comunidad Ikoots. La complicidad del supuesto presidente municipal Bernardino Ponce Hinojosa y el empresario e influyente Jorge Leoncio Arroyo Rodríguez sigue cobrando víctimas entre los Ikoots y las autoridades federales se cruzan las manos ante estas injusticias”, puntualizó la habitante B.

“Señalamos como únicos responsables de esta ola de violencia, actos criminales y asesinatos a Bernardino Ponche Hinojosa y a Jorge Leoncio Arroyo Rodríguez, quienes arropados por instituciones estatales se permiten dañar nuestras comunidades”, dice el comunicado de la Alcaldía.

Ayuntamiento acusa a habitantes de la comunidad

Según la autoridad municipal en un comunicado publicado el lunes por la tarde “gente que se ostenta como agente municipal de Huazantlán torturaron, quemaron vivos y asesinaron a 15 de nuestros ciudadanos, incluídas dos mujeres”. El presidente municipal en ese comunicado dice que “los hechos fueron respaldados por quien se dice ser jefe de plaza de un grupo de la delincuencia organizada llamado Gualterio Escandón”.

En el comunicado la Alcaldía deslindó a los habitantes señalados por el alcalde.

Y acusó que el grupo de la Unión de Asambleas y Comunidades Indígenas Ikoots agredió a mujeres que se encontraban a cargo de un puesto de control sanitario a la altura de la localidad de La Reforma al negarse a que se les sanitizaran las llantas de sus vehículos, lo que provocó la molestia de las personas que viajaban en las unidades de motor y con palos, machetes, piedras y armas de fuego agredieron a las responsables del módulo.

De estos hechos violentos, destacó, resultaron heridas de gravedad dos mujeres y dos hombres, entre ellas regidoras del Ayuntamiento.

Indolente, autoridad estatal acude 24 horas después

Las autoridades estatales forenses y periciales se trasladaron al lugar 24 horas después de los hechos. Apenas a las 16 horas de este lunes 22 de junio los cuerpos de las víctimas comenzaron a ser levantados.

El desinterés de las autoridades, sin embargo, no se demostró sólo con la llegada tardía para levantar los cuerpos y pruebas periciales del ataque, sino que desde al menos 50 días atrás habitantes solicitaron apoyo al gobierno federal y al estatal para que enviaran seguridad y se previniera el conflicto. 

Cabe recordar que desde mayo se había advertido que la violencia podría escalar si los gobiernos federal y estatal no atendían.

Por la tarde del lunes la Fiscalía emitió un comunicado en el que señaló que investiga los hechos a partir de la carpeta 19265/FIST/SALINA/2020.

“De manera preliminar, se confirma el fallecimiento de 2 mujeres y 13 hombres, que presentan contusiones y quemaduras parciales. Peritos médicos de la Fiscalía General en las próximas horas realizarán las necropsias correspondientes que diluciden las causas de las muertes.

“Cabe señalar que tras las primeras investigaciones realizadas por la Fiscalía General, se ha logrado establecer hasta el momento la identidad de 4 cuerpos masculinos identificados como A. R. O., M. A. R. G., O. M. R. V., y R. A. M., así como de una mujer identificada como A. H. V. En tanto, se trabaja para determinar la identificación de los cuerpos restantes”. 

La Alcaldía en el comunicado exige al gobierno federal que se garantice la seguridad del pueblo ikoots; y exige al gobierno estatal y órganos electorales que se garantice la imparcialidad de la justicia y de la elección de las comunidades.

***

Este trabajo fue publicado originalmente en PAGINA 3 que forma parte de la Alianza de Medios de la Red de Periodistas de a Pie. Aquí puedes consultar la publicación original.

Apoya a La Verdad. Cada contribución es muy valiosa para nuestro futuro. ¿Cómo donar? Dale click aquí

Notas Relacionadas:

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

lo más leido

To Top
Translate »