En El Estado

Sin transparencia, Estado entrega estímulo para la cultura: cineastas

Un grupo de productores de cine, guionistas y documentalistas exhiben errores en convocatoria del programa Eká Nawéame que lanzó el Gobierno de Chihuahua para el financiamiento de proyectos, también acusan recorte en monto ofrecido a beneficiarios

Martín Orquiz / La Verdad

Cineastas chihuahuenses se inconformaron con los resultados de la convocatoria al estímulo fiscal Eká Nawéame, abierta por la Secretaría de Cultura de Chihuahua, y acusaron que la asignación se dio sin transparencia y con el recorte del monto ofrecido hasta en un 70 por ciento.

Bajo esa circunstancia, los ganadores recibieron sólo 300 mil pesos del millón que se ofreció en la invitación, lo que motivó a que algunos renunciaran al apoyo debido a que resultó insuficiente, denunciaron 19 cineastas.

“Le pedimos al gobernador que (el proceso) sea transparente y equitativo, que se haga bien y que se tomen como modelos otras convocatorias que ya llevan años haciéndose”, declaró Ángel Estrada Soto, uno de los inconformes al hacer pública una carta dirigida al gobernador del estado, Javier Corral Jurado, y a la secretaria de Cultura, María Concepción Landa García Téllez, con una serie de planteamientos realizados al programa.

Los inconformes exponen que el Gobierno de Chihuahua omitió dar a conocer quienes formaron el jurado dictaminador y cómo fue que determinaron a los ganadores, así como el mecanismo para adjudicar los recursos, información que solicitaron y que hasta ahora se les negó.

La Verdad solicitó la postura de la Secretaría de Cultura sobre la acusación de los cineastas, pero no hubo respuesta a la petición.

Estrada Soto, uno de los firmantes de la misiva, declaró en entrevista que la convocatoria estuvo “mal armada” desde el principio, por lo que hicieron las observaciones que creyeron pertinentes a la autoridad, pero no fueron tomados en cuenta.

Dio a conocer que la invitación no estaba bien estructurada y así se llevó a cabo al final, con un dictamen en el que participaron, dicen, jueces anónimos, pues desconocen quienes seleccionaron los proyectos por la negativa de información que enfrentan por parte de la dependencia cultural.

“Sabemos que estuvieron funcionarios de la Secretaría de Cultura, lo cual no es recomendable ni una práctica común, además de personas que no necesariamente son expertas en cuestiones de cine”, mencionó.

Enfatizó que la pretensión de los exponentes no es tener acceso al dinero de forma personal, ya que entienden que al tratarse de una convocatoria sólo un porcentaje obtendrá los recursos y no tienen problema con esa situación.

“Lo que nos interesa es que el proceso se revise y se corrijan todas las irregularidades que hubo para una futura emisión, este estímulo fiscal nos parece que es una muy buena posibilidad de apoyar al arte en general y al cine en particular”, dijo.

Otros de los directores, productores, guionistas y documentalistas inconformes son: Octavio Gasca Holguín, J. Genaro Limón, Luis Alfredo Sierra Rivera, Jorge Carreón, Jorge Porras Gamboa, Reydecel Martínez-Aguirre, Braulio Beltrán Salcido, Rodolfo Enrique Rincones, Marco Adrián Cano Licón, Mauricio Gasca Heredia, Ricardo Colorado Seira, Aldo Hernández Flores, Teresa Camou Guerrero, Cynthia Angélica Rodríguez Medina, Juan Daniel González Trujillo, Mario Corona Payán, Juan Núñez.

Eká Nawéame es un programa que presentó el Gobierno de Chihuahua a principios del año y que consiste en el financiamiento de proyectos culturales, a través del redireccionamiento del Impuesto Sobre la Nómina de empresas chihuahuenses. En ese entonces se anunció que para cinematografía e intervención de patrimonio cultural material se destinarían hasta por un millón de pesos.

Ofrecen un monto, entregan otro

Otra de las irregularidades que exhiben en su carta los inconformes es que, de manera unilateral, se decidió reducir los montos ofrecidos al parecer para apoyar más proyectos, pero fue algo que no se consultó ni se avisó a los participantes y la comunidad de cineastas considera que es preferible que el monto se entregue completo para que una producción se pueda llevar a buen fin.

El cine, explicó Estrada, requiere de tecnología y personal humano, así que cuando se realiza una filmación se ven beneficiadas muchas personas, pero en este supuesto afán de apoyar a más planes redujeron a una tercera parte el dinero asignado.

Muchos de los ganadores decidieron declinar el proyecto porque ese 30 por ciento de lo prometido en realidad no les sirve para realizarlo ya que no se puede hacer parcialmente y continuarlo después.

Hizo la observación de que en la actualidad, el cine no existe en las políticas públicas del estado o del Municipio porque se aprecia como una actividad tal vez muy cara o que no es factible hacerla aquí.

Los hechos, por el contrario, muestran que sí lo es. Ejemplificó su declaración con el hecho de que el año pasado se estrenaron tres cortos chihuahuenses en el Festival de Morelia, mientras que en tiempos recientes hubo cortos juarenses nominados al Ariel y fueron estrenados en el Festival de Guadalajara.

Estrada Soto contó que se desarrolló una actividad que empujado a que la Secretaría de Cultura tome en cuenta que sí se está haciendo cine en el estado, pero este arranque del apoyo para el cine resultó fallido por todas las irregularidades que hubo.

Acerca de sus expectativas sobre el resultado de su queja, el cineasta indicó que existe una cerrazón muy fuerte en la Secretaría de Cultura para aceptar que hay temas que no dominan, como el del cine.

“No hay nada de malo en que no lo dominen, lo que está mal es que no permitan es que quienes si lo dominamos los ayuden”, agregó.

Al hacer público su desacuerdo, los hacedores de cine esperan que las autoridades los escuchen y que se abra un diálogo para que se les permita participar en este tipo de procesos y que se hagan de forma correcta.

En la carta enviada al gobernador y a la secretaria de Cultura se establece que la convocatoria fue muy bien recibida porque representa una oportunidad sin precedentes para crear proyectos de calidad, pero en su primera edición “sienta un mal precedente por los errores en la convocatoria y la falta de transparencia en el proceso de dictaminación”.

Además, el Comité Organizador no anunció los recortes a los presupuestos de los ganadores, mientras que el día 13 de mayo se dieron a conocer cinco proyectos ganadores, tres foráneos y dos chihuahuenses.

Sin embargo, una semana después se anunció que fueron ocho los proyectos ganadores, sin explicar cómo y porqué fueron modificados los resultados.

Describen que varios solicitaron, desde el 18 de mayo por medio del portal de Transparencia de Gobierno del Estado, el acta de dictaminación y el video del acto, que es una práctica común en cualquier convocatoria de este nivel, pero no se obtuvo respuesta de las autoridades.

laverdadjz@gmail.com

Notas Relacionadas:

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

lo más leido

To Top
Translate »