Juárez

Irrumpen municipales en vivienda, detienen a hombre, le ‘siembran’ drogas y armas, acusan

Imágenes de las patrullas de la SSPM de Juárez donde presuntamente viajaban los agentes que irrumpieron a la vivienda del detenido. Fotografía: Tomada de video

La Secretaría de Seguridad Pública Municipal informa que el arresto ocurrió en la vía pública cuando el hombre se trasportaba en una camioneta; familiares del detenido aseguran que los agentes lo sacaron de su casa, de donde robaron artículos y provocaron destrozos

Martín Orquiz / La Verdad

El mediodía del 29 de junio pasado, la vida de la familia Benítez Muñoz tomó un vuelco que ahora mantiene a sus integrantes llenos de temor e incertidumbre, luego de que agentes de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM) detuvieron a Alfredo, uno de sus integrantes de 25 años, y lo acusaron de posesión de drogas y armas.

Pero, además, acusaron a los elementos de destruir el sistema de videovigilancia que había en el domicilio, ubicado en la calle Ignacio Mariscal número 3389, de la colonia Mariano Escobedo, al poniente de la ciudad. También los culparon de apoderarse de diversos artículos, cuyo monto calculan en 10 mil pesos, que estaban en la propiedad a la que ingresaron sin presentar alguna orden de cateo ni de arresto, afirman.

Por miedo los denunciantes solicitaron que sus identidades no sean hechas públicas, pero pidieron a las autoridades que dejen en libertad a su pariente, quien el lunes 6 de julio fue vinculado a proceso por un juez federal, ante las irregularidades cometidas por la Policía y que intervengan para investigar el supuesto abuso de autoridad y hurto.

Vivienda donde presuntamente irrumpieron los municipales. Fotografía: Cortesía

Aunque interpusieron una queja en la Controlaría de la Presidencia Municipal, mencionaron que los funcionarios locales omitieron intervenir a favor de su causa, pero esperan que al dar a conocer de forma pública lo que vivieron obtengan justicia para ellos y para Alfredo.

En la actualidad, el hombre está confinado en el Centro Federal de Reinserción Social (Cefereso) número nueve, mientras el Ministerio Público de la Federación termina la investigación en torno a su caso.

Sobre la acusación contra elementos de la SSPM, el portavoz de la corporación, Arturo Sandoval Figón, dijo que la versión de la corporación es la misma que hizo pública el 29 de junio, cuando el sospechoso fue detenido.

En el documento oficial del hecho se afirma que Alfredo fue arrestado ese día en el cruce de las calles Ignacio Mariscal y General Terán de la colonia Mariano Escobedo, por su presunta responsabilidad en la comisión de delitos contra la salud y la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos.

Se añade que se le encontró en posesión de 139 libras (63.04 kilos) de mariguana, así como un arma de fuego calibre .380 con un cargador abastecido con seis cartuchos útiles, otros dos cargadores con 11 balas cada uno, una caja con 30 cartuchos útiles y una granada de fragmentación que transportaba en una camioneta Dodge Ram de color blanco.

Indicó que entiende la postura de los familiares de Alfredo, pero el acusado ya fue vinculado a proceso por la autoridad federal, lo que indica que consideró legal su detención.

Cualquier otra situación, dijo, debe ser resuelta en las instancias pertinentes.

Sin embargo, los familiares del sospechoso dudan de la versión oficial ya que aseguran que él se encontraba en el interior de una de las habitaciones de su vivienda cuando, alrededor de la una y media de la tarde, los policías municipales irrumpieron en el domicilio por la fuerza, destruyendo de forma inicial el sistema de videovigilancia que tienen en el lugar.

Un familiar del hombre detenido muestra imágenes de las patrullas municipales que arribaron a su vivienda, captadas por una cámara de vigilancia, y de los destrozos provocados en el inmueble.

“Llegaron los policías, entraron a uno de los cuartos, salieron enojados y comenzaron a golpearnos, nos decían que no volteáramos a verlos, nos pusieron contra la pared, nos quitaron los celulares para que no pudieron grabar ni hacer llamadas”, expuso una de las denunciantes.

En el sitio de encontraban además seis mujeres y un hombre con varios menores de edad, quienes fueron contenidos por los tripulantes de siete unidades de la SSPM, las que llevaban los números de identificación cubiertos.

Enseguida, comenzaron a cuestionar a los agentes cuál era el motivo de la intervención, pero no recibieron respuesta y sólo fueron agredidos física y verbalmente con amenazas para que dejaran de protestar.

De pronto, escucharon cómo los agentes comenzaron a golpear a Alfredo, por lo que su madre, de 65 años. intentó entrar a la habitación donde estaba su hijo, pero fue tomada con violencia y reprimida, lo mismo ocurrió con los demás integrantes de la familia.

“Nos gritaron, nos amenazaron, nos hablaron con groserías y no nos decían lo que estaba pasando, luego nos metieron a un cuarto y nos dijeron que esperáramos 10 minutos para salir, que si nos asomábamos íbamos a valer madre”, indicó otra de las quejosas.

Cuando calcularon que ese lapso había transcurrido, salieron, pero ya no estaba Alfredo ni el vehículo, luego de enteraron que lo estaban acusando de posesión de drogas y de armas.

También pudieron notar que faltaban varios artículos de la casa y herramienta que usan para hacer trabajos de construcción.

Lograron conseguir con los vecinos algunos videos del paso de las patrullas, en uno de ellos se ve la camioneta del afectado, que utiliza para trabajar en la empresa de construcción que tiene con otros parientes.

Además, obtuvieron fotografías donde se ven, en la caja de una patrulla, algunas de las pertenencias que se llevaron del domicilio.

Pudieron conseguir también algunos números de las patrullas que participaron en el operativo: C-155, C-136, C-150, C-115, 040 y 614, además de otra que traía su identificación cubierta.

Ante lo que consideran una acción injusta e ilegal, optaron por presentar una denuncia pública aún con el miedo que tienen porque unidades de la corporación rondan el sector donde está su domicilio y temen ser víctimas de represalias.

[email protected]

Notas Relacionadas:

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

lo más leido

To Top
Translate »