En El Estado

El tiempo se acorta para que México cumpla el tratado de agua con EEUU

El conflicto por el agua en Chihuahua generó protestas con quema de edificios públicos, casetas de peaje y unidades oficiales. Los líderes campesinos se deslindan y han puesto el foco en los partidos políticos. El acuerdo con Estados Unidos para que el México aporte el agua correspondiente del Río Bravo tiene como fecha límite el 24 de octubre

Texto: Pie de Página y Jaime Armendáriz / Raíchali

Fotos: Ángel Neri / Twitter 

EL conflicto por el agua en Chihuahua continúa y el tiempo para que México aporte el agua que le corresponde por el tratado con Estados Unidos se acorta.

Las autoridades federales llamaron a los usuarios a respetar las reglas en el control del agua para que el gobierno mexicano pueda cumplir con el convenio internacional con Estados Unidos.

La titular de Conagua, Blanca Jiménez, expuso este jueves que aunque la fecha límite para cumplir con el aporte correspondiente es el 24 de octubre, éste implica un proceso que requiere tiempo.

“Tenemos que ver que mover el agua de una presa otra, aparte del tiempo tenemos la capacidad de desfogue y eso toma muchos días y es por esa situación. Se inició desde diciembre discusiones con todos los usuarios; para ver cómo hacemos este pago».

En el espacio de las conferencias de la secretaría de Bienestar, la directora de Conagua llamó a la población a cooperar para cumplir el tratado de 1944, en el que Estados Unidos envía cada año a México mil 850 millones de metros cúbicos del Río Colorado y México aporta 432 millones de metros cúbicos anuales a través del Río Bravo.

La funcionaria destacó que México aporta cuatro veces menos agua que su país vecino del norte.

“La gente nos tiene que ayudar a respetar la autoridad del agua. Si la gente quiere que tengamos un control del agua, también nos tiene que respetar las reglas, máxime si están firmadas”.

Como han venido repitiendo desde que comenzó el conflicto en la parte centro y sur del estado de Chihuahua por la oposición de agricultores a que agua de las presas sea llevada a otras entidades y a Estados Unidos, Jiménez aseguró que hay agua suficiente para abastecer a pobladores y agricultores mexicanos sin dejar de cumplir el convenio internacional.

“El tiempo se acorta. Tenemos que aportar y para lograr hacer el cumplimiento del tratado. Tenemos que combinar que haya agua de las presas de Chihuahua, pero como se nos pidió asegurar el agua a los agricultores, usamos una parte de la presa de Chihuahua, reservando el agua para los agricultores de Chihuahua y de la gente que toma, y también esperando agua de lluvias”.

Conagua informó que si se otorga la concesión como solicitan los agricultores de los distritos de riego 005 y 090 del Río Conchos, el volumen de agua que usarían sería de 1302.7 millones de m3 y la cantidad de agua garantizada aún con el aporte a Estados Unidos es de 1911.32 millones de m3.

“Todo el agua de riego está en las presas y para siguiente ciclo, con lo que hay más lo que llueva, considerando un año no muy positivo, van a tener el agua para el siguiente ciclo. Así es que, señores, está normal”.

La titular de Conagua explicó el porqué se toma agua de Chihuahua y no de las presas La Amistad, de Coahuila, y Falcón, de Tamaulipas.

“El tratado establece que el río Bravo tiene unos tributarios, o sea, como se decía, tiene la cuenca, del otro lado también hay tributarios, y éstos son los que aportan. Se definieron que habían seis tributarios, que son el Río Conchos, Arroyo Las Vacas, Río San Diego, Río San Rodrigo, Río Escondido y Río Salado”.

El agua se tiene que repartir entre todos los habitantes de la parte baja y hay 1.2 millones de habitantes en Coahuila y Tamaulipas que dependen de esta agua, y por ello también es importante repartir y compartir el agua no sólo con Estados Unidos, sino también con la gente de agua de abajo, dijo.

En tanto, el director general para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Roberto Velazco, explicó el adeudo de agua que México tiene, correspondiente a un ciclo que terminó en 2015.

“El 25 de octubre de 2015 inició el ciclo actual, que es el ciclo número 35 del tratado. Éste concluye el 24 de octubre de este año. Entonces, para el 24 de octubre ya no tendríamos que tener un adeudo de agua. El ciclo 34 que terminó evidentemente en 2015, el 24 de octubre, cerró con un déficit de 324.7 millones de metros cúbicos de agua, es decir, eso nos quita la flexibilidad que podremos tener de otra manera para poder pagar con posterioridad, tenemos que cerrar este ciclo en ceros. Y hemos entregado a Estados Unidos un volumen de mil 672.1 millones de metros cúbicos de agua de los 2 mil 158.5 que tendríamos que entregar».

EL funcionario advirtió que el gobierno mexicano busca evitar que se replanteé el acuerdo con Estados Unidos para que no cambien los volúmenes que cada nación tenga que aportar.

“Perderíamos o arriesgarías a perder la flexibilidad y los buenos términos que logramos en esta negociación”.

«Estamos abiertos al diálogo. Lo que queremos es resguardar el agua del próximo año, de los siguientes años, de las futuras generaciones, y poner orden en un pendiente que se nos dejó, pero queremos seguir hablando con ellos y queremos seguir buscando una solución pero sobre la base de que tenemos que poner orden, y tenemos que cumplir con lo que tenemos que cumplir”.

Blanca Jiménez, titular de Conagua

Acusan infiltración de partidos políticos

La lucha por el agua en la zona centro-sur del estado de Chihuahua escaló esta semana a protestas violentas con la quema de edificios públicos, casetas de peaje y unidades oficiales, hechos de los cuales se han deslindado líderes campesinos y han puesto el foco en los partidos políticos, señalamientos que también han hecho propios el presidente Andrés Manuel López Obrador y el gobernador Javier Corral.

López Obrador dijo por la mañana que existen intereses políticos de líderes del PAN en el tema del agua e incitan a actos violentos, mientras que en respuesta, el gobernador Corral consideró deplorable que “de los más diversos partidos políticos” estén inmiscuidos en “manipular la preocupación real de los usuarios” con fines electoreros.

“Ante el señalamiento realizado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, sobre actores políticos vinculados al Partido Acción Nacional, le quiero informar que, lamentablemente también de otros partidos como el PRI y su propio partido Morena se han aprovechado de la circunstancia”, manifestó, y añadió que han instigado a orientar “casualmente” los destrozos hacia oficinas del Gobierno del Estado.

La movilización campesina se encuentra en alerta desde principios de año cuando Comisión Nacional del Agua (Conagua) comenzó a extraer recurso hídrico de las presas de la entidad, con el argumento de llevar agua a otros estados como Tamaulipas y para el pago del Tratado de Aguas con Estados Unidos, vigente desde 1944.

Ese acuerdo establece que México debe entregar a Estados Unidos en cada ciclo de 5 años un total de 2 mil 158.5 millones de metros cúbicos (Mm3) de agua, lo que equivale a un promedio de 431.7 millones de metros cúbicos por año, según la Conagua.

Pero las protestas se intensificaron hace 2 semanas con un enfrentamiento de campesinos con la Guardia Nacional en la presa Las Vírgenes, y esta semana con la quema de casetas y oficinas públicas en Delicias, Saucillo y Camargo.

Ninguno de los gobernantes ha presentado pruebas contra miembros de los partidos para respaldar sus dichos de que son los provocadores de la violencia, y los campesinos han rechazado la participación en la afectación a la infraestructura pública.

Ya existen, sin embargo, 17 personas detenidas, cinco menores de edad, informó la Fiscalía General del Estado.

La FGE no ha precisado el origen de esas personas ni se han conocido las primeras declaraciones, por lo que será hasta la audiencia de imputación cuando se puedan conocer esos detalles.

Conagua se ha hecho de la vista gorda ante aprovechamientos ilegales: Corral

El conflicto por el agua no solo es por la extracción del líquido de las presas, pues en la entidad existe un problema de varios años por pozos ilegales que operan en varias zonas, específicamente hacia el Noroeste y Centro-Sur, en las cuencas del Carmen y del Conchos.

Ese tema, señaló el gobernador Corral en un mensaje público emitido este jueves, se ha originado por la cerrazón y corrupción de la Conagua.

El “aguachicoleo”, pronunció el mandatario, ha permitido el riego de superficies no autorizadas “bajo la vista gorda de Conagua”, y por lo cual consideró urgente el ajuste de volumen de recurso hídrico para evitar ese tipo de aprovechamientos campesinos excesivos.

Incumplen gobiernos su palabra, enardecen productores

La Conagua comenzó el martes una nueva extracción de agua de la presa Las Vírgenes con la insistencia de pagar el Tratado Internacional de Aguas con Estados Unidos. Los productores lo interpretaron como una burla y un saqueo, ya que había acuerdos verbales de no sacar más recurso hídrico.

Ello provocó el enojo de los campesinos que se manifestaron el miércoles, quemaron las casetas de Camargo y Saucillo e incendiaron oficinas de Conagua, Recaudación de Rentas y del Servicio de Administración Tributaria en Delicias, además de prenderle fuego a camionetas de Policía Estatal, municipal y de Conagua, con las cuales bloquearon las vías del tren en Delicias.

Ese miércoles descubrieron a un elemento de la Sedena infiltrado en una reunión informativa y estuvieron a punto de lincharlo.

El joven, quien dijo ser oriundo de Zacatecas, se hizo pasar por reportero pero le fueron encontradas sus credenciales y fue rodeado por los productores.

En esa reunión informativa, integrantes de la Asociación de Usuarios de Riego del Estado de Chihuahua (Aurech) condenaron que desde el Gobierno de Chihuahua no los apoyen y desde la federación se lleven el agua de lo que calificaron como una “forma ilegal”.

Apenas el martes estuvieron en el Palacio de Gobierno en la ciudad de Chihuahua para intentar hablar con el gobernador Javier Corral sin éxito. Fueron atendidos por el Secretario General, Luis Mesta, y prometió acudir a una reunión en la región de Delicias, pero su inasistencia caldeó los ánimos.
“Estamos solos, compañeros”, exclamaron varios de los productores y enviaron un mensaje público al presidente Andrés Manuel López Obrador para tener un diálogo directo, sin intermediarios como el Gobierno del Estado.

El miércoles, el gobierno de Javier Corral no había emitido ninguna postura.

Tratado es benéfico para México, insiste Conagua

El martes, en un comunicado de prensa, la Conagua informó que la extracción de agua comenzó el 25 de junio y se incrementó en cumplimiento al Tratado de Aguas de 1944 entre México y Estados Unidos.
El desfogue aumentó el caudal del río San Pedro, para realizar el trasvase hacia la presa Luis L. León (también conocida como El Granero).

La dependencia enfatizó que el tratado es benéfico para México, “ya que permite que el país reciba cuatro veces más agua por el río Colorado que la que entrega por el río Bravo”.

La Conagua estableció que eso implica que, en menos de 100 días, se deben entregar 499.10 Mm3. “Dicha cantidad es superior al compromiso total de un año y la única forma de pagarla es tanto con agua de las presas así como de lluvia”.

Según se establece en el Tratado, precisó la dependencia federal, de cada 100 litros de la cuenca del río Conchos, México debería utilizar sólo 62 y dejar correr el resto hasta el río Bravo. Sin embargo, se almacenan y utilizan 71 de ellos, por lo que existe un déficit de 9 por ciento, lo que dificulta el cumplimiento de los compromisos derivados del acuerdo.

La extracción es ilegal, insiste diputado
Mario Mata Carrasco, diputado del PAN por el distrito 5 federal, con cabecera en Delicias, señaló que es ilegal la extracción de agua hecha por el gobierno federal, y condenó que la presa Las Vírgenes esté tomada por el Ejército Mexicano para poder realizar esa acción en contra de los productores.

“El ‘compromiso’ al día 18 de julio era de 515 millones de metros cúbicos si tomamos en cuenta el compromiso del año 2019-2020 completo más el atraso que existía en el 2019. Pero en octubre del 2019 el atraso era de 216 de los primeros 4 años del quinquenio más el compromiso de 431.7, da un total de 647.7 millones de metros cúbicos. Quiere decir que en un año, solo pudimos aportar 132.7 millones de metros cúbicos”, subrayó.

Recordó que en noviembre del 2019, cuando Conagua comunicó del adeudo, se propuso modificar los porcentajes de asignación para liquidar primero el compromiso de Estados Unidos y luego mandar agua a Tamaulipas y Nuevo León. “Si así lo hubiéramos hecho ya no tendríamos ningún atraso con Estados Unidos, ni necesidad de abrir las presas agrícolas”, dijo el legislador.

Mata informó que a la presa el Granero le extrajeron entonces 205 millones de metros cúbicos, a la Venustiano Carranza de Coahuila 100 millones de metros cúbicos y a la Marte R Gómez 150 millones de metros cúbicos, más las aportaciones de los afluentes y la Cuenca directa. Sólo la suma da 455 millones de metros cúbicos. ¿Porque no se abonaron al 100 por ciento al compromiso para no estar con apuros en estos momentos?, cuestionó.

“Con mil 438 millones de metros cúbicos en el sistema de Presas del Conchos (Boquilla mil 136, Virgenes 202 y Granero 100.7) menos 350 que faltan de ejercer del ciclo 2020, nos quedarían solo mil 88 millones de metros cúbicos, para satisfacer 2 mil 430 millones de metros cúbicos que se requieren para el 2021 (Incluye concesiones, pérdidas por evaporación y percolación, así como los fondos muertos y volumen ecológico)”, explicó.

***

Este trabajo fue publicado originalmente en Pie de Página que forma parte de la Alianza de Medios de la Red de Periodistas de a Pie. Aquí puedes consultar la publicación original.

Notas Relacionadas:

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

lo más leido

To Top
Translate »