COVID-19

Reconoce Chihuahua más muertes por COVID-19, pero abre plazas comerciales

Enmienda Javier Corral estrategia contra coronavirus en el estado, añade a semáforo 6 indicadores; da a conocer nuevo decreto y pasa a municipios la responsabilidad de su aplicación. Presumen respaldo de exgobernadores

Itzel Ramírez / La Verdad

El Gobierno del Estado de Chihuahua reconoció este domingo que hay muchas más muertes relacionadas con COVID-19 de las que se contabilizan en sus registros oficiales, por lo que anunció una nueva estrategia de detección de casos, recopilación de información y semaforización de actividades para frenar el aumento de la pandemia en la entidad.

Casi cinco meses después de la detección del primer caso en el estado, y con más de 980 defunciones oficialmente adjudicadas a COVID-19, el secretario de Salud, Eduardo Fernández Herrera, dijo que las actuales condiciones en el sector sanitario no permiten contabilizar adecuadamente los decesos causados por la enfermedad.

Por ejemplo, agregó, hay más de dos mil registros de defunciones por neumonía no asociada a COVID-19, un número anormal y que sale de rango estadístico, por lo que se agregarán más parámetros para la evaluación del impacto de la pandemia.

“Hemos venido revisando en las últimas semanas que toda la metodología para este reporte es por lo menos estadísticamente no satisfactoria, lo que nos lleva a cometer muchos errores y cuando vemos los mensajes en el informe federal, el informe trae un retraso, trae un rezago. No sabemos como reporta cada estado, … ante esta situación el Gobierno del Estado de Chihuahua ha decidido realizar una nueva forma de medición de la problemática que no incluye cuatro variables sino diez”, explicó Fernández.

Además de la medición de tendencia y rango de ocupación hospitalaria, tasa de positividad y tendencia de casos, Chihuahua incluirá en su evaluación la capacidad de diagnóstico y detección, el seguimiento y vigilancia de la epidemia, el tratamiento de atención médica, la información estadística, la estrategia de sana distancia, el semáforo federal y una cruzada de responsabilidad social.

Fotografía: Gobierno de Chihuahua

Modifican semáforo

Como indicadores para el semáforo de actividades se incluirá la información sobre capacidad hospitalaria en cuidados intensivos y en área de atención para COVID, la tasa de transmisión de la enfermedad (tendencia del síndrome), el porcentaje de positividad y promedio, número de casos sospechosos, número de defunciones, crecimiento de enfermedades respiratorias y su variación respecto de 2019 y la capacidad instalada de pruebas diarias, todo medido cada semana.

“Esta problemática nos ha venido rebasando, yo creo que una cosa fundamental para poderles explicar de qué se trata esta nueva estrategia es que se cometió un error fundamental al arranque, todos pensamos que esto se iba a acabar en un mes, o por lo menos eso nos hicieron creer, que el famoso achatamiento de la curva iba a llegar al mes y medio y nada de estas cosas ha pasado”, justificó el secretario Fernández, que llegó al cargo tras el fallecimiento de Enrique Grajeda Herrera, el pasado 26 de julio.

En un evento público, con la presencia de funcionarios estatales, exgobernadores y empresarios, Fernández aseguró que se busca aumentar la capacidad de toma de muestras PCR para la detección oportuna del coronavirus, con 500 pruebas diarias.

“La capacidad de diagnóstico es un elemento médico fundamental para no permitir que la pandemia se siga expandiendo, si no somos capaces de generar el número adecuado de pruebas, y no solo generar el número adecuado, sino presentarlas y tenerlas a tiempo, la contención será cada vez más difícil. Lo que tenemos que hacer en esta primera estrategia es tener un diagnóstico adecuado en el tiempo preciso, si no tenemos un diagnóstico en el tiempo preciso, de nada sirve, la gente que anda contagiada en la calle, que muchas veces no tiene síntomas anda propagando la enfermedad sin que lo sepa”, abundó.

Pasan a Municipios encargo de nuevas reglas

Los gobiernos municipales, se precisó en el evento, serán los responsables de hacer cumplir el decreto que norma las nuevas reglas para hacer frente a la enfermedad.

“Que (los municipios) ejerzan las facultades que les competen para algunas actividades que serán prohibidas. Si no interviene la autoridad municipal es literalmente imposible controlar esto”, añadió Fernández.

Al evento fueron convocados los exmandatarios José Reyes Baeza Terrazas, Patricio Martínez García Francisco Barrio Terrazas y Fernando Baeza Meléndez, quienes compartieron el presídium con el actual mandatario Javier Corral.

Enmiendan estrategia  

A pesar de reconocer que la información ha sido errónea y que hay más muertes por COVID de las que oficialmente se reportan, el gobierno estatal autorizó que varias actividades aumenten el número de trabajadores permitidos y que se abran los centros comerciales, que permanecían cerrados.

“La gente se basa en la información que recibe (y) es importantísimo relanzar esta estrategia para decirle a la gente, la realidad es otra. Estamos ahogando a la economía (…) una cosa que hemos visto es los problemas económicos se convierten en problemas de salud. La sociedad en su conjunto es la que tiene que asumir su responsabilidad. Los enfermos somos nosotros como sociedad”, lanzó el secretario de Salud. 

Jesús Mesta Fitzmaurice, coordinador Ejecutivo de Gabinete, informó que se aumenta del 50 al 60 por ciento el aforo permitido para la plantilla laborar de las industrias aeroespacial y minera, con el máximo de trabajadores reportados al IMSS durante este año como el límite para calcular el porcentaje.

En atención al decreto federal del 3 de agosto, dijo, las actividades de bienes y servicios relacionados con papelería, material didáctico, artículos escolares, dispositivos electrónicos, así como de actividades editoriales, se incluyeron en las industrias esenciales.

Para centros comerciales se autorizó la apertura con un aforo del 25 por ciento, tanto para los comercios como para las plazas mismas. Las áreas de comida de los centros comerciales deberán seguir las medidas de los restaurantes, comentó Fitzmaurice.

Asimismo, se establecieron límites para las reuniones privadas, que deben tener un aforo de no más de 10 personas y también se les pone una restricción en el horario de 6 a 22 horas entre semana y de 6 a 23 horas en fines de semana.

“Llamamos a los ayuntamientos (…) a colaborar en el cumplimiento estricto de las nuevas medidas adoptadas en el acuerdo”, convocó el coordinador de Gabinete.

laverdadjz@gmail.com

Notas Relacionadas:

1 Comment

1 Comment

  1. Pingback: Reconoce Chihuahua más muertes por COVID-19, pero abre plazas comerciales – Raíchali

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

lo más leido

To Top
Translate »