Crónicas de Juárez

El día que Marilyn Monroe se divorció en Juárez

Marilyn Monroe y Arthur Miller / Cortesía

La actriz, modelo e ícono de Hollywood cruzó la frontera el 20 de enero de 1961 para tramitar y consumar en Ciudad Juárez su separación del dramaturgo Arthur Miller, era la época de los divorcios exprés

Juan de Dios Olivas / Especial para La Verdad

El 21 de enero de 1961 el periódico El Continental consignaba en su primera plana la visita fugaz a Ciudad Juárez de Marilyn Monroe, una de las máximas estrellas del momento de Hollywood.

La diva no vino a ofrecer algún espectáculo de entretenimiento; tampoco a disfrutar de la vida nocturna de la frontera.

El matutino juarense destacaba que la estrella del cine estadounidense que se popularizó años atrás con cintas como ‘Los Caballeros las Prefieren Rubias’ y ‘Cómo Casarse con un Millonario’, viajó a esta ciudad para acudir a Juzgado Primero de lo Civil para tramitar y consumar su divorcio del dramaturgo Arthur Miller.

Los abogados representantes, Aureliano González Vargas, por parte del escritor, y Arturo Sosa Aguilar, de parte de la actriz, se encargaron de todo lo necesario para que Marilyn acudiera nada más a firmar, aprovechando las ventajas de la Ley del Divorcio de Chihuahua expedida en 1932 por el gobernador Roberto Fierro, para incentivar la recolección de impuestos. Una normativa que a la larga le dio a Ciudad Juárez fama como un lugar para divorcios y matrimonios rápidos o “al vapor”, como fueron conocidos.

La comparecencia se llevó ante el juez Miguel Gómez Guerra y su secretario Rodolfo Silva, bajo el procedimiento de “Divorcio Necesario”, en la oficina del Juzgado del Distrito Bravos ubicada entonces frente al monumento a Benito Juárez.

En los escritos presentados por el abogado Sosa para promover la separación, la diva argumentaba:

“El demandado es de carácter incompatible con la suscrita, lo que ha hecho imposible la continuación de nuestra vida matrimonial, al grado que desde el mes de noviembre de 1960 nos encontramos separados el uno de la otra y no siendo posible ninguna reconciliación me veo en la necesidad de demandar este divorcio para que sea disuelto el vínculo matrimonial que nos une, y se me restituya mi nombre de soltera”.

El juicio de divorcio quedo asentado en el expediente número 4061961 que se encuentra en el Archivo Histórico del Supremo Tribunal de Justicia de Chihuahua y que contiene15 hojas con el proceso de separación de Monroe y Miller, así como con la sentencia de divorcio. La declaración de nulidad del matrimonio se dio tras la publicación de ese documento, para lo cual se hizo un pagó de 500 pesos el 24 de enero de 1961.

En el expediente quedo asentado que el 19 de enero de ese año la pareja divorciada finiquitó sus derechos patrimoniales existentes en Estados Unidos y que no tuvieron hijos en 4 años de matrimonio.

La actriz viajó de Nueva York a Dallas y de esta ciudad a El Paso, Texas y el 20 de enero cruzó la frontera para formalizar en Ciudad Juárez su solicitud de separación, casualmente el mismo día que John F. Kennedy asumía como presidente de Estados Unidos, con quien Marilyn Monroe se vio involucrada hasta el día de su muerte, ocurrida el 5 de agosto de 1962.

La presencia de la diva pasó paso desapercibida prácticamente en ese momento, sólo El Continental la publicaría al día siguiente de su presencia en esta frontera, pero después ocuparía las primeras planas de los periódicos del mundo donde cada paso que daba la diva era consignado.

El 23 de enero, en tan solo 4 días su matrimonio quedó formalmente disuelto.

Los divorcios al vapor

En los años 1930s, la derogación de la Ley Seca en Estados Unidos no sólo impactó directamente la vida nocturna en la frontera a donde acudían los norteamericanos a consumir alcohol y jugar en los casinos, sino que también pegó en las arcas de gobierno al caerse la recaudación de impuestos.

Por eso, en 1932, el entonces gobernador de Chihuahua, Roberto Fierro, expidió la Ley de Divorcio que facilitaba en cuestión de días, y hasta horas, la disolución de los vínculos matrimoniales aún si las nupcias eran contraídas en otros países.

La medida buscaba obtener mayores ingresos, más que para cumplir una función social, lo que a la larga le dio a Juárez fama como lugar para divorcios y matrimonios rápidos o “al vapor”, como también fueron conocidos.

Esta Ley provocó que Ciudad Juárez siguiera figurando como destino turístico, pese a que Estados Unidos dio por terminada la prohibición de alcohol en su territorio y cobró un mayor auge en los años 1950s cuando despachos de abogados de Nueva York y California, así como Las Vegas, establecieron una conexión con abogados de El Paso, Texas y Ciudad Juárez y comenzaron a enviar a esta frontera a parejas que deseaban separarse por la vía fast track.

Así personalidades como Anthony Quinn, Frank Sinatra, Franklin D. Roosevelt Jr (hijo del expresidente del mismo nombre), Bette Davis, Lauren Bacall y Zsa Zsa Gabor, Elizabeth Taylor y hasta Octavio Paz, arribaron a Juárez, convertida en el paraíso para obtener un divorcio al vapor aprovechando la Ley de Divorcio que estuvo vigente hasta 1970. De todos, uno de los que más se recuerda en esta ciudad es precisamente el de Marilyn Monroe.

Marilyn seduce Hollywood

La diva del cine estadounidense Marilyn Monroe nació un primero de junio de 1926 con el nombre de Norma Jeane Baker (o Norma Jean Mortenson, apellido de su padrastro) en Los Ángeles, California.

Su infancia fue difícil, su madre Gladys Baker, diagnosticada con esquizofrenia, fue internada en una institución siquiátrica y la dejó en manos de un matrimonio amigo hasta que cumplió siete años cuando entonces se la llevó a vivir con ella.

A la edad de 16 años, se casó por primera vez con un compañero de trabajo en una fábrica de aviones, pero terminó divorciada años después.

Como Norma Jeane comenzó a modelar en 1944 y dos años después en 1946, firmaba un pequeño contrato con la 20th Century Fox ya con el nombre de Marilyn Monroe y en 1949 posa desnuda para un calendario.

Sin embargo, su salto a la fama como actriz sería hasta 1950 después de aparecer en papeles menores en la cinta The Asphalt Jungle y All About Eve donde interpreta el papel de una amante en ambas películas, los cuales la proyectaron como una “bomba rubia” que le hicieron ganar nuevos contratos con la Fox. Así su carrera despegó al participar en cintas como Love Nest (1951), Monkey Business (1952) y Niagara (1953).

Su voluptuosidad y ojos anchos sedujeron a los cinéfilos y ganó fama internacional convirtiéndose en un símbolo sexual que destacó en Gentlemen Prefer Blondes (1953), How to Marry a Millionaire (1953), y There’s No Business Like Show Business (1954). 

En The Seven-Year Itch (1955) muestra su talento cómico y se convierte en una escena clásica cuando se para sobre una rejilla del metro y su falda blanca escaloba por el viento de un tren que pasaba en ese momento.

La diva se volvió a casar en 1954 con el beisbolista Joe DiMaggio, una boda que le generó mucha publicidad pero que terminó en divorcio 8 meses después.

Fue en 1956 cuando se casó con el dramaturgo Arthur Miller con quien permanecería hasta su divorcio en Ciudad Juárez, comunidad mexicana que en su juventud visitó en varias ocasiones.

En ese periodo protagonizó The Prince and the Showgirl pero fue un fracaso comercial y fue destrozada por la crítica.

En 1959 dio una actuación aclamada en la exitosa comedia Some Like It Hot y u último papel fue en The Misfits (1961), dirigido por John Huston y escrito por su esposo Miller, de quien se divorció apenas una semana antes del estreno de la película.

Sus últimos meses los vivió afectada por la depresión y al cuidado de siquiatras en su hogar de Brentwood, Los Ángeles. Ahí, después de la medianoche del 5 de agosto de 1962, su criada, Eunice Murray, tras notar la luz de su recamara encendida, llamó al siquiatra Ralp Greenson quien accedió rompiendo una ventana y la localizó sin vida.

Tras su fallecimiento surgieron una serie de teorías conspirativas que involucraban al presidente John Kennedy y su hermano Robert con quien supuestamente tuvo amoríos.

La policía determinó que se trató de una muerte por sobredosis de drogas sedantes y probable suicidio.

Décadas después de su muerte, Marilyn Monroe es un icono cultural estadounidense y en Ciudad Juárez se le recuerda por su paso fugaz para obtener un divorcio al vapor.

***

FUENTES: Martín González de la Vara en Breve Historia de Ciudad Juárez y su región; Armando B. Chávez en Visión Histórica de la Frontera Norte de México; Artículo Promovió divorcio en Cd. Juárez; publicado en El Heraldo de Chihuahuael 25 de Julio del 2012; https://marilynmonroe.com/

Notas Relacionadas:

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

lo más leido

To Top
Translate »