Opinión

Partidos políticos sin diputados

La ‘atomización’ de los partidos traerá consigo una nueva ola tránsfugas políticas del partido que sea a otro; lo anterior, dada la urgencia de los nuevos partidos para cooptar candidatos

Gerardo Cortinas Murra

Con la aprobación de 3 nuevos partidos políticos nacionales –Redes Sociales Progresistas, Fuerza Social por México y Encuentro Solidario– seremos testigos de una serie de situaciones insólitas que es oportuno analizar, dada cuenta que los tres nuevos partidos políticos están impedidos para celebrar convenios de coalición.

Por lo tanto, cada uno de estos tres nuevos partidos está obligados a obtener, cuando menos, el 3 por ciento de la votación en las elecciones de diputados para conservar su registro. Y de ser así, entre ellos, se repartirían el 10 por ciento de la votación.

Por su parte, Morena ya ha anunciado una coalición electoral nacional con el PT y con los Verdolagas. Nada más queda conocer cuántas diputaciones le regalaran a estos partidos rémoras.

En el PAN estatal existe una pugna interna en cuanto a celebrar coaliciones electorales con otros partidos. Los panuchos ‘puros’ se dan goles de pecho y, como antaño, pregonan que solos, fácil, ganan la elección a gobernador.

Los demás partidos, incluido el PRI, no tienen posibilidad alguna de ganar una diputación por tierra; así que tendrían que esperarse al reparto de las ‘pluris’.

Por otra parte, existe el debate mediático respecto a la ‘atomización’ del voto. En un escenario hipotético, si todos los partidos contendieran de manera separada, tendríamos el siguiente panorama: habría 11 candidatos a gobernador, 242 candidaturas a diputados, 737 planillas municipales, y 737 candidatos a síndico.

Al respecto, diversos analistas políticos sostienen que la aceptación de nuevos partidos tan solo aumentará la crisis política en nuestro país, ya que se estaría en presencia de “nuevos partidos con viejos liderazgos”.

Lo anterior, dada cuenta que “ante la crisis de representación y confianza que hay de los ciudadanos hacia los partidos políticos, se requiere de un cambio generacional en los liderazgos y en la clase política, para evitar que sean los mismos liderazgos con las viejas costumbres”.

Aunado a ello, la ‘atomización’ de los partidos traerá consigo una nueva ola tránsfugas políticas (militantes que cambian de partido), del partido que sea a otro; lo anterior, dada la urgencia de los nuevos partidos para cooptar candidatos.

O bien, podría ser la oportunidad para que cientos de ciudadanos chihuahuenses –interesados en lograr un verdadero cambio político– participen como candidatos de los nuevos partidos en los comicios locales del 2021.

De esta manera, el electorado chihuahuense tendría un abanico electoral más amplio, ya que los nuevos partidos se verían en la necesidad de postular a potenciales candidatos ‘frescos’ y sin antecedentes de corrupción.

Tan cierto es, que durante los meses de julio y agosto los ‘representantes’ de los nuevos partidos políticos ofrecieron una postulación partidaria a varios ciudadanos que han expresado su intención de participar como candidatos independientes. Y en caso de aceptar la propuesta, el beneficio inmediato para ellos sería el contender en condiciones más equitativas con el resto de los candidatos partidistas.

Otra situación ‘nunca vista’ es la referente a la asignación de las diputaciones ‘pluris’. El injusto reparto que establece la Constitución Local evitará que, cuando menos, cinco de ellos no accedan a un diputado plurinominal, a pesar de haber alcanzado el 3 por ciento de la votación.

¿Por qué? Porque con la aplicación del principio de subrepresentación electoral, los partidos grandes le arrebataran varias diputaciones pluris a los minipartidos que obtengan menos votación.

En efecto, si la distribución de plurinominales fuera más equitativa, a cada partido político le debería corresponder una ‘pluri’ (siempre y cuando obtengan el 3 por ciento de la votación); sin embargo, con la artimaña electoral de que los grandes partidos políticos estarían ‘subrepresentados’, cabe la posibilidad –cierta e inminente– de que los minipartidos (con menor votación) se queden sin un diputado plurinominal.

Amable lector de LA VERDAD DE JUÁREZ, en el siguiente Cuadro podrá Usted sacar sus propias conclusiones:

P.D. Este ejercicio de asignación nada tiene que ver con los posibles triunfos de los candidatos a gobernador.

Notas Relacionadas:

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

lo más leido

To Top
Translate »