VOTO 2020

Trump y Biden: las claves de su último debate

La lucha contra COVID-19, las familias estadounidenses, cambio climático, seguridad nacional y liderazgo serán los temas que se preguntarán a los candidatos en este encuentro previo a la elección presidencial del 3 de noviembre en Estados Unidos

Itzel Ramírez / La Verdad

Tras la cancelación del segundo debate, este jueves será el último encuentro cara a cara entre Donald Trump y Joe Biden, que se enfrentarán en las urnas el próximo 3 de noviembre por la victoria en la elección presidencial de Estados Unidos.

Los puntos más importantes de este debate, a realizarse en la Universidad de Belmont, en Nashville, Tennessee, son –de acuerdo con expertos consultados durante el tour virtual creado por los Centros de Prensa Extranjera del Departamento de Estado y en cooperación con el Centro Internacional Meridian– los que se enlistan a continuación:

1.- Después de las interrupciones entre el presidente Donald Trump y el exvicepresidente Joe Biden en el debate del pasado 29 de septiembre, la Comisión de Debates Presidenciales que para este encuentro serán silenciados los micrófonos, de manera que se permita a cada aspirante responder por dos minutos las preguntas iniciales de cada segmento.

Tras el primer ejercicio, la comisión reconoció que era necesario modificar la estructura de los debates para asegurar una discusión más ordenada entre los aspirantes.

2.- De acuerdo con encuestas, es Joe Biden, candidato por el Partido Demócrata, quien llega con mayor intención de voto. El sitio FiveThirtyEight realizó 100 simulaciones de los resultados electorales, donde Biden aparece como ganador en 87 ocasiones, frente a 13 del presidente Donald Trump; mientras que 270toWin, una concentradora de encuestas, ubica a Biden con 269 votos electorales, frente a 125 de Trump. De igual manera, RealClear Politics posiciona a Biden con matores posibilidades de ganar la elección.

3.- La periodista Kristen Welker, que será la moderadora del debate, anunció que la lucha contra COVID-19, las familias estadounidenses, raza, cambio climático, seguridad nacional y liderazgo serán los temas que se preguntarán a los candidatos.

4.- En términos económicos, el encuentro podría significar un último incentivo para la recaudación de fondos de ambos candidatos. En septiembre, de acuerdo con las cifras de sus respectivos comités nacionales, la campaña del presidente Trump recaudó 248 millones de dólares, 135 millones de dólares menos que Biden, quien con los 383 millones de dólares obtenidos, impuso un nuevo récord de financiamiento mensual para el Partido Demócrata.

5.- La audiencia de los debates presidenciales este ciclo electoral ha estado por debajo de la de 2016, cuando el primer encuentro entre Trump y Hillary Clinton atrajo a 84 millones de personas. En comparación, de acuerdo con Nielsen, el rating del debate del 29 de septiembre llegó a 73.1 millones de televidentes.

TAMBIÉN PUEDES LEERLA ELECCIÓN PRESIDENCIAL EN ESTADOS UNIDOS, LO QUE DEBES SABER

6.- De acuerdo con Mitchell McKinney, experto en debates presidenciales y que ha fungido como asesor de la Comisión de Debates Presidenciales, la importancia de este tipo de ejercicios radica en que los votantes tienen realmente la oportunidad de comparar a los candidatos.

“Los votantes tienden a pensar en el debate como una forma de comunicación útil y creíble dentro de las campañas, en oposición con los anuncios de los candidatos y con los discursos controlados de una convención”, refiere McKinney.

7.- Durante una exposición sobre la relevancia de los debates en Estados Unidos, McKinney apuntó que entre el 90 y el 95 por ciento de quienes ven un debate presidencial tiene previamente definido el sentido de su voto; sin embargo, estos encuentros son especialmente importantes en aquellas elecciones altamente competidas, pues influyen sobre los votantes indecisos.

TE RECOMENDAMOSESTADOS UNIDOS: UNA ELECCIÓN DE 11 MIL MILLONES DE DÓLARES

“Cuando la carrera presidencial está suficientemente cerrada en los estados clave y hay votantes que no se han decidido, el debate puede ser importante, incluso determinante en el resultado de una elección”, aseveró.

La evidencia disponible, dijo McKinney, indica que los debates presidenciales tuvieron influencia en los resultados de las elecciones estadounidenses de 1960, 1976, 1980, 1992 y del año 2000.

De manera que en medio de una elección atípica por la pandemia de coronavirus –con estados que han iniciado ya las votaciones anticipadas–, el encuentro de este jueves podría tener un impacto considerable en el futuro político de Estados Unidos.

[email protected]

Notas Relacionadas:

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

lo más leido

To Top
Translate »