Derechos Humanos

Congreso de Puebla salda deuda con la población LGBT: el matrimonio igualitario es ley

Ahora el Código Civil de la entidad se referirá al matrimonio igualitario como un contrato entre dos personas; la iniciativa fue avalada por mayoría y de este modo Puebla se convierte en la entidad número 19 en reconocer ese derecho

Texto: Fernando Merino / Lado B
Foto: Lalo Herrera

PUEBLA.- Este martes con 31 votos a favor, cinco en contra y tres abstenciones, el Congreso saldó una de las deudas que tiene con la población LGBT+, al aprobar una reforma al Código Civil del Estado para reconocer el matrimonio entre personas del mismo sexo: un hecho catalogado como histórico y aplaudido por organizaciones de la sociedad civil, quienes han luchado por el reconocimiento de este derecho desde hace más de diez años.

La reforma llega tres años después de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) emitiera una resolución en la que declaró inconstitucional la porción normativa (o frase) de los Artículos 294 y 297 del Código Civil del estado, que se refieren al matrimonio como un contrato entre “un solo hombre y una sola mujer”, pues excluye a otro tipo de parejas, favorece la discriminación y viola el principio de igualdad.

De modo que ahora en lugar de decir “un solo hombre y una sola mujer” dirá “dos personas”. Con esta reforma, Puebla se convierte en el estado número 19 en México en reconocer el matrimonio entre personas del mismo sexo. El dictamen entrará en vigor un día después de su publicación en el Periodico Oficial del Estado, que será en aproximadamente diez días, como dicta la Ley.

Aprobación fast track levanta críticas

El dictamen fue avalado en fast track, ya que a sólo 12 días de que ingresó al Poder Legislativo fue turnado a la la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales, para ser aprobado este martes en el pleno, lo que fue criticado por las y los legisladores de oposición porque, acusaron, responde a que la iniciativa fue presentada por Vianey García Romero, presidenta de esa Comisión e integrante de la bancada de Morena.

Para la diputada Rocío García Olmedo (PRI), el motivo por el que se dio luz verde a la aprobación del matrimonio igualitario fue por las recientes declaraciones del Papa Francisco que, por primera vez, avaló dichas uniones.

“Los tratados de fe pesaron más que las resoluciones legales”, criticó la legisladora que en octubre del año pasado presentó una iniciativa en el mismo sentido, pero que fue desechada con 29 votos en contra -principalmente de Morena, PT, PES y PAN-, seis a favor y cuatro abstenciones.

A quienes integran la coalición Juntos Haremos Historia, dijo García Olmedo, no les mueven “las causas, les mueven las poses. No defienden a las minorías, es solo un discurso, es solo para la foto y por la coyuntura electoral (.. ) este tipo de trampas pasarán a ser parte del basurero de la historia”.

La priísta también dijo que el de hoy fue un triunfo de las organizaciones que durante años, y mediante diversas estrategias, han luchado por el reconocimiento de sus derechos.

El gobernador Miguel Barbosa también presentó una iniciativa para reformar el Código Civil el año pasado, aunque sólo quitó la disposición de que el matrimonio tiene el fin de “perpetuar la especie” y mantuvo la frase de que la unión civil es únicamente “entre un hombre y una mujer”, algo que Rocío García Olmedo y Marcelo García Almaguer (diputado sin partido) consideraron discriminatorio.

Persiste el rechazo entre sectores conservadores

Desde la aprobación en la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales, la iglesia católica, asociaciones denominadas en favor de la “familia tradicional” e incluso diputados del Congreso local se han pronunciando en contra del matrimonio igualitario.

“Háganles una ley especial como lo hacen en otros estados, pero no vengan a destruir el código de familia (…) yo por eso razono mi voto contra (…) somos más las familias de hombre y mujer (…) somos más los heterosexales que los homosexuales y no podemos ser rehenes de la minoría, y no me importa lo que digan no soy misógino ni homofóbico se los garantizo”, exigió el diputado sin partido Héctor Alonso Granados durante la sesión.

Alonso Granados ha incurrido en actitudes misóginas y homofóbicas en más de una ocasión, el caso más reciente fue cuando trató de callar a Nora Merino Escamilla (PES) descalificándola por ser una mujer joven. Además durante una discusión sobre el aborto se expresó de forma machista al referirse a las mujeres que deciden interrumpir su embarazo.

***

Esta nota fue realizada por el equipo de LADO B. La reproducimos con su autorización, como parte de una alianza de medios. Aquí puedes consultar la publicación original.

Notas Relacionadas:

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

lo más leido

To Top
Translate »