Juárez

Exhipódromo, de megaproyecto público a espacio comercial y de vivienda

Fotografía: Favia Lucero / YoCiudadano

Juarenses pidieron en 2010 que los terrenos del Exhipódromo se destinarán a un megaproyecto cultural, recreativo y deportivo; con el nuevo Plan Maestro, solo el 24 por ciento del espacio sería público

Texto: Marco Antonio López / Foto: Favia Lucero / YoCiudadano

Ciudad Juárez, Chihuahua.— El Plan que se realizó para intervenir el terreno del exhipódromo en 2010, en el contexto de la estrategia Todos Somos Juárez, cambió su configuración en los aspectos más representativos del proyecto, de tal manera que de un parque urbano pasará a ser un sector comercial y de vivienda, señaló el director de la organización Juárez Limpio, Néstor Acosta Caro del Castillo.

La zonficación de ambos proyectos muestra su vocación: en el Plan Maestro del 2010 se contemplaban usos urbano, deportivo, recreativo y de regeneración, mientras que en el Plan 2020 los espacios pasaron a ser público, semipúblico, privado de libre circulación y privado.

Mientras la mayor parte de las 52 hectáreas contempladas en el 2010 era espacio público, de las 48 hectáreas que contempla el Plan Maestro para la Regeneración Urbano-Ambiental del Exhipódromo solo el 24 por ciento, es decir alrededor de 11 hectáreas, están consideradas como espacio público, en el llamado Distrito del Bienestar.

El 64 por ciento del espacio en este proyecto es privado o público-privado y el 12 por ciento es de red vial, de acuerdo con el documento del Plan Maestro.

De esta manera se determinaron cinco distritos para dividir estos espacios, edificios y actividades que se realizarán en ellos:

Distrito del Bienestar. Consta de 115 mil 011.72 metros cuadrados, de los que ninguno es para venta o concesión. Como atractivo principal tendrá un parque, una plaza de acceso y el edificio del Exhipódromo.

Distrito Cultural y Comercial. Está conformado por 83 mil 683 metros cuadrados, todos para concesión o venta y su atractivo principal es la edificación de un centro comercial y un hotel.

Distrito del Habitar. Este consta de 51 mil 055 metros cuadrados, que se dividen en cinco lotes habitacionales en los que se construirá principalmente vivienda vertical. Todo el terreno es para venta.

Distrito de la Salud. Tiene 122 mil 426 metros cuadrados de los que 50 mil se contemplan para concesión o venta. Se divide en seis lotes entre los que destaca área verde, el Hospital de Especialidades y Cancerología, y consultorios o clínicas privadas.

Distrito del Orgullo Juarense. Lo conforman 50 mil 690 metros cuadrados; se divide en cinco lotes, destaca que ya se lleva a cabo la construcción del Centro de Inteligencia Artificial (CIA) y el Centro de Innovación e Integración de Tecnología Avanzada (CIITA), ambos de Gobierno del Estado. Poco más de la mitad del espacio (25 mil 438 metros cuadrados) se dispone para concesión o venta.

Además, hay una red vial de 57 mil 798 metros cuadrados en la que se contempla la construcción de ciclovías y senderos para peatones.

“El proyecto original va más hacia espacios públicos; lo principal que se mencionó entre ciudadanos fue que se realizara un centro de educación de arte, de cultura, un museo, un espacio deportivo y parques y espacios públicos y recreativos. Solo el 7 por ciento de las propuestas mencionó un espacio privado. En contraparte, se dice específicamente que no quieren casinos, centros nocturnos, oficinas públicas ni zonas residenciales”, comentó Néstor Acosta.

El director de Juárez Limpio señaló además que actualmente las áreas verdes con las que se cuenta en Juárez son insuficientes para el tamaño de su población.

“Se requieren entre 10 y 16 metros cuadrados por persona de áreas verdes y en Juárez tenemos 5.5, y hay que descontar las áreas verdes que en calidad realmente no lo son. Hay un déficit y el nuevo proyecto ya no es un parque urbano, es un proyecto más de desarrollo habitacional mixto. Cambió totalmente el giro hacia vivienda y comercio”, concluyó Acosta.

‘No están tomando en cuenta a la ciudadanía’

Si por una parte es preocupante que se pierdan espacios que se destinarían a áreas verdes y de recreación, lo es también que se pretendía votar este proyecto en Cabildo sin antes darlo a conocer a la ciudadanía, cuya opinión en gran parte está en contra del plan actual, dijo Claudia Arreola Pérez, coordinadora de Participación Ciudadana de la organización Plan Estratégico de Juárez.

No están tomando en cuenta lo que la ciudadanía quiere, lo que salió de la consulta pública es completamente opuesto a lo que se planea hacer”, dijo Arreola Pérez.

Mencionó que la Comisión de Desarrollo Urbano aprobó el proyecto para subir a Cabildo, pero fue la participación ciudadana de uno de los vecinos la que permitió que se realizara un nuevo ejercicio de consulta para escuchar a la ciudadanía.

Plan Estratégico de Juárez publicó los dos Planes Maestros y dispuso un portal en el que las y los juarenses pueden enviar sus opiniones a la Dirección de Desarrollo Urbano.

Las personas que han participado, en su mayoría, están a favor de que se continúe el proyecto del 2010, que se dé prioridad a la idea del bosque o parque público, y que no se privatice ni se hagan desarrollos habitacionales.

“Hay un grupo de vecinos unidos por la Calzada del Río y no hay ni uno que esté de acuerdo con este proyecto. Como vecinos hemos estado pidiendo el espacio y solo nos dicen que ya mero y nada. La gente quiere un espacio para caminar, en todo este espacio no hay uno solo”, mencionó.

En 2010 se realizó la consulta Juárez Propone y se recibieron más de 5 mil propuestas. El 93 por ciento de ellas variaba entre el ámbito del entretenimiento (32 por ciento), cultural (31 por ciento) y de deporte (30 por ciento), mientras que los espacios no públicos ocuparon sólo el 7 por ciento de la preferencia de los juarenses.

Para la realización del Plan 2020 no se consultó a la ciudadanía hasta que estuvo terminado, y ahora el Ayuntamiento tiene hasta el 31 de diciembre para aprobarlo en Cabildo, algo que se prevé que así suceda, de acuerdo con Arreola.

¿Qué hacemos en el exhipódromo? ¡Participa en la consulta!

El espacio público es un elemento fundamental en la configuración de una ciudad y este es uno de los pocos espacios con el potencial para realizar un parque que impactaría de inmediato en la salud de las personas, la mitigación del cambio climático de la ciudad y que sería una garantía del derecho a la ciudad a todos los habitantes, argumentó Néstor Acosta.

“El espacio público siempre es considerado un elemento que garantiza el derecho a la ciudad. Creo que es un elemento que funciona para articular la ciudad. Entonces parte de la accesibilidad, parte del derecho a la ciudad es poder caminarla, disfrutarla, por eso siempre hay una contradicción en la privatización del espacio público”, dijo.

Edificio del exhipódromo: parte de la memoria histórica y social de Juárez

Si hasta ahora aparecen como fundamentales para el proyecto los aspectos ambiental, de salud, de derecho a la ciudad y de participación ciudadana, para el doctor investigador Héctor Rivero, del Instituto de Arquitectura, Diseño y Arte (IADA), es importante entender el Exhipódromo como un símbolo de memoria histórica y social, y como lo que se propuso originalmente: un espacio de bienestar para la ciudad y para toda la comunidad fronteriza.

Para el especialista es importante ver el Exhipódromo como una pieza de un proyecto muy grande que se planteó en 1960, parte de todo el Circuito Pronaf, y la parte más alejada al oriente de este plan de modernización de la ciudad.

El Hipódromo y Galgódromo fue desarrollado por el arquitecto estadounidense James Byrd y fue inaugurado en 1964. Contaba con rampa helicoidal, con fuente y juegos de luces; tenía una capacidad para albergar 12 mil espectadores, clima artificial, restaurante bar y estacionamiento para 5 mil automóviles.

El Hipódromo representó un ícono de la época de esplendor de Juárez; su arquitectura marcó la modernidad y el progreso en la frontera. Fue además un proyecto que se realizó buscando alejarse de la imagen de ‘tugurio’ que dejó la época de la prohibición de alcohol en Estados Unidos, dice el investigador de la UACJ.

Sin embargo el espacio se empezó a deteriorar a partir de la década de los 90 por la falta de atención y mantenimiento. Además dio un giro más hacia el rubro de los casinos hasta que en el 2009 se decretó su cierre y fue ocupado por la Policía Federal, en un contexto de militarización de la ciudad.

“Hay muchas cosas fundamentales, uno es que la ciudad gane y otro es que no se borre la memoria de lo que es Juárez. Pienso que borrar el edificio sería un gran desacierto. Yo exigiría que se conservara”, dijo el doctor Rivero.

Para el especialista es necesario hacer un análisis exhaustivo para diseñar la mejor opción; independientemente del espacio público y el privado, es necesario hallar un equilibrio que mantenga un proyecto a largo plazo y no quede en el abandono y en el olvido.

“Me queda la idea de que estos planes maestros tienden a ser lotificaciones de los espacios, pero falla la articulación de un proyecto urbano que beneficie a todos. Es como hacer que instituciones se repartan el espacio público y al final queda en nada, cada quien se queda con un pedazo de terreno”, mencionó Rivero.

***

Este contenido es publicado por La Verdad con autorización de YoCiudadano. Ver original aquí. Prohibida su reproducción.

Notas Relacionadas:

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

lo más leido

To Top
Translate »