En El País

En el día de la Revolución: AMLO guarda silencio y da tribuna al Ejército

Fotos: Arturo Contreras / Pie de Página

En el 110 aniversario de la Revolución Mexicana, la tradicional celebración cambió de sede y tono. Al menos la última década, el Presidente en turno estuvo al frente como orador principal. En esta ocasión AMLO guardó silencio y el discurso lo dio el titular de la Secretaría de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval

Texto: Arturo Contreras Camero / Pie de Página

Ciudad de México– En esta celebración de la primera revolución social del Siglo XX, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, no emitió ningún mensaje, la primera vez en muchos años en que el líder supremo de las Fuerzas Armadas no emite un mensaje durante la conmemoración.

Sin desfile deportivo ni plancha del Zócalo, la celebración del 110 aniversario de la Revolución sirvió para que las Fuerzas Armadas de México lanzaran un mensaje de respaldo y lealtad al gobierno de López Obrador. La mañana de este 20 de noviembre, desde la Plaza de la República a los pies del Monumento a la Revolución, el secretario de la Defensa, Luis Cresencio Sandoval reafirmó la lealtad al ejecutivo: 

“Es evidente que no anhelamos ningún poder, porque nuestra razón de ser está alejada de pretensiones políticas o de otro tipo. Es evidente que no anhelamos ningún poder, porque el poder supremo de la Federación se divide en Legislativo, Ejecutivo y Judicial, perfectamente definidos en nuestra Carta Magna. Es evidente que no anhelamos ningún poder, porque dependemos del Ejecutivo, a cuya autoridad nos subordinamos por ley y por la decisión democrática del pueblo de México, pero sobre todo por convicción”, dijo durante su discurso. 

El general Luis Cresencio durante la ceremonia. Foto: Presidencia

Las últimas semanas, la imagen del Ejército se vio manchada por las acusaciones de narcotráfico y la detención que hicieron autoridades de Estados Unidos del exsecretario de la Sedena, Salvador Cienfuegos, durante el sexenio de Enrique Peña Nieto. 

“Apoyamos los proyectos prioritarios de su gobierno con todos los recursos humanos, materiales y financieros que la nación nos proveé en aras del bienestar de los mexicanos”, dijo el general durante su mensaje. El ejército se está encargando del desarrollo y construcción de diferentes partes del Tren Maya, así como de la construcción completa del aeropuerto internacional Felipe Ángeles, en Santa Lucía. 

“Sirva la conmemoración de la Revolución Mexicana para refrendar nuestra lealtad a la institución presidencial que usted representa, basada en el deseo del pueblo de México y las leyes que nos rigen”, aseguró Cresencio Sandoval. 

Desde tempranas horas de la mañana, el ejército cerró calles aledañas al Monumento a la Revolución para realizar el evento conmemorativo. El acceso de la población al evento estuvo restringido, por las condiciones impuestas por la pandemia de COVID-19. 

Fotos: Arturo Contreras

Algunos ciudadanos, apurados por llegar a sus trabajos, al pasar por los filtros que instaló la policía de la ciudad preguntaba desorientada: “¿De qué va a ser la fiesta?” o “¿Va a haber un evento, qué celebramos?”. Muchos parecían pasar por alto la fecha, pues el puente conmemorativo se recorrió al lunes 16, en vez de celebrar el aniversario este viernes 20. El evento fue transmitido por televisión y por distintos medios digitales, sin embargo, muchos ciudadanos ni siquiera se enteraron del evento. 

Al interior de los cercos, antes de iniciar el evento, cientos de elementos de las fuerzas armadas se paseaban por la Plaza de la República vestidos de revolucionarios. Ya fuera como integrantes de la División del Norte, o como integrantes de la fuerza Zapatista. Más que una celebración civil, la plaza parece el sitio de rodaje de una película sobre la Revolución. 

Sin dilación, el evento inició a las nueve de la mañana con la llegada del presidente López Obrador. Minutos después, como ha sucedido desde 1939, se impusieron condecoraciones y ascensos de grado a oficiales del Ejército y de la Marina que han servido a estas corporaciones por más de 40 años ininterrumpidos. Además, se entregaron las condecoraciones Benito Juárez, en grado de cruz al personal médico que ha brindado la atención necesaria durante la pandemia. 

Después del discurso del general, los soldados disfrazados montaron una representación escénica resumiendo la gesta revolucionaria ensalzando la figura de Francisco I. Madero, apóstol de la democracia y autor del Plan de San Luis, el documento que llamó a la revuelta armada de 1910. 

Foto: Arturo Contreras

En el evento participaron 396 elementos de las fuerzas armadas, 11 charros, seis integrantes del pentatlón militar universitario, 2 vehículos motorizados de la época y 189 caballos. Los soldados, reconocieron, usaron los disfraces y la utilería empleada durante la celebración de la Independencia y la Revolución del año pasado. 

Al evento también asistieron representantes de las cámaras de senadores y diputados, así como el ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Arturo Zaldívar Lelo de Larrea. 

***

Este trabajo fue publicado originalmente en Pie de Página que forma parte de la Alianza de Medios de la Red de Periodistas de a Pie. Aquí puedes consultar la publicación original.

Notas Relacionadas:

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

lo más leido

To Top
Translate »