COVID-19

Con ‘naranja restrictivo’ busca Chihuahua reactivación económica

Fotografía: Rey R. Jauregui

Gobierno del estado establece un nuevo nivel en el semáforo epidemiológico de coronavirus para avanzar en la reapertura de negocios; los restaurantes podrán reabrir desde este martes con un aforo del 30 por ciento dentro de sus instalaciones y de un 50 por ciento en su terraza

Itzel Ramírez / La Verdad

Con hospitales saturados en la capital del estado y ocupación superior al 50 por ciento en todo el territorio, Chihuahua pasará a naranja ‘restrictivo’ dentro del semáforo epidemiológico para atender la pandemia de COVID-19 a partir de este 1 de diciembre.

El Consejo Estatal de Salud, así como un grupo de trabajo integrado el gobernador Javier Corral y algunos de sus secretarios, determinaron el cambio de color en la entidad, que entró a rojo el pasado 23 de octubre, para permitir la reapertura de más actividades económicas.

De acuerdo con el mandatario, la decisión de disminuir el nivel de riesgo de contagio de máxima alerta al de alto riesgo se tomó al evaluar los diez indicadores sanitarios y al considerar que con el cambio de semáforo busca reducir la tasa de transmisión y la carga activa de contagio, la ocupación hospitalaria y el número de defunciones.

Asimismo, el gobernador dijo que actualmente no se ha cumplido con bajar la ocupación de los hospitales en toda la entidad al 50 por ciento.

“Todavía tenemos un alto porcentaje de ocupación hospitalaria, sobre todo en la ciudad de Chihuahua, los demás indicadores muestran descensos importantes pero la ocupación hospitalaria todavía sigue siendo un indicador que nos preocupa porque no hemos podido bajar como quisiéramos. Los demás indicadores nos permiten anunciarles que el Consejo Estatal de Salud aprobó por 14 votos y una abstención que podemos pasar de nuevo al semáforo del color naranja aunque será más restrictivo que cuando la primera vez.

Va a ser un naranja más restrictivo que el anterior”, dijo Corral Jurado en un mensaje transmitido por la tarde en redes sociales. Por la noche, el Gobierno estatal se emitió una edición extraordinaria del Periódico Oficial del Estado de Chihuahua donde da a conocer la reforma al acuerdo en el que se establece una estrategia para la reapertura de actividades y se determina la etapa de la semaforización sanitaria vigentes desde este martes.

Eduardo Fernández, secretario de Salud, manifestó que en la ciudad de Chihuahua el hospital de la Secretaría de Salud, así como los privados, permanecen con ocupación de 100 por ciento.

“Tenemos margen porque hay otras instituciones de salud, particularmente el Instituto Mexicano del Seguro Social que tiene disponibilidad”, justificó Fernández Herrera.

El titular de Salud agregó que era necesario modificar el semáforo naranja como una medida preventiva para evitar el aumento de casos que llevó a la saturación en hospitales.

“Aunque en Juárez los números se ven bastante mejor en ocupación hospitalaria, hace un mes había 30 por ciento y en menos de 10 días llegamos al 100 por ciento”, recordó Fernández.

En esta nueva etapa, las actividades esenciales se mantienen con aforo al 100 por ciento, mientras que las nuevas esenciales (manufactura aeroespacial y automotriz), quedan con aforo al 60 por ciento, con posibilidad de aumentar al 80 por ciento si se obtiene la certificación de la Secretaría del Trabajo.

Los servicios terapéuticos de rehabilitación y atención para personas con discapacidad y enfermedades discapacitantes quedaron con aforo 100 por ciento, mientras que las bibliotecas estarán abiertas para préstamo externo y las tiendas de autoservicio con aforo limitado (igual que en el semáforo rojo).

La industria no esencial estará trabajando al 30 por ciento, con opción a aumentar al 80 por ciento con certificado de la STPS.

Los hoteles estarán con posibilidad de operar con aforo al 30 por ciento, con restricción de áreas comunes, mientras que los restaurantes podrán ocuparse al 30 por ciento en áreas cerradas y 50 por ciento en terrazas. Hasta este lunes solo se les permitía el servicio para llevar y en área abierta.

Bares, restaurantes nocturnos, área de bar de restaurantes y restaurantes con actividad principal venta de cerveza, vinos y licores siguen suspendidos, lo mismo que museos, teatros, centros culturales, spas, gimnasios, iglesias, centros de culto, templos, cines, parques, plazas, centros deportivos abiertos, eventos masivos, balnearios, eventos privados, reuniones en casa, fiestas privadas, salones de eventos, haciendas, granjas, carreras de cabellos y casinos.

Se permite el aforo al 50 por ciento en estéticas, de comercios y locales, así como comercios dentro de centros comerciales con aforo al 25 por ciento y tianguis (ambulantes y semifijos) con filtros sanitarios en los accesos peatonales, distancia de dos metros entre los frentes y lados de cada puesto y venta de comida solo para llevar.

Visitas a Ceresos (sin visitas conyugales), visitas a estancias de adultos y asilos, así como actividades escolares y academias permanecen suspendidos.

En tanto que los servicios de atención gubernamental y oficinas administrativas esenciales con aforo al 100 por ciento mientras que los servicios oficiales no esenciales con 30 por ciento, medidas preventivas y sana distancia.

Por último, Fernández Herrera aseguró que permanecen las restricciones en la venta de alcohol hasta nuevo aviso.

Al terminar el mensaje, el gobernador hizo un llamado a no relajar las medidas para frenar los contagios de COVID-19, que de acuerdo con datos de Salud sumaban 38 mil 120 casos, además de 3 mil 491 defunciones en la entidad.

laverdadjz@gmail.com

Notas Relacionadas:

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

lo más leido

To Top
Translate »