En El País

García Luna: México quiere juzgarlo en su territorio

La Embajada de México en Washington pidió formalmente la extradición de Genaro García Luna, juzgado en Estados Unidos por narcotráfico. La Fiscalía mexicana le acusa de lavado de dinero y desvío de recursos públicos

Texto: Alberto Nájar / Pie de Página

Ciudad de México– La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) confirmó este lunes que se presentó una solicitud de extradición contra Genaro García Luna, detenido en Estados Unidos.

La petición fue entregada por la embajadora de México en ese país, Martha Bárcena, ante el Departamento de Estado. El dato fue confirmado por un vocero de la Cancillería. 

“Por conducto de la embajada, y a solicitud de la Fiscalía General de la República (FGR) se presentó la solicitud de extradición”, indicó la fuente en un escueto comentario.

García Luna es acusado de colaborar con el Cartel de Sinaloa, así como de conspirar para exportar a Estados Unidos varias toneladas de droga.

Este lunes el exfuncionario compareció en la Corte de Brooklyn, Nueva York, donde se lleva a cabo su proceso.

Fue una breve audiencia donde el juez Brian Cogan estableció la fecha para un nuevo encuentro, el 21 de febrero de 2021.

Los abogados defensores de García Luna señalaron, además, que no han tenido contacto con su cliente, quien lleva más de 40 días en situación de aislamiento.

El argumento de las autoridades carcelarias es prevenir un eventual contagio de COVID-19.

Te puede interesar: García Luna: narco desde 2001, acusa EU

Este miércoles 9 de diciembre se cumplirá un año de que el controvertido personaje fue detenido en Texas.

En México está acusado, hasta ahora, de desviar recursos públicos y lavado de dinero.

Protegido por Calderón

Genaro García Luna fue director de la Agencia Federal de Investigación durante el gobierno del expresidente Vicente Fox.

También formó parte del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), y secretario de Seguridad en el gobierno de Felipe Calderón.

De hecho durante ese período (2006-2012), el ahora detenido fue el colaborador de más confianza del expresidente.

La agencia antidrogas de Estados Unidos, la DEA, reveló en el juicio contra quien fuera mano derecha y lugarteniente central de Calderón que sus vínculos con el narcotráfico se fraguaron en los dos gobiernos del Partido Acción Nacional (PAN).

Con frecuencia García Luna estuvo en el centro de la polémica pero siempre recibió el apoyo de Felipe Calderón.

El controvertido personaje ahora niega haberse enterado de las andanzas de quien fuera su hombre de confianza.

El camino legal

El pasado 27 de noviembre un juez federal autorizó una orden de aprehensión en contra de García Luna.

La base del ordenamiento es porque el exsecretario de Seguridad no comprobó el origen legal de 27 millones de pesos, utilizados para comprar inmuebles en el Estado de México.

Es parte de un expediente judicial que empezó tras la captura del expolicía. La investigación incluye pesquisas de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF).

El organismo presentó una denuncia por el presunto desvío de recursos públicos hacia empresas vinculadas con funcionarios en el gobierno del expresidente Enrique Peña Nieto.

También se detectaron vínculos con personajes cercanos al exjefe de Gobierno de Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera.

Una de las empresas ligadas al colaborador de Felipe Calderón, fue mencionada varias veces por el presidente Andrés Manuel López Obrador en sus conferencias de prensa matutinas.

Se trata de una compañía que supuestamente brindó una asesoría de 90 minutos a dos exfuncionarios, y la cual recibió un pago superior a seis millones de dólares.

Estos datos forman parte de la investigación judicial contra García Luna en México, y que forman parte de su petición para que sea extraditado.

La solicitud será analizada por los departamentos de Estado y de Justicia. Parte de la revisión incluye el juicio ante la Corte de Brooklyn.

No existe un plazo para responder al gobierno mexicano.

Pero generalmente ante esas peticiones las autoridades estadounidenses determinan que los detenidos deben cumplir primero sus condenas en el país.

Una de las pocas excepciones ocurrió hace unas semanas, cuando se desestimaron los cargos contra el exsecretario de la Defensa Salvador Cienfuegos.

El militar fue deportado a México, donde se encuentra en libertad.

***

Este trabajo fue publicado originalmente en Pie de Página que forma parte de la Alianza de Medios de la Red de Periodistas de a Pie. Aquí puedes consultar la publicación original.

Notas Relacionadas:

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

lo más leido

To Top
Translate »