COVID-19

¿Hay una cepa mexicana de coronavirus?

En octubre de 2020 las autoridades de México detectaron por primera vez en el mundo una mutación específica del virus Sars-Cov-2, y meses después esta mutación predomina en los nuevos contagios del país, y está presente en Estados Unidos y Canadá

Texto: Arturo Contreras Camero / Pie de Página

Foto: Nanographics

Ciudad de México– Ocho de cada diez secuenciaciones genéticas que se han hecho en México en estos dos meses presentan la misma mutación del virus Sars-Cov-2, que causa la enfermedad de COVID-19.

Así lo informó José Ernesto Ramírez González, titular de la Unidad de Desarrollo Tecnológico e Investigación Molecular del Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológico, en la conferencia vespertina de este jueves 25 de febrero.

Desde que apareció, en Wuhan, China, el coronavirus que ocasiona la COVID-19 ha ido mutando; a veces algunas de estas mutaciones lo vuelven más contagioso o letal, como es el caso de la variante inglesa, que se asocia a una mayor facilidad de contagio. 

No todas esas variantes, de las que se han encontrado más de 900, son tan relevantes como la inglesa u otras. Estas variaciones se agrupan en lo que llaman clados, o grupos genéticos. Se han identificado siete de estos y hasta septiembre pasado, las variaciones que circulaban en México correspondían principalmente a tres clados, pero meses después éstos se han reducido. 

“Inicialmente lo que más circulaba eran el clado G y el B1. Entonces empezamos a analizar los B1 y nos llamó la atención que en estos muchos tenían una mutación en la posición T478K”, explica el doctor Ramírez González. “Eventualmente vimos cómo las variaciones de un grupo B1 empezaron a disminuir, mientras que aumentaban las B1.122 con una modificación en la posición T478K. Este es el linaje con esta mutación que circula en nuestro país”. 

¿Cómo ocurre una variación?

Por su composición genética, el virus cuenta con más de 30 mil nucleótidos o posiciones, un cambio en uno de esos 30 nucleótidos produce una variación; cuando un grupo de estas variaciones dan al virus características diferentes respecto a su impacto en la salud pública es que se le puede denominar una variante de importancia. 

Actualmente la variación que circula en México se encuentra bajo estudios para determinar si presenta alguna característica de importancia, como ser más contagiosa o más letal. Hasta el momento esta variación se ha detectado tanto en territorio nacional como en Estados Unidos, Canadá y algunos países de África. Aunque su primera identificación se hizo en México, en octubre pasado, esto no necesariamente significa que México sea su país de origen. 

“Tenemos que seguir investigando, estamos buscando si algunos pacientes que han sido vacunados y vuelven a pasar la enfermedad, por una reinfección, los estamos tipificando. Es probable que esta variación tenga un impacto en la respuesta inmune del organismo”, aseguró el titular de la unidad de investigación molecular del Indre.

Esta variación ha estado más presente en los contagios de los últimos meses en el Valle de México, aunque ya se realizan estudios para determinar su presencia en otras entidades, así como si presenta características importantes que pudiera alterar la estrategia de salud para atender la emergencia por COVID.

Notas Relacionadas:

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

lo más leido

To Top
Translate »