Gobierno

30 minutos para la bandera blanca en la gira presidencial

Los mandatarios chocaron puños después de sus discursos. Fotografía: Gobierno de Chihuahua

Del conflicto con Corral por el agua de las presas ni una palabra, tampoco de rencores ni de insultos y desconfianzas expresadas por uno y otro; para esta gira por la frontera de Chihuahua, el presidente eligió la reconciliación y los compromisos, a cada solicitud del gobernador, López Obrador dijo que sí

Texto: Itzel Ramírez / Blanca Carmona / La Verdad

Ciudad Juárez fue la elegida por Andrés Manuel López Obrador para iniciar campaña en 2018. Dos años, once meses y 25 días después, en la víspera de unas nuevas elecciones, la misma frontera fue el escenario en el que el presidente decidió poner fin a la disputa que arrastraba con el gobernador de Chihuahua, Javier Corral.

Atrás quedó el recuerdo de octubre del año pasado, cuando el gobernador panista quedó sin invitación al evento en el que el presidente inauguró parques y centros de salud. Ahora, Corral y López Obrador -uno sentado junto al otro-, compartieron risas y se aplaudieron mutuamente. Los tiempos pandémicos quitaron los abrazos, así que los mandatarios chocaron puños después de sus respectivos discursos.

Fotografía: Gobierno de México

Fotografía: Gobierno de Chihuahua

Vacunas para personal de salud de hospitales privados, coordinación en materia de seguridad pública y atención al tema migratorio fueron las peticiones que hizo Corral al presidente.

Una parte de sus 30 minutos de discurso, López Obrador los usó para rememorar la historia de la antigua Paso del Norte. Habló de Hidalgo, Juárez, Madero, Orozco y Villa.

“Siempre recuerdo que esta frontera ha protegido a quienes han luchado en nuestro país por la justicia, por la democracia, por las libertades. No olvidemos que hacia acá venía, cuando lo detuvieron en Coahuila, el cura Hidalgo. Lo asesinan en Chihuahua, pero venía a protegerse, a resguardarse”, recordó el presidente.

Del conflicto con Corral por el agua de las presas ni una palabra, tampoco de rencores ni de insultos y desconfianzas expresadas por uno y otro; para esta visita, el presidente eligió la reconciliación y los compromisos, a cada solicitud del gobernador, López Obrador dijo que sí.

Fotografía: Gobierno de Chihuahua

El gobernador pidió abrir la oportunidad para “reconstruir la relación institucional, la cooperación y la interlocución sincera”.

López Obrador contestó que se volvería a la coordinación de la mesa estatal de seguridad, que habría vacunas para el personal médico de instituciones privadas y que ya había diálogo para explorar las visas de trabajo a migrantes y atención al flujo de niñas, niños y adolescentes no acompañados.

También aprovechó la oportunidad para hablar del tiempo que lleva recorrer por tierra la entidad con más extensión terrutorial de México.

“Para ir al municipio de Morelos, desde Juárez, pues yo creo que son como 10 horas, si no es que más”, mencionó ante el gobernador, más acostumbrado a viajar por la entidad en helicóptero.

Si en su visita pasada López Obrador mostró un discurso sobrio, ahora el ánimo de limar asperezas pedía mejores caras. Una de las carcajadas la soltó cuando Manuel García de 124 años y habitante de Ciudad Juárez, decía en un video que una dieta de frijolitos y carne era la clave de su longevidad.

El desfile de cifras de quienes reciben los programas de Bienestar cumplió con la parte oficial de la visita.

Fotografía: Gobierno de México

La inversión de estos programas en Juárez, dijo el secretario Javier May, llega a 336 millones 179 mil pesos, esto en beneficio de 67 mil 876 beneficiarios entre personas adultas mayores, personas con discapacidad y niñas y niños hijos de madres trabajadoras.

Corral habló de la posibilidad de un regreso paulatino a las aulas, como un modelo innovador que se ha implementado en Chihuahua en modalidad de asesorías.

Como resguardo, a falta de público, fue elegida la sede del Instituto Tecnológico de Ciudad Juárez (ITCJ), alma máter de Juan Carlos Loera, del candidato de Morena a la gubernatura de Chihuahua.

Vacunas, pensiones… y oposición al BRT-2

Minutos antes del arribo de presidente a Ciudad Juárez, en el exterior del ITCJ se concentraron médicos, jubilados, integrantes del Frente Nacional Ciudadano (FRENA), ciudadanos que se oponen al sistema integral de transporte BRT-2, así como residentes de la ciudad de Chihuahua y también de la sierra Tarahumara.

A excepción de los que llegaron de otras regiones del estado, que vinieron para manifestar su simpatía al presidente, la mayoría buscaron en vano hacer llegar directamente a mano de López Obrador sus quejas, denuncias y peticiones. Estas fueron recogidas por una brigada de funcionarios federales que, identificados con chalecos de Bienestar, atendieron y escucharon a los ciudadanos en el instituto como en aeropuerto, donde también se concentraron para darle la bienvenida al presidente.

Los primeros en llegar al exterior de la institución educativa, ubicada en la avenida Tecnológico, fue un grupo de jubilados y pensionados del IMSS que pretendió pedirle al mandatario que interceda por ellos ante la Secretaría de Hacienda para buscar una solución a la negativa de las afores de entregarles el dinero que tienen en la subcuenta de cesantía y vejez.

Los adultos vestían playeras en color blanco y portaban pancartas en color verde y naranja fosforescente en las que se leía “UNCIMSS-Cd Juárez, Chih. Protesta. Sr. Presidente tenemos una petición, queremos solución”; “Jubilados unidos, afores regresen nuestros ahorros de cesantía y vejez” y “este día no es fiesta, es de lucha y protesta”.

“Desgraciadamente en el sexenio de Peña Nieto crearon una ley que se contrapone a la ley del Seguro Social, donde dice que no se nos debe entregar la subcuenta de cesantía y vejez y en la ley del Seguro Social señala que si se nos debe entregar. Entonces se crea una jurisprudencia y el licenciado Videgaray ordena a la Consar que las 11 afores en ese momento se ampararan y no nos entregaran esa subcuenta, todo eso paso a perjudicarnos, al cumplir nosotros 60 años este dinero se va al Gobierno Federal siendo que es un patrimonio familiar no es presupuesto de la federación”, dijo Julián Torres Ochoa, jubilado.

Cerca del grupo de pensionados, ocho integrantes de FRENA se plantaron con mensajes en cartulinas o en un retazo de tela con los colores patrios donde que leía: “López tu gobierno de 4ts: torpe, terco, tranza, tirano. Cueva de ladrones”, así como: “López traidor a la patria. López vete ya”.

Entre gritos y arengas, los jubilados y los integrantes de FRENA se confrontaron. Los primeros gritaron “¿a poco están de acuerdo con Peña Nieto, él hizo esto. Por eso estamos aquí”. Después uno de ellos reprochó a FRENA el uso de la bandera mexicana al tiempo que otros gritaron “apátridas”, “sinvergüenzas” “son lo más corrupto”, “fuera FRENA” y terminaron cantando “es un honor estar con Obrador”.

Los de FRENA también gritaron a los pensionados “fuera Morena”, “tranzas”, “fuera López” y reclamaron la presión que se ha ejercido el Gobierno de la República contra a jueces federales.

Un grupo de doctores que vestían la bata blanca también se presentaron en el lugar para hacer público que demandan recibir la vacuna contra el COVID-19. Ellos señalaron que forman parte de la primera línea de atención contra esta enfermedad pues son el personal de primer contacto con los pacientes, detectan a personas contagiadas y los refieren a las instituciones públicas.

“De no ser escuchados, vamos a pedir ayuda humanitaria a los Estados Unidos porque nosotros también atendemos como sector médico privado a una gran población latina que reside en el Paso, Texas, en Fabens y Nuevo Mexico, vienen aquí a atenderse y esa atención se las brindamos los médicos (privados) y viene por todas las enfermedades, no solamente Covid”, expuso el presidente del Consejo Consultivo del Colegio Médico de Ciudad Juárez, Alonso Ríos Delgado.

Sergio Rueda de Observatorio Ciudadano y del grupo autodenominado “No al carril confinado” así como varias mujeres también estuvieron afuera del Tecnológico para exponer su oposición a la construcción del BRT en el bulevar Manuel Gómez Morín.

“No necesitamos un estorbabus, que le dicen modernidad con tan solo 60 camiones. Esto es lo que cuesta cada paradero que ustedes ven, tiene un promedio de 35 millones de pesos. Los de bulevar Zaragoza tienen un promedio de 9 millones de pesos, no son una casa de Campestre son estructuras metálicas que no han de pasar de 200 mil pesos.

Hoy le solicitamos al presidente de la República que escuche a los juarenses que no a sus representantes que prácticamente han sido nulos”, dijo Rueda mientras algunas mujeres sostenían cartulinas con los mensajes “no al carril confinado, apóyanos” y “no al bravo bus”.

Los vecinos de la Chaveña también arribaron afrente al Tecnológico, cargando una gran manta a través de la cual pedían que les regresen una cancha.

Sin embargo, ninguno de los inconformes fue atendido de forma personal por Andrés Manuel López Obrador. Él llegó al Instituto Tecnológico al filo de las 3:15 de la tarde abordo de una camioneta color negro y en cuanto los manifestantes supieron, rodearon el vehículo donde viajaba pero él subió el vidrio.

Un hombre que formaba parte del equipo de trabajo de AMLO, quien iba a pie, expresó que el jefe del ejecutivo federal no iba a hablar con ellos debido a la pandemia.

La bienvenida a AMLO en el Aeropuerto:

Los ciudadanos siguieron arremolinándose hacía la camioneta y algunos entregaron sus peticiones por escrito, a dos personas que caminaban junto a ese automotor y quienes pedían a las personas para permitieran el paso de los tres vehículos oficiales. Así entraron las camionetas por la parte frontal del Instituto Tecnológico, a un evento privado.

Los simpatizantes de AMLO llegaron unos minutos después de él a bordo de dos camiones. La mayoría eran mujeres, quienes pedían que se les proporcionaran los alimentos prometidos.

Alicia de la Cruz, una mujer de la tercera edad, quien junto con su marido llegó al edificio educativo para apoyar a Andrés Manuel, se desmayó. Ella fue auxiliada por Alma

Rosa Núñez quien venía de San Juanito junto con una mujer indígena y líder de costureras, Paula Holguín Soto –ambas pretendían pedirle al mandatario trabajo para la Tarahumara porque dicen se “están muriendo de hambre y debido al COVID-19”–.

Al ver que Cruz no reaccionaba, los médicos dejaron de protestar y también la auxiliaron, la colocaron de lado.

Luego llegaron dos ambulancias y los paramédicos de una de estas, subieron a la enferma a la unidad, pero al final no se hizo el traslado porque Alicia Cruz se negó.

Unos minutos después de las 4 de la tarde el evento privado se terminó y López Obrador, así como su comitiva, salieron del Instituto Tecnológico por la puerta trasera. Al enterarse todos los manifestantes se retiraron del sitio de forma pacífica. (Con información de Verónica Martinez)

contacto@laverdadjuarez.com

Notas Relacionadas:

2 Comments

2 Comments

  1. Pingback: 30 minutos para la bandera blanca en la gira presidencial - Perimetral

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

lo más leido

To Top
Translate »