COVID-19

La pandemia separa a familia miles de kilómetros

Diego, Camila y Rosa Solano en su casa de El Paso, hablando con Armando en China. Fotografía: Univisión 26

Por Viridiana Solano / Univisión 26

El Paso, Texas – Con la llegada del Coronavirus, muchas actividades y tradiciones familiares cambiaron. Tal es el caso de la familia Solano-Jaquez que se reúnen todos los domingos frente a la computadora para poder disfrutar en familia de la Misa. Sin embargo, esta familia lo hace unida en el amor, pero separada a miles de millas de distancia.

Fue hace 5 años que Armando Solano fue contratado para trabajar en una compañía de alta tecnología con sucursales en China a donde se mudó con su esposa y dos hijos. Hasta finales del 2019 todo iba bien, la familia disfrutaba el conocer una nueva cultura, comida, paisajes, tradiciones, sin imaginar que algo impensable ocurriría, la aparición de un virus llamado SARS COV-2 mejor conocido como Coronavirus. 

Para Enero del 2020, la familia Solano situada en Schenzen, a aproximadamente 680 millas de Wuhan, epicentro de la Pandemia en ese entonces, comenzó a vivir lo que se convirtió en una de sus peores pesadillas. 

Armando Solano habla desde China a su familia en El Paso. Fotografía: Univisión 26

“En ese momento muchas familias se empezaron a ir de China por cuestión de la preocupación, porque no sabíamos que tan fuerte era la situación, las noticias eran muy alarmadoras. No fuimos la única familia que se separó, los negocios se cerraron y las escuelas se cancelaron”, comentó Armando Solano. 

Ante lo grave de la situación y por decisión familiar, esposa e hijos decidieron salir de China antes de que Estados Unidos cerrara sus fronteras, ya que, en caso de una emergencia, temían no recibir la atención médica necesaria por tratarse de extranjeros. Así que emprendieron el vuelo de regreso a su lugar de origen, El Paso Texas.

Su propósito era esperar a que los casos de coronavirus en China se controlaran, pero cuál fue su sorpresa, que todo apenas comenzaba.

“Nos sentíamos más seguros estando en Estados Unidos si es que nos llegaba a dar algo, bendito Dios a más de un año, no nos ha dado el virus a nadie, cuando llegamos de China los niños y yo nos pusimos en cuarentena por 3 semanas”, comenta Rosa Solano. 

La familia Solano-Jaquez nunca pensó que Estados Unidos se convertiría en el país con más contagios a nivel global y que hasta la fecha, la crisis de salud no ha podido ser controlada a pesar de que ha iniciado el proceso de vacunación.

La familia Solano en China. Fotografía: Álbum familiar

“En verdad que dejé la mitad de mi alma allá porque sentía muy feo el venirnos y pensar que algo le pasara a él porque estaba muy feo el virus allá”, asegura Rosa Solano. 

Con el paso de los meses, el matrimonio Solano tuvo que tomar drásticas decisiones ante la separación física, una de ellas fue el hacer el gasto de comprar una casa fija en El Paso Texas, para darle un espacio y techo propio a sus hijos. Y la segunda decisión, la más importante, el decidir sobre la educación de los menores. Para sorpresa de ambos padres, fueron los propios adolescentes, de 15 y 11 años, quiénes les hicieron una petición.

“Quisimos quedarnos aquí, con la escuela en China porque al momento de regresar, pensamos que iba a ser muy diferente porque las escuelas son muy distintas aquí y en China”, comenta Diego Solano. 

Así que además de enfrentarse al reto de tomar clases virtuales, Diego y Camila toman clases en su escuela de China, con un horario nocturno.

“Yo empiezo la escuela a las 8 de la noche y termino a las 2:30 de la mañana y luego voy a la escuela del domingo hasta el jueves”, Diego Solano.

Y no sólo se desvelan todos los días, su esfuerzo ya se ha visto remunerado pues han recibido reconocimientos por su alto rendimiento escolar.

“Gracias a Dios los dos, este semestre pasado han sacado honores entonces estamos mucho muy orgullosos. Nos hemos dado cuenta como han crecido, como han madurado”, comenta su mamá. 

“Hay deportes como en esta foto, el Voleyball y extraño estar allá”, dice Camila Solano, “Mis amigas dejaron de publicar cosas que hacen para no hacerme sentir mal”.

A más de un año de estar separados y de que esta pandemia sigue presente, la incertidumbre de cuándo podrán volver a abrazarse y estar juntos los cuatro, sigue en el aire.

“Es una situación difícil porque hemos estado con la idea de que se van a abrir las fronteras, de que China las abre, pero no las ha abierto porque no se ha podido controlar el virus en otras partes del mundo, específicamente en Estados Unidos no se ha podido controlar la pandemia”, dijo Solano.

READ THIS STORY IN ENGLISH HERE

****

Este contenido fue producido como parte de Puente News Collaborative, una asociación binacional de organizaciones de noticias en Ciudad Juárez y El Paso, de la que forma parte La Verdad

Notas Relacionadas:

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

lo más leido

To Top
Translate »