Derechos Humanos

Ser Trans y vivir con una discapacidad, el desafío a la doble exclusión

Fotografía: Cortesía

Hablar sobre sexualidad y diversidad sexual de las personas con discapacidad, cualquiera que esta sea, es un tabú dentro de la sociedad, que por su condición los infantiliza, les quitan derechos, los nulifica

Karen Cano / La Verdad

Tras un virus que afectó a sus oídos, Erick Eduardo Márquez Altamirano, activista LGBT, perdió la capacidad de escuchar desde el 2015, situación que  lo obligó a aprender el Lenguaje de Señas Mexicanas.

“Pensé que ya no iba a escuchar nada, pero he podido recuperar poco a poco. Un oído si lo perdí, pero del otro sí mejoré”, relata al exponer cómo esta discapacidad afecta a las personas cuya identidad no es heteronormativa, excluyéndoles de diversos espacios ya no sólo por su identidad de género o preferencia sexual, sino también, por su incapacidad para poder comunicarse.

“Afortunadamente yo contaba con conocimiento y una gran red de apoyo, pero hay diversos estudios que indican que el 95 por ciento de las personas que nacieron sordas no saben leer ni escribir, entonces no cuentan con un canal de comunicación”, explica.

Una condición que, asegura, impide que se cuente con una adecuada educación sexual o que difícilmente sean informados e informadas acerca de sus derechos y temas relacionados a la diversidad.

Esto es reflexionado por Erick en el marco del Día de la Visibilidad Trans, fecha que conmemora la defensa de los derechos humanos de esta población, así como la necesidad de hacerlos visibles en la comunidad.

El también docente y experto en educación especial reconoce que hablar sobre la sexualidad de las personas con discapacidad, cualquiera que esta sea, es un tabú dentro de la sociedad, pues se tiende a infantilizar a las personas que poseen alguna, e incluso, se les minimiza en la mayoría de los casos, y se les considera incapaces de tomar decisiones.

“En las familias con hijos con discapacidad se desarrolla un duelo, y la única manera que han encontrado de sanarlo es por medio de las religiones, que los abrazan, y empiezan a nombrar a sus hijos como ‘angelitos’. Les empiezan a infantilizar y hasta les quitan derechos, los nulifican”, expone.

Además, ambas vulnerabilidades, como son la discapacidad y el ser transexual o transgénero, ya representan por sí mismas una razón de discriminación en diversos espacios, lo que duplica las dificultades de estas personas al momento de querer obtener un trabajo, querer pertenecer a espacios académicos, o simplemente solicitar un servicio cualquier en instancias gubernamentales.

“En el caso de las mujeres trans, sordas, ellas reciben una triple discriminación, por ser trans, por ser sordas y por ser mujeres. Al final, todo recae en que no existe un canal de comunicación; y si ya de por sí las cosas son difíciles para las personas trans oyentes, para alguien que ni siquiera puede defenderse es peor”, indica.

A ello añade que la enseñanza del Lenguaje de Señas Mexicanas no es de fácil acceso, que prácticamente ninguna instancia gubernamental cuenta con interpretes para poder atender a las personas que no escuchan y que la mayoría de las personas sordas ni siquiera culminaron la escuela por estas razones.

Erick es desde el 2017 activista en pro de los derechos de las Personas Sordas y en 2018 fue nombrado Coordinador de la Sociedad Civil de Intérpretes de Lengua de Señas Mexicana, Paso del Norte, primera empresa dedicada en este rubro en la ciudad.

Actualmente pertenece al colectivo Red Solidaria Trans, en el cual orienta a personas de la comunidad LGBT que son sordas, para que puedan acceder al ejercicio de sus derechos.

Este miércoles 31 de marzo, estará presente en el conversatorio “Diversidad y visibilidad TTTrans” que se realizará a través de redes sociales a partir de las 6 de la tarde.

El organizador de esta actividad es Daniel García Salinas, fundador de la Red Solidaria Trans, y activista por los derechos de esta comunidad, y relata que en un principio este colectivo se ideó específicamente de los hombres trans, pues son quienes culturalmente tienden a no querer ser visibilizados.

Sin embargo, a él también se han unido mujeres trans, y en general la red se ha enriquecido por personas que aportan desde diversas aristas en defensa de sus derechos.

“Además de visibilizar los problemas de violencia y discriminación también es importante la visibilidad de los derechos ganados, de que las personas sepan que existen, por ejemplo, protocolos de atención de salud, que la gente sepa que tiene derecho a exigir cosas porque así lo dicta la ley”, explica.

contacto@laverdadjuarez.com

Notas Relacionadas:

2 Comments

2 Comments

  1. Pingback: Hola, lectores! Les traemos el #hilo con... by @LaVerdadJz - Twitter Threads by Threadix

  2. Pingback: Ser Trans y vivir con una discapacidad, el desafío a la doble exclusión (Chihuahua) – La Voz Del Mayab

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

lo más leido

To Top
Translate »